Cookies en la web de PokerNews

Utilizamos cookies para facilitar las funciones interactivas como el acceso a la página y las votaciones. También permitimos a media partners de confianza la utilización del sitio. Deja activadas las cookies para disfrutar de una experiencia completa en la web. Navegando por nuestra página con las cookies activadas, estarás autorizando su utilización. Revisa nuestra información sobre cookies para obtener más detalles.

Continúe utilizando cookies
edit

Tan lejos, tan cerca: Mortensen roza ser November Nine en el 2013 WSOP ME

No pudo ser. Carlos Mortensen se quedó con la miel en los labios, a tan sólo una eliminación, tras superar a 6.343 jugadores, de conseguir su asiento en la mesa final de las WSOP Main Event, que se disputará el próximo Noviembre.

De hecho, en justicia habría de decirse que Carlos Mortensen jugó en la mesa final del Main Event 2013, aunque se reservara el asiento maldito que te aleja de los titulares, los focos y el acceso a la gloria durante los cuatro meses de espera que aguardan hasta el momento en el que se decide el ganador final. Burbuja de November Nine. Un destino cruel tras 70 horas de lucha, en las que Carlos ha luchado contra viento y marea por mantener un stack corto pero saludable, que al final, no ha sido suficiente.

El día comenzaba con 27 jugadores, de los que tan sólo 9 sobrevivirían. Nuestro compatriota comenzaba con uno de los mejores stacks, y se mantenía durante toda la jornada entre los 15 primeros. Con pocos altibajos, y sin poner en ningún momento su torneo en juego, su juego sólido hacía presagiar lo mejor.

Cuando solo restaban diez jugadores, las dos mesas de cinco se unificaron y Carlos acariciaba el premio a tanta lucha, situado como el octavo mejor stack, viendo como Mark Newhouse se quedaban con apenas 4 ciegas. Pero el americano se dobló con {a-Spades}{6-Hearts} frente al {q-Hearts}{4-Clubs} de Loosli, en una mano que pudo haber dado la gloria a nuestro compatriota. No fue así, y desde ese momento Mortensen comenzó a perder algunos botes pequeños y a ser pusheado por los big stacks, hasta convertirse en el jugador más corto de los diez.

En un cruel desenlace, Mortensen subió preflop con {a-Clubs}{9-Hearts} , que fue visto por el chipleader JC Tran con su {8-Clubs}{7-Spades} . Tras un flop {10-Clubs}{6-Clubs}{3-Spades} en el que Mortensen fue valiente y apostó, JC Tran no quiso tirar su mano. El turn fue un fatídico {9-Clubs}, dando escalera a JC Tran y segunda pareja más proyecto de color a Mortensen. Las fichas acabaron en el centro, y el river {2-Diamonds} no obró el milagro.

Ha sido una verdadera lástima que Carlos se quedara fuera de la mesa final, tan cerca de repetir su triunfo de 2001. En aquel año, Mortensen batió a 612 jugadores para embolsarse 1.500.000$ . Este año, ha sobrevivido a más de 6.000. Ningún error, sobrada capacidad, paciencia, y buen timing, han sido sus recetas para conseguir hacerse un hueco en la mesa final de diez jugadores. Él, a diferencia del resto, ya estuvo ahí antes, aunque esta vez se tendrá que conformar con quedarse a las puertas.

Para mitigar su desencanto le esperan 573.204$. Por quedarse tan cerca de igualar a mitos como Johnny Moss, Doyle Brunson, Stu Ungar y Johnny Chan, los tiene bien merecidos. A pesar de la desilusión final, enhorabuena Matador.

También puedes seguir las noticias y eventos en las redes sociales. Síguenos en Twitter y en la página de Facebook

Comentarios

No hay comentarios aún. ¡Sé el primero en comentar!

¿Qué opinas?
Registrate para dejar un comentario o inicia sesión en Facebook

Más popular esta semana