Bankroll Builders, Vol. 1: Super Turbo SNGs Parte 2

pasta

Ayer pusimos la primera parte de nuestra nueva serie "bankroll Builders" donde damos toda la información que necesitas para empezar a jugar super turbo sit-n-go. Hoy seguimos con consejos para ayudarte a aplastar a la competición en los sit-n-go de los límites bajos.

Consejos desde las trincheras

Se requiere mucha más habilidad para jugar SNG súper turbo de lo que uno podría pensar. Aunque estaremos jugando poker de push-o-fold el 95% de las veces, un juego simple, sólido y una buena comprensión del ICM (Independent Chip Modeling) puede llevarte muy lejos. El comienzo de un súper turbo es como empezar de golpe en el nivel 75-150 de un turbo ordinario.

Los stacks son poco profundos y los jugadores envidan o foldean. En súper turbos el ajuste a realizar en los primeros niveles es darse cuenta de que todo el mundo está en la misma situación. No entrar en el pánico general y empujar con el primer As con kicker lamentable que nos repartan.

Con diez big bets en fichas y unos rivales débiles, hay muchas posibilidades de que algunos jugadores de la mesa caigan en este grave error y empujen con la primera mano "jugable" que vean. En los SNG súper turbo, los jugadores pueden estar haciendo este movimiento con una gama muy amplia: cualquier par, cualquier as, cualquier combinación de cartas altas como KQ, KJ, QJ, KT, QT, y en ocasiones aún más marginales como J-T, J-9 o conectores suited. Estos jugadores están dispuestos a jugársela, así que si coincide tener una gran mano contra ellos, paga sin problemas y recoges el dinero muerto.

Si eres tú el que se encuentra frente a un all in durante las primeras manos, hay que ajustar tus rangos para el call. Pagar un all-in con una mano como K-9 puede ser (y probablemente lo sea) un movimiento sólido en las etapas posteriores del SNG, pero en este punto sería conveniente cerrar un poco más el rango de pago. La estructura es rápida y los stacks pequeños, pero eso no significa que no habrá mejores momentos para obtener fichas más adelante.

Hay que pasar los primeros niveles en busca de buenas situaciones para recoger dinero muerto. A pesar de jugar en una estructura en la que limpear casi nunca es correcto, los jugadores en estos súper turbos lo hacen constantemente desde el principio, sobre todo con las manos marginales como pares pequeños y conectores del mismo palo con los que saben que no pueden ir all-in , pero que no pueden soportar tirar. Empuja por encima de los limpers y llévate ese dinero muerto.

En la burbuja hay que mantener los ojos en las fichas de tus oponentes. Hay que saber en todo momento quien va a pasar por las ciegas y qué parte de su stack se van a comer. Esto es crucial para ajustar sus rangos. Un jugador con 260 fichas frente a las ciegas 50-100 empujara con un rango mucho más amplio de manos desde UTG que uno con 780 fichas. En otras palabras, una burbuja de súper turbo va a ser muy similar a una burbuja de un turbo regular. Hay que ser paciente a menos que tengamos una enorme pila que asuste y con la que podamos abusar si tus oponentes son fácilmente presionados.

Presta atención a los rangos de call y all in de tus rivales. La gente tiende a empujar y pagar con más facilidad en los súper turbos que en un turbo regular. A menudo por el simple hecho de que no tienen tanto tiempo invertido en la partida como tendrían en un SNG con una estructura mayor.

Hay que mantener un ojo también en los jugadores regulares. Cada estilo de SNG tiene sus habituales y los súper turbos no son una excepción. Utiliza herramientas como el PokerTracker o Holdem Manager para darte aún más ventaja cuando se trata de hacer un seguimiento a tus oponentes y sus tendencias.

Ya este tu banca “busta o robusta”, los súper turbo SNG pueden ser una forma rápida para multiplicar tu bankroll. Establécete un desafío. Juega 1.000 SNG para ver cuánto puedes ganar en esta modalidad llena de jugadores debiles.

Para probar tu habilidad en los SNG súper turbo, abre una cuenta en Full Tilt Poker.

Más historias

¿Qué opinas?