Jugar al poker - ¿Cómo funciona el póquer en línea?

Jugar al poker - ¿Cómo funciona el póquer en línea? 0001

Para aquellos que tienen interés en comenzar a jugar, quizás la mejor opción que exista es el póquer online. Si sois como yo, cualquier ayuda en este emocionante terreno de juego será bienvenida.

A continuación intentaré describir puntos importantes a tener en cuenta, explicaciones y ejemplos de las diferentes situaciones que uno se puede encontrar.

Los casinos tradicionales pueden llegar a ser intimidantes para aquellos que quieran adentrarse por primera vez en el mundo del póquer. Mucho ruido, muchas luces, distracciones, la falta de experiencia, un ambiente serio, incluso a veces tenso. A menudo, estos casinos se encuentran alejados del centro de la ciudad, siendo necesario disponer de coche o realizar trayectos en transporte público.

Las salas virtuales y los "freeroll"

En estos casos, qué mejor que iniciarse a través del poker online. Las partidas se llevan a cabo en habitaciones o salas virtuales. ¿Qué es una habitación virtual? Pues es una sala donde uno puede jugar al poker, sin necesidad de salir de casa. Existen mesas con diferentes partidas y variedades del juego. Estos espacios permiten apuestas muy bajas; el mínimo ronda los 2 céntimos y frecuentemente ofrecen torneos "freeroll". Los "freeroll" son torneos sin coste de entrada.

Algunas de las ventajas del póquer en línea son las escuelas, éstas imparten las nociones básicas, las reglas de juego y alguna que otra estrategia.

Jugar partidas gratis "de mentira"

Existe la posibilidad de jugar partidas con "dinero de mentira" (acordaros del dinero del Monopoly) comprando fichas virtuales y así los novatos como nosotros podemos ir practicando nuestras habilidades recién adquiridas sin el riesgo de perder dinero. Al final de cada partida nos ofrecen la posibilidad de un análisis y de una discusión sobre cómo hemos jugado, sobre nuestras cartas, etc.

El anonimato del juego online

Una diferencia que existe (y es considerada de gran ayuda) es el anonimato del juego online. Al no tener presencia física de personas se elimina la habilidad de observación de reacciones y el lenguaje corporal de los demás. ¿Esto qué significa? Si empiezas a sudar porque tienes una mano de cartas muy buena, pues nadie lo va a notar. Como si te pones a saltar y bailar desde la comodidad de tu casa, nadie se percatará. El póquer requiere una gran habilidad de adaptación y el entorno online facilita esto al principiante durante sus primeros pasos.

La rapidez de las partidas

Otra ventaja es la rapidez de las partidas en línea. Al eliminar el factor humano, se ahorra tiempo. No hace falta esperar mientras el crupier baraja, reparte las cartas o cuenta las fichas. La preparación de cada partida es inmediata, permitiendo un mayor número de juego por hora.

Salas independientes o de una red

Después de probar varias habitaciones, quizás te des cuenta de las similitudes. Existen dos tipos de salas: habitaciones independientes que utilizan su propio software y habitaciones que forman parte de una red. Esta última es conocida como red de póquer online. Las dos opciones son totalmente legítimas. Las redes son igual de buenas que las habitaciones independientes, salvo que la ventaja de las redes es que se puede saltar de habitación en habitación para aprovechar los diferentes incentivos que ofrece cada una. Esta práctica es totalmente aceptable y muchos desarrollan esta técnica para mejorar sus posibilidades. También es más ameno moverse dentro de un entorno de software y competición ya conocidos.

Los bonos ofrecidos por jugar

Esto nos lleva a una de las cuestiones más importantes: los incentivos ofrecidos por jugar en línea. Estas primas se presentan en forma de bonos. Por ejemplo, cuando uno deposita 100 euros en su cuenta online, después de un número de partidas estipuladas por la habitación, tendrá un bono de 50 euros. Hay varias condiciones a tener en cuenta y cambian según la habitación o la red. Hay que ir jugando para acumular puntos de fidelidad, que a su vez, también aumentan los bonos. Además, algunas de las habitaciones han desarrollado programas VIP para recompensar a los jugadores habituales.

Registrarse en una sala

Para poder empezar a jugar en línea sólo hace falta registrarse en una habitación de póquer. El proceso es bastante sencillo: rellenar un formulario y posteriormente crear una cuenta para poder ir depositando dinero y obtener sus ganancias y bonos. Una opción para realizar sus transferencias son los "e-carteras" o "e-wallets".

Transferencias de dinero

Puedes realizar transferencias desde tu cuenta corriente a tu "cartera" sin ningún tipo de peligro y sin que salga reflejada tu

número de cuenta. Puedes ir cargando la cantidad de dinero deseado en todo momento, por ejemplo, 100 euros. Este método es muy útil para

transferir dinero entre diferentes habitaciones. También existen las tarjetas de pre-pago y las tarjetas de crédito virtuales. Estas tarjetas virtuales constan de un número, una fecha de caducidad y un código CVC, no es una tarjeta tangible de plástico, únicamente sirve para servicios y compras online. Al igual que las "carteras", no están vinculadas a tu cuenta corriente, evitándote preocupaciones innecesarias.

Para la tranquilidad de todos, los sistemas de pago están muy estudiados para evitar malos entendidos y problemas. Las habitaciones comprueban las direcciones IP de cada jugador para evitar posibles fraudes o engaños.

Ahora sólo hace falta probar suerte. No hay nada que perder con todas las ayudas que proporcionan las habitaciones de póquer online. Mucha

tranquilidad para empezar, ganas de aprender y la cabeza bien fría para ir adquiriendo las habilidades necesarias para sumergirse en el juego de póquer.

Las 10 mejores salas de póquer con los mejores torneos de póquer online y bonos especiales de Pokernews

Freerolls exclusivos de PokerNews cada dia :
TORNEOS EN EXCLUSIVA CASH, LIVE, POKERNEWS CUP, WSOP 2009...

Más historias

¿Qué opinas?