WSOP 2008 Evento #44 1.000$ No-Limit Hold'em con recompras: Max Greenwood se lleva el oro

WSOP 2008 Evento #44 1.000$ No-Limit Hold'em con recompras: Max Greenwood se lleva el oro 0001

La mesa final del Evento #44 de 1.000$ No-Limit Hold'em con recompras comenzó con nueve jugadores en busca de su primer brazalete de las WSOP, y fue el canadiense Max Greenwood el que consiguió hacer ese sueño realidad. Sus dos rivales daneses Rene Mouritsen y Albert Iversen no consiguieron darle la estocada cuando estaba corto de fichas y Greenwood se llevó los 693.444$ y el preciado brazalete.

Los stacks al comenzar la mesa final eran los siguientes:

Puesto 1: Scott Freeman (Los Angeles, EEUU) – 675.000

Puesto 2: Max Greenwood (Toronto, Canadá) – 728.000

Puesto 3: Curtis Kohlberg (Weston, EEUU) – 209.000

Puesto 4: Rene Mouritsen (Aarhus, Dinamarca) – 1.007.000

Puesto 5: Alex Bolotin (Brooklyn, EEUU) – 308.000

Puesto 6: Albert Iversen (Aarhus, Dinamarca) – 921.000

Puesto 7: Aliaksandr Dzianisau (Vitebsk, Bielorusia) – 186.000

Puesto 8: Phung Ngo (Commerce , EEUU) – 556.000

Puesto 9: Jesse Chinni (Ellicott City, EEUU) – 2.160.000

El heads-up comenzó con el danés Mouritsen con ventaja, 3.725.000 puntos a 3.025.000, y 23 manos más tarde el duelo había terminado. Greenwood dominó la contienda, venciendo ocho de las últimas diez manos para llevarse el título. En la última mano, Mouritsen subió a 120.000 desde el botón. Greenwood le preguntó cuantas fichas le quedaban y pagó. El flop fue {j-Spades}{4-Spades}{5-Spades}. Greenwood pasó, Mouritsen apostó 175.000 y Greenwood subió a 500.000. Mouritsen pensó un rato y se restó. Greenwood pagó al instante. El danés fue all in con {k-Hearts}{j-Hearts} para pareja mayor, pero Greenwood tenía pareja mayor con un apoyo mejor {a-Hearts}{j-Diamonds}. El turn y river fueron {4-Diamonds} y {2-Spades} y Mouritsen se llevó 445.523$ para Dinamarca.

Y entre los aplausos y gritos de aliento del público, le entregaron al canadiense 693.444$ y el brazalete de oro por su primera victoria en las WSOP.

Más historias

¿Qué opinas?