La leyenda del póquer David 'Chip' Reese muere a los 56 años

La leyenda del póquer David 'Chip' Reese muere a los 56 años 0001

Ayer el mundo del póquer se quedaba conmocionado al conocer la noticia de que el tres veces campeón del brazalete WSOP y jugador legendario de efectivo David "Chip" Reese, de 56 años de edad, moría a primeras horas de la mañana. Su importancia en el póquer era tal que en 1991 se convirtió en el jugador más joven que entraba al Poker Hall of Fame, un honor normalmente otorgado tras toda una vida de éxitos.

Tras graduarse en Dartmouth College, Reese se fue a Las Vegas con el objetivo de asistir a la Stanford Business School en otoño. Pero durante el verano, Reese ganó un torneo por $40.000 y siguió alimentando su banca hasta ganar más de $100.000, y decidió dejar de lado sus planes de entrar en la universidad. En 1978, Chip Reese ganó su primer brazalete WSOP en el evento de Seven Card Stud Split. En 1982, Reese se hizo con un segundo brazalete WSOP en el evento de Seven Card Stud de $5.000. En Super/System, Doyle Brunson describía a Reese como "el mejor de Seven Card Stud con el que he jugado en mi vida".

Reese dedicó menos tiempo a jugar en torneos, ya que prefería los juegos de efectivo y era un asiduo del "Big Game" en el Bellagio. También era un reconocido apostador deportivo, considerado como un preeminente especialista en béisbol.

En 2006, la World Series of Poker celebró por primera vez un evento de H.O.R.S.E. de $50.000. Para los jugadores profesionales, este evento suponía una nueva prueba para sus habilidades en el póquer y el brazalete era el más codiciado por todos los profesionales de élite de todo el mundo, incluso más que el evento principal del Campeonato. Tras una épica batalla de siete horas en el mano a mano, Andy Bloch caía ante Chip Reese, que ganaba $1.700.000 y su tercer y ahora último brazalete WSOP.

En cuanto se enteró de la noticia, Mike Sexton pronunció unas palabras sobre la pérdida de Reese: "Chip Reese ha sido probablemente el jugador de póquer más exitoso de la historia. También fue el jugador más joven en enterar al Poker Hall of Fame...y merecidamente. Desde hace años, la mayoría de los jugadores consideraban a Chip el mejor jugador de póquer del mundo, y al ganar el torneo inaugural de HORSE con buy-in de $50.000 en la WSOP 2006, consolidó este status. Chip siempre fue admirado por su éxito, su conducta en la mesa, porque siempre supo mantener el tipo y resistir."

Sexton continuaba: "Cuando hablemos de los 'grandes' del póquer, Chip Reese siempre estará en lo más alto de la lista".

PokerNews continuará informándoles sobre esta noticia cuando se hagan públicos los detalles.

Más historias

¿Qué opinas?