Estrategia de Stud Póquer – Poner Cara de Póquer

Estrategia de Stud Póquer – Poner Cara de Póquer 0001

Pregunten a cualquiera, qué es lo más importante para ser un buen jugador de póquer, y dirán, "No sé, quizás poner una buena cara de póquer." Por lo menos esa es mi experiencia. La gente le da mucha importancia a esto, pero ¿qué significa?

Tradicionalmente significaba poner una cara que no delatase la ventaja o la debilidad de la mano de póquer de uno. Se recomienda siempre mantener esta cara para no dar pistas. Si parecemos contentos, los demás sabrán que tenemos una buena mano, abandonarán cuando apostemos. Si parecemos descontentos cuando tenemos una mala mano, no podremos ejecutar un farol con éxito.

Con el riesgo de ofender a algunos puristas del póquer, quisiera poner al día el significado de "cara de póquer", pero antes, quisiera repasar cómo utilizamos los jugadores de póquer nuestras expresiones faciales.

Los que nos tomamos el juego en serio, tenemos un objetivo principal que es ganar dinero. Ya sé que también divertirse y socializar es importante, pero principalmente queremos ganar.

¿Cómo hacemos esto? En mi experiencia, hay dos ingredientes principales. Primero, aprendemos nuestra habilidad – aprendemos el valor de las manos al empezar, aprendemos que en 7-Card Stud las cartas expuestas cambian estos valores – y aprendemos la probabilidad de que nuestra mano gane según avanza el juego del Third Street a the River. De manera similar, necesitamos entender cómo explotar de la mejor manera la debilidad o la ventaja de nuestra mano apostando, subiendo, o retirándose. Y, según ganamos habilidad, aprendemos a explotar las debilidades o ventajas de nuestros oponentes – para sacar el máximo rendimiento de nuestra mano minimizando las pérdidas cuando somos débiles.

Pero nuestra habilidad es solo un ingrediente necesario para ganar de manera consistente. El otro es más fácil de adquirir, es la habilidad para ser más listo que los jugadores menos habilidosos. Es decir, no basta con ser bueno. Hay que buscar malos contrincantes para qu jueguen contra nosotros.

Hay mucho libros y artículos sobre lo primero, pero muy pocos sobre lo segundo. Encontrar malos contrincantes es a menudo tan importante como mejorar nuestras habilidades. Y, a veces, tenemos que volver a la cara de póquer – como yo la defino.

Para mí, la mejor cara de póquer no es esa máscara inexpresiva y severa que se pone para esconder cualquier pista. Los malos jugadores contra los que yo quiero jugar no entienden ni siquiera sus propias cartas – así que seguro que no me van a entender a mí. Para mi, la cara ideal, es la que invita al jugador malo a sentarse conmigo – eso incentiva al Nuevo, al despistado, al que tiene ganas a jugar conmigo.

Digan lo que digan sobre intimidar, seriedad, etc. Yo quiero parecer amistoso, dulce, e inocente. Mi cara de póquer es una sonrisa.

[I]Nota del Editor: Sonría todo el día limpiando las mesas de Mansion Poker [I]

Más historias

¿Qué opinas?