Antes de apostar

periodista

Cuando miro hacia atrás y recuerdo algunos de mis primeros éxitos como jugador de poker, no puedo evitar pensar que lo que hizo que tuviera beneficios cada fin de mes fue la agresión descontrolada. Eso no quiere decir que no estuviera haciendo algo bien, lo que pasa en que no estaba seguro de por qué hacía lo que hacía, de si estaba bien o de por qué tenía o no razón al jugar así.

No me malinterpretéis… hay mucho que se podría decir a favor de la agresión descontrolada y en general la sigo prefiriendo sin duda cualquier día de la semana a la pasividad controlada, pero el hecho es que una gran cantidad de la gente que juega al poker no tiene ni idea de porque están haciendo lo qué están haciendo, y menos aun sabe el por qué de les esta funcionando.

El caso más típico que lo demuestra seria la clásica jugada en la que un jugador sube antes del flop con reyes, obtiene un cliente con el que ver un flop que trae un as. Nuestro héroe hace entonces una apuesta de continuación. ¿Porque la está haciendo? ¿Es para obtener valor de una mano sin as más débil que la suya? Ciertamente hay situaciones en las que podemos tener buenas razones para apostar en este flop pero ¿esta apostando para que su rival se tire de su mano? Muy a menudo escucho a gente justificar su decisión diciendo “estaba representando el as” o “era un farol”.

Simplemente esto no tiene ningún sentido. Si de verdad estabas representando un as, entonces a las únicas manos que vas a ahuyentar son justo a las que ganas. Y las únicas manos que podrían ser un "farol" son aquellas que no van a ninguna parte.

Otra justificación muy típica para apostar sobre cualquier flop es decir que actuando así obtienen un beneficio inmediato si su oponente se tira una cantidad X de las veces. Esto es cierto, pero sin embargo hay muchas mejores maneras de obtener un beneficio varias X mayor en el largo plazo de nuestras manos si no le damos a nuestro oponente la oportunidad inmediata de retirarse de la mano.

Tal vez la peor razón que se escucha justificando el porque de una apuesta en este tipo de situaciones es "para ver dónde están en la mano”. La vieja excusa de apostar para recibir información. Que si se apuesta y se recibe acción, tu oponente tiene ya seguro un as o mejor, y te puedes retirar tranquilo.

Esta es la “razón” que más me disgusta de todas las apuestas posibles en cualquier situación, ya que básicamente estas convirtiendo una mano muy fuerte en un farol. Vas a tirarte ante todas las manos más débiles que te faroleen y sólo te pagan las manos que ya van por delante.

Hay muchas mejores maneras de jugar la mano (incluyendo apostar por valor en esta situación) que tendrán el agradable efecto secundario de darte toda la información que necesitas.

Fue sólo cuando realmente empecé a analizar mis manos seriamente que me di cuenta de que en realidad no sabia por qué hacia apuestas en ciertas situaciones. Fue mi entrenador el que me metió en la cabeza la mentalidad de siempre cuestionarme los fundamentos de cada apuesta en cada determinada situación antes de hacerla.

Esto comenzó hace ya mucho tiempo con una mano que en aquel momento consideraba “estándar" y que pronto se me hizo ver que no lo era para nada.

En una partida 6 max $2/$4 no limit, hubo un raise desde under the gun y yo tenia AQ offsuit en la small blind. Naturalmente yo hice reraise porque eso es lo que siempre hacía cuando me daban una mano medio decente, el raiser UTG pago mi raise y el flop trajo QJT multicolor. Apuesto cerca del tamaño del bote, porque eso es lo que solía hacer cuando conectaba top pair top kicker y entonces mi oponente me resubió all-in. No había mucho más por detrás con lo que pagar, así que lo hice y me mostró un set de jotas.

En aquel momento sugerí que había tenido mala suerte, pero mi entrenador en cambio tenia otra opinión. Me dijo que había regalado la mano y que había hecho una apuesta de continuación horrible (también discutimos los méritos de solo pagar o hacer reraise under the gun con AQ, pero eso un tema diferente del porque había tirado la mano y tema para otro día).

La razón que importaba aquí es que hice una apuesta que sólo podría ser pagada si estaba vencido.

La realidad es que ya había varias manos que me ganaban en este flop y mi apuesta tiraba de la mano a todas las manos que no lo hacían. AA, KK, QQ, JJ, TT, QJ, QT, JT eran todas manos que me pagarían gustosas mientras que las únicas manos a las que ganaba eran AJ, AT y KQ y las cuales era muy difícil que siguieran en la mano tras mi reraise pre-flop, y bet en flop. Además al tener yo el A y la Q hacia menos posibile el que tuviera esas manos.

En esta mano aprendí que check-call era la única forma en la que podría sacar dinero extra en este bote (cuando iba por delante) y que apostar era sencillamente una jugada horrible.

Esta fue probablemente la mano que me abrió más los ojos de todas las manos que jamás haya analizado, aunque la mano en si no tiene nada del otro mundo. El hecho es que desde entonces enfoco las apuestas en las manos de una manera diferente: Desde esa mano hay tres preguntas que siempre me hago cuando estoy a punto de apretar el gatillo y apostar:

¿Me pagará una mano peor que la mía?

Cuando tengo una mano hecha y estoy buscando obtener algún valor de ella, lo que hago en primer lugar es tratar de agrupar todas las manos que mis oponentes probablemente tendrán, y cuántas de estas pagarían una apuesta mia. Obviamente, esto depende MUCHO del rival. Un pescado va a tener un rango mucho más amplio de call que un regular bueno.

La mano anterior del AQ es un ejemplo perfecto de una mano a la que es poco probable que le paguen manos peores, pero hay otros caminos. Digamos que tienes 22 en un flop 2JT con dos corazones.

Esta es una situación donde seguramente nos pagaran manos mucho peores. Cualquier jota, cualquier diez, un draw de corazones, cualquier proyecto de escalera máxima o cualquier overpair por lo menos pagara nuestra primera apuesta y es una gran razón para apostar por valor en vez de ponerse a hilar demasiado fino.

Comparemos esto con una situación en la que tengamos A-6 offsuit en un flop A-9-3. Apostar por valor aquí debe de hacerse con precaución en este tipo de flop porque el as va a asustar a muchos jugadores sólidos con parejas más pequeñas, no hay proyectos obvios y es más que probable que te paguen ases con mejor kicker. Esta es una situación perfecta para convertir tu mano en un caza faroles. Esto te será más rentable, porque así le das a todas las manos que ganas la oportunidad de poner dinero en el bote cuando de lo contrario se retirarían. Si tú oponente es un calling station que paga todo eso cambia las cosas un poco y probablemente es más aconsejable apostar porque casi seguro que pagara con una pareja peor.

Cuanto mayor sea el rango de manos con el que tu oponente te pueda pagar, más hay que tender a apostar. Una pequeña sub pregunta que también te puedes hacer aquí es "¿qué es lo máximo que puedes apostar y ser pagado por una mano peor?". Esto es ciertamente complicado, y depende mucho del flop y del oponente específico, pero definitivamente es algo a tener en mente.

¿Puedo hacer tirarse a una mano mejor?

En el extremo completamente opuesto del rango, que seria cuando estás tratando de robar un bote, hay que ver el flop y preguntarse si las cartas comunitarias han fortalecido o debilitado el rango de tus rivales. Hay algunos jugadores que están dispuestos a hacer la apuesta de continuación en casi todos flop, lo que es un leak enorme y muy similar a tirar directamente su dinero a la basura.

Al igual que una mesa con muchos proyectos de cartas altas es ideal para hacer apuestas por valor porque muchas manos te van a pagar, también esto los hace los hace peores flops para intentar farolear. A9TQ con dos de tréboles es el peor de los flops para intentar llevarte el bote de farol porque hay muchísimas combinaciones de manos que es más que probable que tengan algo y que pagaran tu apuesta: AA, KK, QQ, JJ, TT, 99, AQ, KQ, KJ, AT, , AJ, QJ, QT y las manos que tenga un draw de dos cartas para una escalera. Si la mesa es coordinada por lo general es un mal lugar para el farol.

Los flops secos son buenos para intentar faroles, porque hay menos manos que serán capaces de pagarte. Un flop como K-7-2 o A-9-3 rainbow son magníficos para disparar una apuesta de continuación, porque tu oponente necesita al menos un rey o un as para poder continuar. Hay algunos flops secos que también son malos para un farol, principalmente los bajos y con cartas doblada como 2-2-6, porque nadie se va a tirar en esas situaciones e incluso podría ser que te pagaran con carta alta.

Según avanza la mano, mantente atento a cartas que puedan asustar a tu rival porque sean cartas que de una manera realista puedan incluirse en tu rango y te puedan haber ayudado. Si la mesa dobla carta o cae la cuarta carta del mismo palo, son situaciones perfectas para farolear porque son exactamente el tipo de cartas que hacen a tus oponentes tomar decisiones del tipo “o vamos con todo o nos tiramos”. Grandes cartas en flops bajos, como un rey o as en flops que con anterioridad no pasaban del 6 alto también pueden convertirse en cartas magnificas para intentar llevarnos el bote sin nada.

Una vez que hayas adquirido la costumbre de hacerte esta pregunta, también debes de comenzar a preguntarte "¿Cuál es la cantidad más pequeña que puedo apostar para llevarme el bote?" En un período largo de tiempo, una ciega grande o dos ahorrada en cada farol mejorará tu win rate muchísimo. Una vez más, esto es algo que depende de la situación y depende mucho de cada mano en específica, pero recomendamos experimentar desde ya con tus tamaños de apuestas para tener una idea clara de cual es el tamaño de la apuesta más pequeña que se podría hacer y seguir siendo creíble como farol.

¿Qué debo hacer si me resuben?

La última pregunta que me hago es la pregunta que tal vez más pasan por alto los jugadores excesivamente agresivos. Siempre que hagas una apuesta, con la excepción obvia de un all in, hay una buena oportunidad de que te resuban. Aquí es donde muchos jugadores se quedan atascados.

Hacen una apuesta como si su agresividad fuera la solución a todo y cuando les salen respondones se quedan sorprendidos y no saben cómo responder. En particular esto es más problemático en el poker online, porque tienes el tiempo limitado para tomar tus decisiones. Adquirir el hábito de preguntarse antes de apostar lo que haremos si te hacen un re-raise es una gran idea.

Un buen ejemplo seria tener dos reyes en la mano en un flop A-6-7 con dos picas contra un oponente loose pasivo. Esta es una situación en la que si tu oponente es capaz de pagar con un rango muy amplio de manos inferiores a tus reyes debes hacer una value bet, pero ¿qué hacer si te resube? De repente pasamos a estar entre la espada y la pared, contemplando como este jugador pasivo puede tener el As o estar de semi farol con un proyecto.

Decidir antes de apostar lo que haras si te resuben es fundamental para hacer mucho más fácil el jugar la mano y para poder tomar una decisión objetiva, en vez de esperar a que te resuban y tomar una decisión apurada con el ritmo cardiaco acelerado. Si decides antes de que tu rival te resuba que esto significa que tiene al menos un as antes de hacer tu apuesta, cuando resuba puedes tirar tu mano con seguridad, en vez de tomar decisiones erráticas, como el clásico poner su mano en el único rango que podemos vencer y regalar nuestra caja con nuestros reyes.

Esto también te puede ayudar a determinar si merece la pena apostar en el primer lugar. Si tienes por ejemplo un buen proyecto con el que normalmente apostarías de cara, pero no tan bueno como para querer pagar un re-raise con el, tal vez sea la señal de que mejor jugarla al chek call.

También te puede informar de la mejor cantidad a apostar. Si tienes una mano con la que ya has decidido que no te quieres tirar ante un re-raise, es posible que sea mejor apostar más con ella para comprometerse con el bote. O bien puedes apostar menos para controlar el bote y hacerlo más pequeño para poder pagar un re-raise sin compromete demasiado o retirarte de la mano.

Hay un millón y medio de preguntas que se pueden y deben hacer antes de cada apuesta o de cualquier acción en el póker, pero en general he descubierto que estas tres preguntas son suficientes para mantenerme fuera de problemas y me ayudan a evitar regalar mi dinero.

Acostúmbrate a hacerte estas preguntas en voz alta a ti mismo y estoy seguro de que así tu proceso de toma de decisiones se hará mucho más fácil y mucho menos estresante cuando tienes un gran bote entre manos.

Consulta nuestra sección de estrategia para más articulos con los que mejorar tu juego.

Más historias

¿Qué opinas?