May Maceiras: Manos Peligrosas

May Maceiras: Manos Peligrosas 0001

El término "trouble hands" fue acuñado por Doyle Brunson, quien también es responsable de que conozcamos el Texas Holdem NL como "el cadillac del poker". Estos dos términos están más relacionados de lo que podamos creer y es que el motivo de que existan "manos peligrosas" es precisamente porque el Texas Holdem NL es el cadillac del poker. Hay muchas razones para comparar esta modalidad de juego con una de las perlas de la General Motors. Cuando Doyle lo hizo, el cadillac era un símbolo americano de prestigio, el coche que todo el mundo quería tener pero sólo unos pocos privilegiados se podían permitir. El holdem sin límite es el juego soñado, pero sólo unos pocos pueden "permitírselo", y es que es un juego peligroso. El punto fuerte de esta modalidad (además de que es muy fácil de aprender) es el equilibrio entre información "tapada" (nuestra mano y la de los rivales) e información "disponible" (el board), que nos da muchos datos para jugar. Pero el principal atractivo y lo que lo hace un juego "peligroso" y, al igual que el Cadillac, quizás fuera del alcance de muchos, es precisamente el "No Limit", la posibilidad de poner todas nuestras fichas en juego en cualquier momento. El control de las pot odds se convierte, entonces, en una habilidad esencial en el buen jugador de NL.

La naturaleza intrínseca del Texas Holdem Sín Límite y la posibilidad de perder en un momento dado todas tus fichas provoca que la mayor parte de las veces estés en situación de "peligro". Y lo que es peor, y a lo que conduce el peligro: el miedo. Esto es lo que hace grande a este juego. Determinados jugadores se sienten atraídos hacia esta modalidad por la adrenalina y la sensación de poder que da la posibilidad de mover todas tus fichas al centro (el poder derivado del miedo es, ciertamente, un arma peligrosa y temible). Pero, al mismo tiempo, es lo que hace que muchas veces las fichas de estos jugadores terminen en el stack de otros más preparados. La clave del éxito radica en saber escapar de las trampas peligrosas que nos puedan tender nuestros rivales (o las que nos tendemos nosotros mismos), a la vez que infundimos el miedo en situaciones de peligro en nuestros oponentes para hacerles tirar la mejor mano.

El primer paso para escapar de malos tragos, consiste en saber reconocer cuáles son estas situaciones de peligro. Cuando Doyle habló de las "trouble hands" en el Super System, se refería a este grupo de cinco manos : KQ, KJ, KT, QJ y QT. Este grupo de manos es sobrevalorado por jugadores novatos con bastante frecuencia, simplemente por contener cartas altas. El problema que tienen es que en una gran cantidad de casos están dominadas por otras que contienen un as ó incluso por otra misma mano dentro del mencionado grupo. Incluso emparejando tu top pair, te va a resultar muy difícil jugar la mano puesto que a los proyectos que haya en mesa habrá que añadirle la supuesta debilidad de nuestro kicker.

Otro factor importante para referirnos a ellas como "manos problemáticas", es el hecho de que estas manos en el largo plazo ganan botes pequeños y pierden botes grandes, razón de más para proceder con cautela a la hora de jugarlas. Lo ideal sería usar el control del bote para no encarar apuestas muy grandes en el river, ya que lo que menos te interesa con estas manos es crear un bote enorme (salvo que ligues color, trips, escalera ó proyectos muy buenos claro). En el otro lado del espectro (manos "fáciles") estarían los conectores de color o cualquier par de cartas bajas, que suelen perder botes pequeños y ganar botes grandes.

En este punto, algunos de vosotros os estaréis preguntando: ¿Pero de verdad no voy a poder jugar estas manos? La respuesta es sencilla: Sí puedes jugar estas manos, pero has de hacerlo de una manera mucho más cautelosa de lo habitual puesto que como ya hemos visto entrañan un cierto peligro. Y actuar con cautela pasa por intentar entrar contra un sólo rival a ver el flop cuándo sostengamos una "trouble hand", ó en caso de hacerlo en un bote con varios oponentes, cambiar el "chip", y jugarla como si fuera una mano del otro lado del espectro antes mencionado. Asumir que nuestra mano no es tan bonita como parece, que potencialmente tiene mucha fuerza, pero que debemos jugar "despacio" y controlando que el bote no se nos haga demasiado grande, haciendo nuestras decisiones mucho más complicadas.

Una vez establecido que sí que podemos jugar estas manos y contra cuánta gente podemos ó debemos jugarlas, aún hemos de acotar un poco más el terreno. Y para ello no podemos olvidarnos del concepto GAP (si no recuerdo mal, creo que ya lo hemos mencionado en otros artículos. Por si acaso, recordemos que el concepto GAP se basa en que la fortaleza de nuestra mano depende de la fortaleza previa que otros oponentes hayan mostrado; una buena mano para abrir el bote en posición tardía, puede no serlo para enfrentarse a un jugador que ha abierto el bote en posición inicial). Parece lógico pensar acudiendo a este concepto que si ves la apuesta con este tipo de manos ante alguien que ha subido en primeras posiciones gran parte de las veces estarás jugando contra esas manos que te tienen dominado y a las que tanto temes cuando sostienes una "trouble hand". Por lo tanto pagar subidas como costumbre con este tipo de manos no es rentable a largo plazo. Por el contrario, son manos que funcionan extraordinariamente bien en últimas posiciones cuando el bote viene sin abrir. Principalmente por dos motivos: son manos "monstruos" para intentar un robo de ciegas y en el caso de encontrar acción en las ciegas probablemente entres al flop en heads up y encima con posición , cosa que como ya he dicho es lo más recomendable para jugar estas manos. 

May Maceiras es jugadora del Equipo http://www.maymaceiras.com ">blog que actualiza habitualmente.

Más historias

¿Qué opinas?