Psicología del poker - Volumen 4 – La ansiedad y el miedo

poker ansiedad miedo terror

Artículo anterior: "Psicología del poker - Volumen 3 - Partidas caseras"

Anoche escuché un grito que venía de la cocina de mi casa. Cuando llegué, a toda prisa, me encontré a mi pareja, a nuestro gato y a un roedor gris diminuto, todos petrificados en una escena de terror de alta intensidad. Arrojé un paño de cocina, y llevé al ratón Mickey al exterior. (Solemos practicar la caza no cruenta en mi hogar, siempre liberamos a la presa con vida)

En ese momento, mi media naranja me dijo: “No puedo creer que haya tenido miedo de un ratón”...

Bueno, ella no tenía miedo de verdad. Normalmente tienes miedo en una zona de guerra, o cuando llegas a una curva de la carretera en una noche oscura y lluviosa, y ves de repente un tractor parado en tu carril. Ella tuvo ANSIEDAD, cuando vio al ratón en la cocina, y constató que iba a sucumbir devorado por las mandíbulas de nuestro fiero tigre doméstico.

Muchas veces has oído o has dicho: “Tenía miedo de su enorme stack” o “Tenía miedo de su proyecto de color en las cartas comunes”. Claro que no sentimos miedo “real” en una mesa de poker. Sin embargo, hablamos de ansiedad, temor, angustia, consternación, dudas, nerviosismo, desconfianza, timidez, preocupación, hablamos sobre sensaciones y emociones que pueden afectar a tu juego.

El miedo es una sensación desagradable sobre un riesgo o un peligro que te persigue, sea real o bien imaginado. El miedo también puede ser descrito como una aversión extrema hacia ciertas condiciones, objetos, gente, o situaciones como: vértigo, miedo a las serpientes, claustrofobia, miedo a que te pinchen un "one-outer" en el river, etc.

El miedo no debe trabajar en  tu contra, al llegar a un determinado nivel en el poker, tienes que aprender a gestionarlo
El miedo no debe trabajar en tu contra, al llegar a un determinado nivel en el poker, tienes que aprender a gestionarlo

Para los que dicen: “Yo nunca tengo miedo en una mesa de poker”, os pido que imagineis esta situación: estás en una mano en el flop, y haces una apuesta grande con un semi-farol. No tienes la mano hecha, pero tienes claros tus outs, muchos outs, para ligar una mano ganadora...

Y justo tras poner tu apuesta en el centro de la mesa, el jugador a tu izquierda dice, seguro de sí mismo: "¡All-in!".

¿Lo ves ahora más claro? Vamos... ¿Qué sensaciones tienes?

Puedes llamarlo como quieras, pero esa sensación que percibes es la que analizamos en este artículo. Llámalo malestar o inquietud. Llámalo como tú quieras, cuando te surge en la mesa tienes que saber como tratarlo, porque esa sensación puede ayudarte en tu juego, o bien puede costarte muchas fichas. Por eso te digo que la llames como desees, pero no tengas miedo de usarla para ganar.

Los humanos somos animales, y estamos sometidos como tales al "condicionamiento por miedo": el temer a ciertas situaciones o estímulos es algo que se aprende. También podemos olvidar miedos que nos han condicionando durante toda nuestra vida.

Por ejemplo, cuando tienes un par de Reyes, y en el flop aparece un As, tienes miedo que alguien tenga un As. ¿Qué es lo que temes ahí? Le tienes miedo al As, por supuesto, pero si no sales de cara con una apuesta con Reyes en mano, ¿no lo hará el rival, para confirmar tus peores augurios? Y un jugador bueno ¿no va a apostar siempre con un As en el flop, cuando ven que haces check fold en esas situaciones? Tienes que reemplazar tu miedo al As con un temor más beneficioso: el miedo a que nadie haga call a tu raise preflop, y que sólo te puedas llevar las ciegas con tus Reyes de mano.

"¡Ay ay ay ay....!"
"¡Ay ay ay ay....!"

El miedo al éxito y el miedo al fracaso también están presentes en la mesa de poker. El miedo al fracaso, incluye dudas sobre si mereces el éxito, y/o el miedo hacia los consecuencias que el traerá el exito. ¿Quieres una prueba de que no todo el mundo quiere ganar, realmente?

Jamie Gold, el ganador del Main Event 2006 de las WSOP, dijo que durante los últimos días del torneo tenía absoluto terror por la posibilidad de ganar — no por el premio de 12 millones de dólares, sino por la fama que le reportaría la victoria. En una entrevista en ESPN.com, Gold comenta que la idea de ser famosísimo de repente fue tan apabullante para él, que llegó a considerar el "regalar" las fichas para quedar segundo.

“No lo quiero”, comentó Gold: “Ya he visto lo que ha supuesto para otros"

Opina lo que quieras sobre Gold. Pero es indiscutible que el miedo al éxito o al fracaso está en todas las mesas de poker del planeta. Créeme: ¡mucho me temo que es verdad!

Hablaremos más sobre miedo y ansiedad en mi siguiente artículo, cuando hablemos sobre cómo tus miedos pueden darle costosísimas pistas a tus rivales.

Cualquier comentario/opinión o pregunta, podéis hacerlo, o bien usando los comentarios (debajo de este artículo) o entrando en nuestro foro de poker de Es.PokerNews.com.

Artículo siguiente: "Psicología del poker - Volumen 5 – Respuestas al miedo"

Más historias

¿Qué opinas?