El juego Heads-Up el el poker y su importancia.

El juego Heads-Up el el poker y su importancia. 0001

El juego de Heads-up (literalmente "cabezas arriba", pero que nosotros denominamos "uno contra uno") es esencial para un buen jugador, y las salas de poker lo han puesto de moda al ofrecer una amplia oferta online de juego entre sólo dos jugadores.

El Heads-Up o HU es divertido, y es una buena manera para mejorar tu juego. A corto plazo, es bueno porque no hay "donde esconderse" – estás pagando cada mano las ciegas, y la acción es obligatoria; si esperas a tener Ases de mano, no es rentable. {j-Diamonds}{4-Clubs}, {a-Diamonds}{2-Clubs}, {k-Spades}{3-Clubs}..., estás obligado a ver flops con estas manos (a menos que te hagan un raise fuerte), y a subir con cualquier cosa jugable, y sólo tirar la verdarera "basura" como {5-Spades}{3-Hearts} o {7-Hearts}{2-Spades}. De este modo, hacer faroles, leer al oponente, y estudiar su juego post-flop, son cosas más importantes incluso que las cartas.

Otro elemento importantísimo en el HU-Heads-Up es la posición, que es clave en el juego No-Limit; es tan importante como lo puede ser el servicio en el tenis. El botón es quien tiene la ciega pequeña, y por lo tanto habla primero pre-flop, pero luego tiene la última palabra en el resto de las calles. El jugador con posición siempre tiene siempre la oportunidad de llevar el tamaño del bote hasta donde vea que el rival está incomodo, y puede seguir presionando en el post-flop en función del movimiento anterior del rival.

En general, en el HU se debe jugar atacando la mayoría de las veces con posición, y la mayoria del juego defensivo se debe desplegar cuando estás sin ella. El grado de agresividad, tanto en ataque como en defensa, depende del tamaño de las ciegas; si estás al final de un torneo, y las ciegas están por las nubes, con el riesgo de implicar tu stack en cualquiera de las dos posiciones, hay que tener muy en cuenta que con posición tienes la última palabra en las tres rondas después del flop, y por ello, si quieres, puedes lanzar tres apuestas contra el rival, obligándole (si es tu objetivo) a poner el total de sus fichas en juego.

Trabajar tu agresividad y el uso de la posición con estas directrices generales es el primer paso para el éxito en el Heads-Up, pero también es clave el estudio del oponente. Afortunadamente, si sigues la fórmula de ataque constante desde el botón (a no ser que encuentres una resistencia fuerte), combinando con una buena defensa, pronto verás de qué está hecho tu oponente, y verás cómo su juego responde al tuyo. Si lees que está usando la misma estrategia que tú, lo más probale es que los dos terminéis en una batalla larga y dura de desgaste, donde ninguno de los dos daréis un paso atrás, y sólo acabará el duelo cuando las ciegas sean altas y uno caiga en una par de botes grades.

No obstante, si siempre encuentras acción en las primeras escaramuzas del juego, lo más probable es que tu oponente tenga un punto débil...; por ejemplo, puedes estar haciendo call con demasiada frecuencia, o hace "check-raise" sin posición, mostrándose vulnerable, o a lo mejor juega pasivo cuando va por detrás, dejándote a ti la iniciativa. ¿Farolea demasiado, o siempre responde de una determinada manera? A lo mejor sube con mucha frecuencia o no lo suficiente, dejándote arruinar su propia dinámica de juego.

Sólo dos jugadores en pie al final de un torneo... Una de las más bonitas situaciones del poker
Sólo dos jugadores en pie al final de un torneo... Una de las más bonitas situaciones del poker

Todos estos puntos débiles se deben aprovechar en el trancurso del juego, y lo deberás ajustar para explotarlas en función de lo que vaya pasando. El poker no es un juego de "machos" o de intuciones, o una guerra de egos para ver quién es el más valiente... es una simple cuestión sobre quién se llevará las fichas al final. Como siempre, en el No Limit, un sólo error muy grande puede costarte la partida, pero sí se pueden (y es mejor) soportar un buen número de errores, usándolos a nuestro favor (puedes, gracias a ellos, ver las cartas del rival). Así que hay que ir siempre con tiento, y asegurándote de que es tu oponente el que comete errores, y no tú.

En el Limit Hold'em, el HU es algo diferente; la posición tiene menos importancia, pero no por ello hay que despreciarla. Esencialmente, todo termina siendo una guerra de agresiones, pero de pura psicología. Se debe de subir desde el botón con cualquier mano que estés jugando, y llevar la mano al river si tienes claro que vas por delante, intentando meter en el bote todas las apuestas extra posibles. En el Limit, en contraste con el No Limit, se pueden cometer grandes errores (de hecho, algunas veces uno se puede aprovechar de esto, si sientes que los faroles no son efectivos con tu rival) pero no te puedes permitir muchos pequeños errores, porque son más difíciles de remontar.

En este formato, los jugadores de límites altos son hiper-agresivos. Muchas veces, suben y resuben antes del flop con manos que no tienen probabilidades de ganar, pero sólo lo hacen para confundir al oponente, tratando de llevar la iniciativa.

En el juego No Limit, las batallas prolongadas no son frecuentes, porque tarde o temprano hay un ganador, pero en el Limit las batallas pueden ser de varias horas, y el factor suerte oscila de uno a otro continuamente; el ganador, al final, es quién es más fuerte en la guerra psicológica, manteniendo sus probabilidades y sobreviviendo al estrés mental de una sesión tan larga.

El Heads-Up es el alma del poker, porque en las mesas full ring también se juega HU: un buen jugador busca aislarse contra otro en cada mano, para tener un mejor control y lectura de la mano. Además, permite adquirir experiencia más rapido en situaciones que te encontrarás en full ring con mucha menor frecuencia.

Busca, haciendo click en el link de este párrafo, toda la oferta de juego Heads-Up que te ofrecen las salas de poker favoritas de PokerNews España.

Más historias

¿Qué opinas?