El rincón de Sexton: Archie Karas, Parte 3 -- Historias de póquer

El rincón de Sexton: Archie Karas, Parte 3 -- Historias de póquer 0001

Si ganaras 7.000.000$ en una buena racha de tres meses y pusieras todo tu dinero en una mesa, ¿Te arriesgarías a jugar contra los mejores jugadores del mundo como Chip Reese, Doyle Brunson, Stu Ungar, Jonhhy Chan y otros grandes del póquer? ¡Jugando tan fuerte como heads-up con límites 10.000$/20.000$ podrías perder fácilmente tu recién conseguida fortuna contra esta legión de tiburones! Por supuesto, podrías escoger otra opción si estás rodeado de tantos tiburones del póquer, ¡coger tu dinero y salir pitando de allí!

¿Qué harías en esa situación? La mayoría de gente no tardaría ni un segundo en coger los siete millones de dólares y vivir la vida. ¿Para qué arriesgar tanto dinero contra las leyendas del póquer? No obstante, hay una persona en el planeta hecha de un material diferente al del resto de nosotros, y su nombre es Archie "el griego" Karas. Nunca tuvo miedo de enfrentarse a los mejores jugadores de la élite del póquer. La razón: Archie estaba totalmente convencido de que él era el mejor jugador de todos los tiempos de heads-up. Había nacido para esto y estaba dispuesto a demostrarlo.

Archie barrió a los mejores jugadores del mundo de póquer en una sorprendente exhibición de talento y de coraje, transformando sus 7.000.000$ en 17.000.000$ en tan sólo tres meses. Alguna gente del mundillo bautizó este periodo de tiempo como La racha pero para Archie esto era tan sólo un calentamiento, como si estuviera preparándose para batir un record mundial en la carrera más famosa de la historia.

Antes de entrar en detalle de sus partidas de póquer más importantes, recordemos como acumuló sus primeros siete millones para retar a los mejores jugadores del mundo de póquer. Primero ganó 1.200.000$ jugando a billar en algunos bares de Las Vegas. Las apuestas se incrementaron de 5.000$ por partida a 20.000$, 30.000$ e incluso 40.000$ por partida. ¿No se necesitarían unos nervios de acero para estar jugando tan fuerte durante dos meses y medio? Tras ganar esa increíble cantidad, su rival aceptó jugar heads-up de póquer, y Archie ganó entre tres y cuatro millones de dólares jugando a Seven-card Stud durante tres o cuatro semanas. A Archie le cuesta recordar la cantidad exacta porque fue entonces cuando empezó a jugar a los dados en el Binion's Horseshoe mientras esperaba que su rival se presentara. Archie no podía esperar tres horas para empezar a jugar. En los dados Archie comenzó a ganar cantidades importantes como 800.000$, 600.000$ y 400.000$. Archie estaba en racha y no importaba lo que hiciera, y su historia empezaba a atraer a todos los tiburones de la ciudad.

Archie comentaba que "en ese momento tenía un bankroll de 7.000.000$ y la confianza por las nubes. Recuerdo coger diez montones de fichas de 5.000$ por valor de 5.000.000$ y ponerlas en el centro de una mesa de póquer en medio del Horseshoe. Estaba dispuesto a jugar contra cualquiera y eso levantó mucho interés. Puggy Pearson, el jugador más simpático del mundo del póquer se ponía a dar vueltas por la mesa gritando: -¡Vengan todos y sírvanse este dinero tan fácil…5.000.000$ a vuestra disposición…vengan todos! Puggy parecía uno de esos charlatanes de feria. Mientras eso ocurría yo me iba al baño y dejaba los cinco millones en la mesa, como si no me importara nada perderlos. Por supuesto yo sabía que seguridad estaba vigilando el dinero, ya que el Horseshoe también esperaba que les acabara regalando el dinero".

"Puggy, campeón de las WSOP de 1973 y miembro del Salón de la Fama, me conocía muy bien, ya que le había ganado varios heads-up en el pasado, incluyendo aquel en que le saqué 90.000$ la noche que se enfadó tanto conmigo por aplastarlo en esa partida. Ahora Puggy parecía mi promotor dando círculos a la mesa e invitando a todo el mundo a que se llevaran su parte. Puggy sabía lo bueno que soy, y había contribuido en algo a los 5.000.000$".

"Mi primer gran enfrentamiento fue contra una autentica leyenda, Stu Ungar. Ungar ya había ganado las WSOP de 1980 y 1981 y tres eventos de la Super Bowl de Poker de Amarillo Slim en 1993. Más tarde sería incluido en el Salón de la Fama, cuando regresó tras sus problemas para ganar las WSOP de 1997". Archie continuó: "Me encantaba Stuey, nos respetábamos mutuamente y existía un lazo único entre nosotros, ya que ambos tuvimos muchos altibajos en nuestras carreras. A veces me prestó dinero, y siempre se lo devolví. Yo hacía lo mismo por otros. Sin embargo, como gladiadores del póquer era el momento de pelear sobre el tapete. Me acuerdo que Jack Keller le trajo 500.000$ a Stuey para que jugara. En aquellos días Jack trabajaba para Lyle Berman en Mississippi y Lyle era el que bancaba a Stuey".

Lyle se hizo muy famoso diez años después, como el visionario que puso en marcha el World Poker Tour y también fue incluido en el Salón de la Fama. Archie me dijo: "Cuando el match empezó, Jack se quedó sentado en la mesa donde Stu y yo jugábamos. Eso no me hacía demasiada gracia y no tarde en decirle que si no iba a jugar que se fuera de la mesa, por muy campeón de las WSOP de 1984 que fuera. Cuando juego cara a cara me gusta controlarlo todo, incluso el juego que jugábamos, Razz. No conozco a nadie en el mundo que pueda ganarme a Razz a largo plazo".

Le pregunté a Archie: "¿Se levantó Jack de la mesa cuando le ninguneaste?"

Archie contestó: "Inmediatamente, ¡ya que le dije que tenía que poner su dinero sobre la mesa o largarse!"

"¿Y qué pasó en el match contra Stuey?"

"No tarde demasiado en destrozar a Stuey y quitarle los 500.000$". Respondió Archie.

El siguiente de la lista de campeones era el que todos consideraban mejor jugador de póquer del mundo. Por supuesto, hablamos del legendario Chip Reese. Archie me dijo: "Unos días después de derrotar a Stu Ungar iba a volver a ponerme a prueba con Chip Reese. Chip también quería jugar a Razz heads-up. A mi me iba bien, ya que no creo que nadie me pueda ganar en esa modalidad, al menos a largo plazo".

Lo que hizo Archie a continuación fue algo que nadie en este planeta ha vuelto a conseguir desde entonces. ¡Archie ganó a Chip Reese y Stu Ungar el mismo día! Primero le ganó 500.000$ a Chip jugando a Razz tras ocho horas de partida. Y Archie explica: "Me fui a cenar y cuando regresé a la sala de póquer Stu Ungar vino hacía mí y me retó a otro match. Esta vez quería jugar a Seven-card Stud y le dije que si".

"En algo más de cuatro horas volví a derrotar a Stuey, pero esta vez por 700.000$. Al acabar la partida me di cuenta que Lyle Berman, que estaba sentado al lado de Stuey, le daba dos fichas de 5.000$. Lyle acababa de perder 700.000$, y su compasión por el duro esfuerzo de Stuey mostraba mucha clase por su parte. ¡Qué día tan agotador que fue, pero acabé ganando 1.200.000$ de los dos mejores jugadores de póquer del mundo! ¡Aquello fue muy especial!"

En la próxima entrega conoceréis la mayor cantidad de dinero que Chip Reese ha perdido jamás en un solo día, cuando hablemos de su siguiente match con Archie Karas en la cuarta parte. Es importante remarcar que Archie jugó contra Chip, Doyle Brunson, Ungar, Johnny Chan y casi todos los campeones del mundo de Los Angeles y Las Vegas durante aquel periodo de 1992 a 1995. Al principio Chip y Doyle le pagaban a Archie 2.000$ o 3.000$ por hora si podian escoger la modalidad de juego. Dice Archie: "Si estábamos jugando a Razz y no dejaban de llegarles figuras, intentaban que jugáramos a Seven-card Stud". No se daban cuenta de que Archie tenía el toro pillado por los cuernos, y no tardaron en darse cuenta de que ese chaval sabía jugar a póquer.

En la cuarta parte nos adentraremos en La racha, ese sorprendente periodo donde Archie Karas cogió sus ganancias del billar, las puso sobre el tapete y aumentó su capital a 17.000.000$.

Más historias

¿Qué opinas?