La Columna de Trallero Reiser: Poker y drogas

La Columna de Trallero Reiser: Poker y drogas 0001

Visto lo visto en el artículo de la semana pasada, donde califiqué, y me ratifico en ello, de genio a Stu Ungar, os voy a hacer un extracto de un artículo que leí hará cosa de un mes en el Baltimore Sun acerca del uso de drogas para diferentes actividades. Pero antes, y para ponernos en situación, os corto y pego la definición de "droga" según la RAE:

1.f. Sustancia mineral, vegetal o animal, que se emplea en la medicina, en la industria o en las bellas artes.

2.f. Sustancia o preparado medicamentoso de efecto estimulante, deprimente, narcótico o alucinógeno.

3.f. medicamento.

4.4. f. Can., Am. Mer. y Méx. Deuda, a veces la que no se piensa pagar.

5.f. Col. Persona o cosa que desagrada o molesta.

6.f. Ur. Cosa aburrida, tediosa o de mala calidad.

7.f. desus. Embuste, ardid, engaño. U. en Argentina.

Bien, ya estamos situados. Antes de que alguien diga que promuevo el uso de drogas, o que llamo drogadictos a todos los jugadores de poker, ya avanzo yo la respuesta de que no es así. Así os podéis ahorrar el escribir. Sencillamente no me voy a poner una venda en los ojos ni echarme las manos a la cabeza, y en el poker, como en otras muchas actividades, sean médicos, abogados o mecánicos de motos, también hay jugadores que hacen uso de drogas.

Lo que me llama la atención del artículo del periódico es la temática en la evolución del uso de drogas, del dopaje físico o muscular al cerebral. De eso trata el artículo. Y en él habla un jugador de poker, Paul Phillips. Afirma haber tomado Adderall, que es un medicamento que se prescribe a los pacientes con el síndrome de déficit de atención, y Provigil, un medicamento que se emplea para combatir la narcolepsia. En sus palabras dice: "No hay duda, me han hecho ser mejor jugador". Aunque ahora se encuentra retirado, oficialmente, en torneos, ha ganado 2.3 millones de dólares, y no hay cifras de cuáles pueden haber sido sus ganancias en cash.

De hecho, y a diferencia de las drogas utilizadas en dopaje deportivo, estos "potenciadores" de la concentración, no dan una ventaja en primera instancia a los que las toman, no van a jugar mejor de lo que saben. Pero sí pueden mantener toda su concentración al 100% durante muchas horas en su mejor nivel de juego, con lo cual sí tienen una teórica ventaja ante sus oponentes en jornadas de torneos que pueden durar 10, 12 o 14 horas.

Ya que pensareis que este jugador es un tramposo, tenéis que saber también que tomaba estos medicamentos bajo prescripción médica, ya que le fue diagnosticado un ADHD, para poder potenciar su secreción de dopamina en el cerebro, que es la que supuestamente influye en la atención. Así pues, jugaba mejor después de empezar el tratamiento que antes gracias al uso de medicamentos. Pero, ¿y si hubiera tomado más dosis de la recomendada para llegar a un estado "normal" y así jugar mejor? ¿Y si alguien toma ese medicamento sin prescripción médica? ¿Está en ventaja desleal por conseguir un estado de concentración "inducido"? No lo creo. Esta "cosmética neuronal", como la califican los expertos, tienen una gran cantidad de efectos secundarios si se emplea incorrectamente, como dolores de cabeza, ahogos, fatiga, ansiedad... No es lo ideal cuando tienes muchas horas de torneo por delante.

A pesar de todo esto, es habitual el uso de estos medicamentos por algunos estudiantes, cirujanos o incluso pilotos en situaciones que requieren un prolongado estado de concentración. Reprobable, pero hay incluso autoridades en la materia que lo recomiendan.

Si tiramos la vista algo más atrás, hay un artículo de Bluff Magazine escrito por un médico que habla específicamente del uso de las drogas por jugadores de poker, y da 3 motivos principales que explican su uso:

1.Incremento de adrenalina.

2.Mejorar el rendimiento

3.Mejorar la resistencia

En cuanto al incremento de la adrenalina, habla de la cocaína y las metanfetaminas como productoras de adrenalina, pero con los devastadores efectos secundarios que todos sabréis.

Respecto a la mejora del rendimiento, habla del alcohol en cantidades moderadas como un inhibidor de los nervios. Incluso cita a famosos jugadores que lo toman en cantidades moderadas durante el juego, aunque prefiero no mencionarlos.

Finalmente, en referencia a la mejora de la resistencia, habla de sustancias como la cafeína, las bebidas energéticas, los anteriormente citados medicamentos Adderal, Ritalin... Y en casos extremos, cocaína para estar despiertos incluso días.

En definitiva y como conclusión, cualquier estimulante que altere nuestro estado "normal" de atención, ¿puede ser considerado una droga? Puede ser algo tan simple como un refresco de cola o un café, o cualquiera de las muchas bebidas energéticas del mercado, con alta concentración de ginseng, para tener un efecto estimulante, o sencillamente una copa de whiksey, con un efecto más relajante. ¿Juegan con ventaja entonces? Con toda la retahila de efectos secundarios que tienen, yo creo que no. Quizá puedan focalizar toda su atención durante horas, pero no podrán jugar mejor de lo que saben.

Los genios, genios son.

Más historias

¿Qué opinas?