Psicología del poker - Volumen 3 – Partidas caseras

psicologia poker estrategia

Artículo anterior: "Psicología del poker - Volumen 2 - La psicologia en las mesas"

Es viernes por la noche, las patatillas, las aceitunas y la cerveza fría están preparados. Tienes dos barajas nuevas, y uno de tus amigos trae su maletín de fichas de cerámica. Esposas y novias (aunque a veces es al revés, ojo) están en cualquier otro lugar (excepto tu señora, que vuelve a casa después de ganar algo de dinero en el club de golf...). Como en cualquier otro sótano, garaje o comedor de casa, está todo preparado para empezar la partida de poker entre los amigos.

¿Una partida de poker entre amigos?

Yo te daría un consejo de amigo, basado en la psicología: si eres un jugador de poker serio o semi-serio, deja de jugar esas partidas entre amigos inmediatamente. Olvídalas y aléjate de ellas.

¿Cómo? ¿Por qué?

Porque esas partidas te pueden costar caras.

Psicología del poker - Volumen 3 – Partidas caseras 101

Te lo explico: juzga si esto te suena familiar... empiezas a jugar una partida y os contais historias de los niños, del trabajo, del Real Madrid, del Barcelona, etcétera... Las cervezas van haciendo efecto (excepto al amigo soltero que aún es medio hippie y sigue inmunizado), y comienza la partida. 0,50€/1€, tal vez 1€/2€. Aunque hay alguien que siempre quiere jugar al Five Card Draw, durante la noche se acaban jugando modalidades diferentes.

Empiezas a dormirte, y en cada mano que juegas pierdes 100€. Cada vez es más tarde... Es la partida entre amigos de siempre. Llevas años jugando con ellos; a algunos los conoces del instituto, y a otros del Club de Golf, quizás. Es una partida para divertirse y relajarse, olvidarse un poco del trabajo y la familia. Es inofensiva, ¿no?

Pero es poco útil para un jugador serio de poker como tú.

El problema es que te has entrenado para hacer las apuestas correctas según las odds, y ahora en estas partidas dices para ti mismo: “Venga, pago. Sólo para ver qué llevas”.

Este tipo de calls los vas a llevar a tu próxima sesión en tus partidas serias y te van a costar dinero.

Este es un viejo axioma del deporte, sobre la memoria muscular. Simplemente, se trata de que no estás dando lo mejor de ti. Un jugador de tenis o un futbolista, saben perfectamente cuándo no dan lo mejor de sí. ¿Por qué van a dejar de jugar su mejor juego a propósito?

Fuzzy Zoeller
Fuzzy Zoeller

Fuzzy Zoeller (jugador profesional de golf, americano) nos cuenta que jugando en un partido benéfico con otros tres jugadores profesionales, pasó algo muy curioso: "las reglas para los 'Pros' eran muy sencillas, teníamos que jugar con los hierros de la mano contraria a la que usábamos normalmente, y sin maderas. Uno de ellos, después de jugar los 18 hoyos con la zurda, perdió por completo su juego corto, y prefiero no citar quién era".

¿Podría pasar con el poker? Preguntemos a los 'Pros'

Hace poco, estuve en un evento benéfico, con muchos de los grandes nombres del poker. Había, dispersos por la sala, varios ganadores de las WSOP, la mayoría de los jugadores de Full Tilt, de Ultimate Bet y de Doyle´s Room. A la vez que jugaban, firmaban autógrafos, apostaban sin ver lo que tenían, o sólo miraban una carta; no estaban muy atentos a la partida. Al fin y al cabo, son profesionales divirtiéndose y donando las ganancias para una buena causa, ¿verdad?...

Bien, pero yo les pregunté: y todos me respondieron que actuaban así porque era por una buena causa, hasta que uno de ellos, amigo mío, me llevó aparte y me dijo:

“Creo que no es sólo esa razón por la cual no jugamos concentrados. Si te fijas todos hacemos lo mismo. Si jugamos para ganar, jugamos para ganar, pero si jugamos a ratos para ganar y otros no, eso es malo. Si no intentamos cazar al rival en un evento benéfico, o tampoco intentamos leer los tells o usar otras armas, y lo dejamos sólo para las partidas de verdad podemos perder nuestro 'edge' o ventaja en el juego".

Cuando les hice la pregunta a unos cuantos profesionales más, estaban de acuerdo en lo dicho por mi amigo.

No le pidas a un Pro que juegue a medio gas o se deje un poco. No en el poker, ni a pilotos de aviones, ni tampoco a pilotos de carreras. Cuando has afinado tu motor para competir a alta velocidad, no compitas nunca en segunda marcha.

“¿Por qué piensas que jugamos poker chino mientras vemos desde el rail un Main Event? Porque aún así puedes gamblear y apostar, pero sobre todo, porque puedes desconectar de hacer lecturas, y de contrarrestar estrategias del rival durante un rato”

Para terminar, nos quedamos con las palabras de un doble ganador de un brazalete.:

“No hagas por diversión lo que haces como medio de vida, perderás tus ventajas como profesional”

Conclusión: dame una patatilla, pero juguemos a los dados, no al poker; gracias...

Artículo siguiente: "Psicología del poker - Volumen 4 – La ansiedad y el miedo"


Cualquier comentario/opinión o pregunta, podéis hacerlo, o bien usando los comentarios (debajo de este artículo) o entrando en nuestro foro de poker de Es.PokerNews.com.

Más historias

¿Qué opinas?