La Importancia de Jugar con la Imagen

La Importancia de Jugar con la Imagen 0001

Este es un tema del que no se habla lo suficiente, pero la imagen de un jugador en la mesa de póker es de suma importancia, especialmente al largo plazo, y no es algo que muchos jugadores saben utilizar adecuadamente. La importancia de este concepto nace del hecho de que la impresión que tienen otros jugadores acerca de la forma en que jugamos, es lo que los impulsa a tomar decisiones en todo momento y con cada acción que llevan a cabo.

Cuando hablamos de la imagen de un jugador hablamos de su comportamiento en la mesa, del nivel de agresividad del jugador, y de otras cosas como su vestimenta, pero la clave está en como utilizar esa imagen a nuestro favor, ya que si podemos aprovechar la información adicional creada por la imagen que nos muestran otros jugadores, nos podemos beneficiar considerablemente.

Es vital también tener un plan establecido sobre que es lo que queremos lograr con la imagen que proyectamos porque el más mínimo descuido puede destruir horas de trabajo en el establecimiento de dicha imagen. Perdemos mucho si queremos aparentar ser conservadores ("tight players"), y en una mano en la que tratamos de hacer un bluff innecesario, los otros jugadores pierden el respeto que tanto había costado conseguir.

A continuación repasamos a más detalle algunos de los puntos más obvios que debemos tomar en cuenta cuando queremos sacarle provecho a este concepto.

Comportamiento del Jugador en la Mesa

El póker es un juego en el que tanto expertos y amateurs lo han definido de diferentes maneras. Para mi la mejor definición es la de un juego de destreza en el que el buen jugador sabe como adquirir la mayor cantidad de información acerca de sus oponentes para poder tomar buenas decisiones. El comportamiento de un jugador, como se maneja en la mesa, y hasta las cosas que dice y su vocabulario, dicen mucho sobre su forma de jugar, y por ende, de su imagen. Después de un tiempo de observación, debemos clasificar a los participantes de la mesa, pero no podemos aferrarnos a esto, ya que ellos también pueden usar su imagen en tu contra.

Un perfecto ejemplo de esto es un caso mostrado en el libro "Phil Gordon's Little Blue Book", en una sección llamada Lo Opuesto ("The Opposite"), donde el autor Gordon se encuentra jugando un torneo en el Ultimate Póker Classic del 2003. La sección habla de la Mesa Final de este torneo en la que su contrincante en esta mano, el legendario Phil Helmuth tiene una imagen definida sobre Gordon, como un jugador conservador pero agresivo en los momentos oportunos.

Quedan 4 jugadores en la mesa, la primera posición se retira, y Helmuth en el botón sube 3 veces la ciega alta. Gordon con QK dice que Helmuth esperaría que el resubiera con esta mano, y por esto para confundir solo le iguala la apuesta a Helmuth mientras que el jugador en la ciega alta se retira de la mano. El flop sale Q-K-3, con posibilidad de color, y Gordon piensa que lo que Helmuth esperaría de él en este caso sería una apuesta, y por esto solo pasa, Helmuth hace lo mismo. En el turn sale otra Q, y Gordon dice que Helmuth esperaría otro check por lo que apuesta ¼ del pozo y Helmuth iguala. El river es un 4, y Helmuth esperaría una mandada débil, por lo que Gordon manda una apuesta fuerte y Helmuth le paga. Usando este concepto Gordon le logró sacar una mayor cantidad que la que hubiera conseguido si jugaba como lo hace normalmente.

En pocas palabras, haciendo lo opuesto a la imagen que ciertos jugadores tienen sobre uno, podemos convertir esto en una fuerte arma contra algunos jugadores, incluso de la talla de Phil Helmuth.

Nivel de Agresividad del Jugador

Con la simple tarea de observar determinadamente como se desenvuelven los jugadores en la mesa, ya sea online o en vivo, podemos obtener una gran cantidad de información que nos puede ayudar a tomar decisiones en momentos claves.

Un claro ejemplo de esto es ver a un jugador agresivo que le gusta subir en muchas manos en la ciega alta cuando nadie ha apostado. Nosotros en el botón esperamos pacientemente por una mano monstruo y nos llega KK. Podemos aquí de vez en cuando darnos el lujo de solo pagar y esperar una subida del jugador en la ciega alta, en la que podemos resubirle y llevarnos el pozo de inmediato, o solo igualar intentando sacarle más dinero calladamente a nuestro contrincante. La segunda opción es más arriesgada, y solo es recomendable en momentos en que tenemos una buena estaca.

Vestimenta

Hay personas que pueden creer que clasificar a un jugador por su vestimenta sea exagerado, pero todos lo hacemos inconscientemente y es un factor determinante en la imagen que se proyecta en la mesa. La percepción que se obtiene sobre una persona proviene de los sentidos, principalmente la vista, y mucho de lo que pensamos de una persona y ellos de nosotros se forma de la primera impresión. Simplemente no es algo que debemos obviar en el póker, ya que al largo plazo este tipo de cosas si influyen lo suficiente como para tomarnos el tiempo y considerarlas.

Debemos planear con anticipación como queremos vernos ante los ojos de los otros jugadores y saber con que propósito lo hacemos. A mi personalmente me gusta mostrar una imagen conservadora al principio de los torneos, ya que más tarde cuando las ciegas están más altas y hay una mayor cantidad de dinero muerto en la mesa, puedo robar con mayor libertad si hago una subida importante. El punto es prepararse para todos los aspectos posibles que nos den una ventaja adicional sobre los adversarios.

Más historias

¿Qué opinas?