¿Está Dañando el Póquer su Salud? – 5ª Parte

¿Está Dañando el Póquer su Salud? – 5ª Parte 0001

Para todos los que siguen mi experimento, parece todo un camino de rosas, voy al gimnasio, como adecuadamente y gano dinero. Pues bien, he tenido un bajón. Un fin de semana de comida rápida, seguido de una cena de navidad con alcohol, y adivinen... he perdido un montón de dinero.

Es difícil probar al 100% que la mejora de mi rendimiento en los últimos meses se debía al cambio en mi dieta, y el ejercicio, sin embargo no tengo duda que los malos resultados de esta semana han sido a causa de mi relajo de hábitos. La semana pasada hablé de los elementos de la comida que nos ayudan en el póquer, esta semana veamos de como podemos adaptar la dieta al estilo de vida de póquer.

Mejor empezar por el desayuno. Es la comida más importante del día porque sin el desayuno el cuerpo utiliza sus propias hormonas del estrés, lo cual nos deja cansados, irritables y desconcentrados. Por supuesto la mayoría de los jugadores de póquer son de costumbre nocturnas, con lo cual es raro que jueguen por la mañana, pero esto no es razón para saltarse el desayuno, ya que nos prepara para afrontar el día.

La cantidad que comemos también es de vital importancia. Antes de jugar al póquer si nos tomamos una comida pesada (800 calorías o más) nos quedaremos cansados y somnolientos. Las digestiones pesadas incrementan el caudal de sangre al estómago, quedando menos sangre circulando para llevar oxígeno al cerebro que es primordial para el rendimiento mental. Una comida más ligera nos dará la energía que necesitamos sin tener una digestión pesada, dejándonos despiertos y alerta.

De otra parte, comer demasiado poco nos dejará en el estado de somnolencia, tendremos peor humor, y nos sentiremos desconcentrados. Comer pequeñas dósis de comida varias veces al día (de 5 a7), en vez de las tradicionales tres comidas , tiene ventajas para los que quieren ponerse en forma, pero también para los jugadores de póquer que juegan largas sesiones. Este hábito nos proporciona energía durante el día sin tener que pasar una digestión que nos impida concentrarnos.

¿Qué debemos comer entonces? En los últimos artículos hablé de los contenidos de los alimentos ricos en proteínas, y como estos componentes afectan a nuestro cuerpo y mente. Lo ideal es tomar una combinación de estas proteínas antes de una sesión de póquer. También debemos de incluir alimentos ricos en vitamina B. Los aperitivos ligeros como los frutos secos dijimos serían ideales para comer antes de una partida ya que el tipo de hidratos de carbono que tienen además de la vitamina B están ligados al rendimiento mental.

Después de una sesión de póquer hay que relajarse. Podemos comer más y disfrutar. Si se debe comer una comida de muchas calorías, mejor hacerlo en este momento, ya que no necesitas el 100% del cerebro, y podrás estar preaparte para dormir con facilidad.

A continuación doy una indicación del tipo de alimentos de los que hablo para una dieta saludable.

Desayuno (600-800 calorías)

Cereales ricos en hierro, yogurt, fruta, zumos, huevos, judías, Tostadas, crema de cacahuete, queso bajo en grasas, tortas integrales.

Comida principal antes de una sesión de póquer (400-800 calorías)

Bocadillo de atún, pavo o pollo, fruta, zumos, ensalada

Aperitivos durante una sesión de póquer (200-400 calorías)

Plátanos, bayas, uvas, cualquier fruta o verdura.

Comida después de una sesión de póquer (600 – 800 calorías)

Lo que quiera.

He simplificado mucho las cosas, ya que la comida es un tema complejo, y les animo a que se informen por su cuenta sobre dietas. Hay tantas comida beneficiosas, que no podría enumerarlas aquí. La semana que viene en preparación para las navidades hablaré del abuso del alcohol, tabaco habituales en los casinos y mesas de póquer.

Nota del Editor: Sea sano y aproveche la oferta de Sun Poker

Más historias

¿Qué opinas?