Psicología del Poker - La conversación en la mesa

Psicología del Poker - La conversación en la mesa 0001

Existen docenas de artículos que hablan sobre la psicología de la conversación en la mesa de póquer. Hoy me gustaría hablarles sobre las conversaciones en la mesa, cada vez que se iguala una apuesta. Recuerden que todo buen jugador de póquer debe prestar especial atención a todo lo que se diga durante la partida. Y ese "todo" incluye el trato entre el personal de la sala y los dealers.

Vamos a tomar como ejemplo un suceso que tuvo lugar hace tan sólo una semana. Estaba jugando en un torneo de buy-in bajo cuando ocurrió el siguiente incidente: Un jugador novato se encuentra en el BB, en la tercera ronda de ciegas y tiene sólo chips grandes en su pila, así que saca una de 500 para cubrir el Big Blind de 100. Aunque aún falta mucho para llegar hasta el final de la mesa, el jugador pide a la dealer un cambio para la ciega. Ésta responde: "Lo haré cuando le toque turno a usted".

Un jugador situado a la mitad de la mesa sube entonces la apuesta a 500 y cuando llegan al BB, la dealer pregunta: "Vale, ahora dígame, ¿quiere igualar?" El jugador del BB contesta: "Sí", pero entonces coge los chips para subir la apuesta y dice: "Quiero subir".

La dealer lo mira apenada y hace el call correctamente ante la dirección, diciendo lo siguiente: "El jugador ha dicho: igualo". Por tanto, según las reglas de la sala, la acción queda considerada como una subida.

Ahora bien, esta pequeña historia habría acabado aquí si no hubiera sido porque otro jugador intervino, dirigiéndose a la dirección de la sala: "Perdone, aunque estoy de acuerdo con sus reglas, eso no es lo que ha dicho el jugador". Narró cómo habían sucedido los hechos realmente y la dealer volvió a poner esa cara de pena; la dirección lo escuchó, reflexionó y después se disculpó por la ayuda verbal de la dealer al jugador, aunque dictaminó una vez más que el call permanecía como una acción dentro del Big Blind.

Interesante situación ésta, pero nosotros vamos a fijarnos en la conversación de la mesa. Cualquiera que antes no supiera que era la primera vez para este jugador, ahora lo sabía. Lo que es más importante, todos sabían que el jugador que intervino era:

a) un jugador muy entendido

b) un jugador bueno

c) un jugador que conoce las reglas

d) un jugador que presta mucha atención a cada acción

Podemos y debemos asumir que este jugador ya ha dado una imagen de sí mismo al resto de la mesa. Pero... ¿realmente quería hacer tal cosa? Recuerden que cada acción que tenga lugar en la mesa es observada, juzgada y empleada por otros jugadores para analizar su juego. ¿Era esta pequeña igualada tan importante para este jugador como para dejar entrever toda esta información sobre sí mismo? Ciertamente, es posible que el jugador haya querido dar esa imagen...ese caso, misión cumplida. Sin embargo, es muy frecuente que los jugadores demuestren sus propias características sin desearlo, cuando la norma debería ser: "Cuanto menos sepan, mejor".

La próxima vez, tengan esto presente cuando se iguale una apuesta en su mesa: si no es necesario que intervenga, mejor que no lo haga. Preste atención a quien hable y a lo que digan, especialmente quienes hacen la igualada. Por lo general, es el dealer quien lo hace pero... ¿fue el dealer quien se dio cuenta de la acción o fue otro jugador? ¿Cómo reaccionaron los jugadores ante el call y la decisión de la dirección? ¿Se quejó alguien cuando vio que la acción se volvía en su contra?

¿Se enfadó alguien y protestó ante la dirección? Y si alguien lo hizo, ¿estaba realmente enfadado o era sólo un modo de decir: no me tomes el pelo?

Todo lo que ocurra en la mesa es importante y debe ser tomado en cuenta cuando analice a sus adversarios. No desconecte ni un segundo mientras se hagan las igualadas, mucho menos cuando la información esté a su disposición gratis.

Más historias

¿Qué opinas?