Estrategia del póquer: Controlar el tamaño del bote en Hold'em- Parte 2

Estrategia del póquer: Controlar el tamaño del bote en Hold'em- Parte 2 0001

En el último articulo, analizamos una situación en Hold'em donde puede que lo correcto sea pasar en el turn, a pesar de que probablemente tengas la mejor mano. El check se utiliza para prevenir el posible peligro de que tu oponente tenga un cañón en mano y para controlar el tamaño del bote en torneos de No Limit.

Vamos a profundizar más en esta idea y examinar un ejemplo en el que el check parece incluso menos convencional:

Ejemplo 1

Subes con {k-Hearts}{k-Spades} preflop y sólo te paga la ciega grande. El flop viene {q-Diamonds}{q-Clubs}{j-Diamonds} y tu rival paga tu apuesta de continuación. El turn es inofensivo, el {3-Spades} y tu rival pasa. ¿Qué debes hacer?

Pasar aquí parece menos adecuado que en el ejemplo de los ases. No sólo el hecho de que probablemente vayas por delante significa que podrías dejar de sacar valor a tu mano, sino que además tu rival puede llevar uno de los varios proyectos posibles, ¿Y no sería un error darle una carta gratis? Este caso no parece tan claro como el anterior, pero hay varias razones para que sea correcto pasar.

Una de esas situaciones se produce cuando tienes al típico rival que faroleará en el river si no completa su proyecto. El valor que perdiste al no hacerle pagar en el turn por su proyecto se recupera ahora al pagar su farol en el river.

Vamos a analizar por qué el check del turn es una buena idea especulando con los diferentes rangos de manos del rival, la acción que ocurrirá en el river, y como afecta todo ello al valor que puedas extraer de la mano.

Tu rival va por delante con tres damas o mejor mano

Igual que con los ases, tenemos el problema de que nos hagan check-raise en el turn si apostamos. Existe el riesgo de que cometamos un error tirándonos de nuestra mano ya que nuestro rival puede que haya decidido jugar un proyecto fuerte (por ejemplo {10-Diamonds}{9-Diamonds} con proyecto de escalera y color) de este modo tan agresivo, esperando al turn para moverse, representando mucha fuerza. Por lo tanto nos encontraríamos en una situación muy incómoda. Muchos jugadores se inclinarían por pagar sólo para descubrir que nuestro rival lleva tres damas.

Por supuesto, nuestro check del turn significa que deberemos pagar una apuesta en el river, pero habremos limitado los daños. No obstante, hay algunos hipotéticos casos que nos beneficiarían, ya que podríamos tirarnos en el river. Si el river trae una carta peligrosa que completa varios de los proyectos (como por ejemplo el {8-Diamonds},{9-Diamonds} o el {a-Diamonds}) y tu rival hace una fuerte apuesta puedes estar bastante seguro de que tus reyes están batidos, fuera en el flop o ahora que tu rival ha completado su proyecto. Es muy importante pensar sobre esto, ya que parte importante de mantener el control de la mano es que al final puedas escapar.

Este tema de no dar cartas gratis es muy importante, pero tengo la sensación de que varios jugadores sobreenfatizan su importancia. Si apuestas, probablemente no podrás apostar tanto como para tirar a tu rival de su proyecto, así que no es correcto creer que cada vez que apuestes ganaras. Hay algunos casos en los que tu rival paga y liga su proyecto, y perderas el dinero que metiste en el turn. Por supuesto, si estuviésemos seguros de que nuestro oponente va detrás de un proyecto sería incorrecto dar una carta gratis, pero el hecho de que no sea tan provechoso apostar como parece combinado con el peligro de que vayas por detrás transforman este check en el movimiento con expectativa más positiva.

[B]Tu rival no tiene ningún proyecto y vas por delante[B]
Este es el hipotético caso de que tu rival lleve una jota que le dan dobles menores, y es una de las razones que esgrimen varias personas para apostar en cuarta. Sin embargo, esas dobles menores en una mesa tan llena de proyectos es una mano demasiado débil y varios rivales optarían por tirarse en el turn, acabando así con cualquier valor que pudieras extraer de esta mano. Hay muy pocos oponentes que te pagarían tanto en turn como en river con sólo esa jota. Sin embargo, la situación cambia si pasas en el turn, ya que ahora tu rival lo va a tener muy difícil para escaparse en el river si es una carta inofensiva. La razón es que le has dado una lectura equivocada de tu mano. Has hecho que pareciera que tú tenías el proyecto, que no has ligado en el river y ahora te ves forzado a farolear.
Tu rival tiene un proyecto en el flop
Hay muchos proyectos en el flop, como K 10 o 10 9 para escalera, dos diamantes para color y, por supuesto, la peligrosísima {10-Diamonds}{9-Diamonds} con proyecto de escalera de color. Si tu rival lleva precisamente esas dos cartas, hay 14 cartas de la baraja que le valen para ganar, un 32% de la baraja en el turn. Eso significa que tu expectativa por pasar es sólo un -18% y por tanto no es un error tan grande no apostar. La razón primordial es que, tanto en este caso como con otros proyectos que lleve tu rival, puedes ganar mucho valor en el river si no se completa ningún proyecto. Una vez has pasado en el turn, muchos rivales van a pensar erróneamente que eres débil, y verán una oportunidad clara de farolear. Muchos jugadores apuestan muy fuerte cuando no se completa su proyecto, así que puedes ganar mucho gracias a eso. Habrás transformado una apuesta en el turn pagada por un proyecto que estaba muy vivo por un regalo en el river de un rival que no tiene nada.
Por supuesto siempre te encontrarás con el problema de que algunas cartas completan la escalera pero no el color y viceversa. Dado que hiciste una fuerte apuesta en el flop doblado, deberías asumir que tu rival no tiene un proyecto de escalera. Por lo tanto, si el river es un 9 pero no el de diamantes y tu rival hace una apuesta fuerte probablemente sea correcto pagar y esperar que tu rival gire un proyecto de color fallido.
Desarrollar esta estrategia
Esta estrategia de hacer esos checks conservadores es razonable y vale la pena ponerla en práctica. No obstante, a medida que tu juego se desarrolle deberás mezclar tu estilo, y a veces jugar fuerte en el turn. El objetivo es desarrollar una buena lectura del rival en el flop para poder ponerlo en una mano cuando la acción llegue al turn. Si tienes una buena lectura de tu rival y crees que tiene un proyecto, parece lo correcto hacer una fuerte apuesta en el turn y negarle las odds para pagar.
Sin embargo, recuerda que, en póquer, una buena opción no es necesariamente la mejor. Recuerda el caso en el que crees que tu rival intentará un farol en el river si no liga. Si llega una carta que complete el proyecto podrás escaparte y si llega una carta inofensiva quizás ganes una gran apuesta de su farol en el river. Ganar este dinero con tan poco riesgo es mejor que hacer una apuesta en el turn con la que tu rival podría pagar para ver si liga su proyecto, así que la opción de apostar en cuarta se ve superada por la opción de pasar.

Más historias

¿Qué opinas?