Now Live WCOOP $102,000 Super High Roller

La columna de May Maceiras: Matemáticas y corazón

La columna de May Maceiras: Matemáticas y corazón 0001

Esta dualidad provoca, al menos en nuestro país, los más numerosos y encendidos debates entre jugadores. Una gran parte de jugadores (sobre todo los de la "vieja escuela") defienden que no todo son números en el poker, que no se puede medir todo, que hay variables que no puedes cuantificar, que el poker es, en gran parte, corazón, que sólo la persona en la mesa sabe lo que allí está pasando y cómo debe actuar. Otros (sobre todo la "nueva" hornada de jugadores online) defienden que los números son lo único que necesitas, que es en los cálculos en lo que debes basar tus decisiones, que con los números de tu lado serás siempre ganador en el largo plazo.

Unos dicen "dejaros de "M´s" y de tanto numerito, éste es un juego de personas" y otros dicen "mejor tomar decisiones en base a datos objetivos y no en base a "feelings" o "corazonadas", para éso, la ruleta". Y cada vez se enciende más la "polémica", porque cada tipo de jugador se va atrincherando más y más en su postura y cada vez cuesta más tener un debate productivo. Tengo que decir que de los dos "lados de la fuerza", en mi opinión, el que más esfuerzos hace por explicar su postura es el matemático; que adopta incluso un papel solidario para con otros jugadores, y está completamente abierto a compartir sus conocimientos. Para el matemático es extremadamente sencillo explicar el por qué de sus decisiones y movimientos: "con este movimiento ganaré 4 de cada 5 veces". Punto. Para el no matemático sin embargo es algo más complicado y suele optar por un sencillo "no sé... lo ví claro".

Últimamente todas las discusiones terminan igual. Da igual que sea en un foro de internet o en conversación en la cafetería de un casino. Nadie se baja de la burra. Las conversaciones se convierten en una pelea de egos por descubrir quién está en posesión de la Verdad Absoluta. Unos dirán "allá tú. En este juego hay muchas cosas relativas. Si lo reduces todo a números te estás perdiendo otras cosas" y otros dirán "allá tú. La gente que piensa y juega como tú es la que hace este juego rentable"

Sinceramente, yo miro con envidia la facilidad con la que los matemáticos se enfrentan a la mesa, y como lo reducen todo a unas cuantas variables fácilmente cuantificables. Me considero a mi misma del grupo de los del "corazón" y, sin embargo, me encantaría formar parte del "club de los matemáticos". Estoy haciendo esfuerzos por tomar mis decisiones sólo con datos objetivos, por reducirlo todo a números, pero muchas veces me puede "el corazón" y hago un call fuera de odds y otros movimientos que pueden ser considerados "poco rentables".

Sin embargo, lo que más diferencia a unos de otros es que muchos jugadores de "la vieja escuela" DESAPRUEBA los números y los ignora por completo y eso es un error. El jugador matemático también tiene "corazón". Tener "corazón" es saber hacer buenas lecturas, es anticiparse a situaciones, es esquivar una bala, es "calar" a la persona que tienes enfrente. Unos se dejan llevar más por su intuición y otros se apoyan sólo en los datos. El matemático a la hora de situar a su oponente en un rango de manos contemplará todas las posibilidades reales y calculará exactamente las probabilidades de que lleve una mano u otra y las veces que ganará con su jugada. El jugador tradicional se dejará llevar más por otros factores algo más subjetivos. No tienen por qué ser erróneos, de hecho hay jugadores excelentes que se mueven por "intuición" y tienen muy buenos resultados, pero debemos ser conscientes de que es mucho más sencillo y, sobre todo, seguro, moverse en base a datos objetivos y contrastables.

Para mí la solución está clara. Como en todo, la clave está en el equilibrio. Desapruebo totalmente la postura de ignorar los números por completo, del mismo modo que desapruebo la idea de que todo se pueda reducir a unas cuantas variables fácilmente cuantificables. Aún así, lo digo bien alto, el jugador que quiera ser ganador, debe tener los números de su lado. Para mí es muy simple: la única forma de minimizar los riesgos y tomar decisiones correctas es apoyándose en los cálculos y las estadísticas.

El único motivo por el que yo sigo "a caballo" entre ambas "escuelas" es porque soy jugadora de torneos. Y los torneos no funcionan como el cash. Ahí no puedes recargar. Un torneo es, sobre todo, cuestión de supervivencia. De vida o muerte. Hay jugadores que juegan los torneos como el cash, porque la magia del juego online así se lo permite. No puede recargar, pero se abre otro y asunto resuelto. En mi opinión, siempre en mi opinión, en torneos hay momentos en los que tienes que tomar alguna decisión "errónea" matemáticamente hablando, momentos en los que el componente estratégico del juego cobra mucha más importancia que el matemático. Por diversos factores: porque quizás no sea el momento de asumir según qué riesgos, o porque compensa esperar a otra situación más fácil, porque es mejor atacar a otros jugadores en vez de al que tienes en ése momento enfrente, etcétera. También es verdad que hay momentos en un torneo en los que la única cosa que debes tener en consideración son los números, y sólo los números (como por ejemplo cuando estamos muy shortstack, al borde de la muerte. Tendremos que intentar aprovechar todas y cada una de las situaciones matemáticamente favorables)

En fin, aquí como todo, que cada uno escoja su camino. Pero lo que no deberíamos desaprovechar es la oportunidad de conocer nuevos enfoques, de aprender nuevas cosas y de compartir conocimientos. La Verdad Absoluta no existe, pero la única forma que tenemos de progresar es siendo conscientes de lo mucho que nos queda por aprender. Convirtamos estos debates en algo fructífero para todos en lugar de una pelea por ver quién es el más listo.

Más historias

¿Qué opinas?