Historia del póquer: Jimmy Chagra, segundo en el ránking de grandes 'peces' del póquer (parte 1)

Historia del póquer: Jimmy Chagra, segundo en el ránking de grandes 'peces' del póquer... 0001

La primera vez que Jimmy Chagra entró a un casino de Las Vegas, llevó consigo varios maletines llenos a rebosar con dinero y ningún sentido común. El tipo apostó como si el dinero que se estaba jugando le hubiera caído del cielo y en cierta manera, era así. Durante los años setenta, Jimmy Chagra fue uno de los traficantes de drogas más conocidos del mundo, responsable de importar más narcóticos que su rival Rex Cauble , sobre el que ya os ofrecimos un artículo el pasado sábado 22 de mayo.

¿Cómo llega uno a convertirse en alguien así? Crecer en El Paso, Texas, una ciudad dura en la que los traficantes de drogas se consideraban prácticamente héroes, seguramente ayudó bastante. La predisposición innata de Chagra también contribuyó a hacerle quien llegó a ser, porque él era sin duda la oveja negra de la familia. Mientras que sus dos hermanos eligieron estudiar derecho, Jimmy abandonó la escuela secundaria y se echó a las calles. Cuando tenía 20 años ya era un contrabandista competente. Prefería trabajar con marihuana porque las penas que se arriesgaba a recibir eran menores que las que implicaban otras drogas, pero finalmente acabó por importar grandes cantidades de cocaína también.

Los negocios de Chagra resultaron ser increíblemente lucrativos. Hizo mucho más dinero vendiendo drogas del que nadie podría gastar en toda su vida y sin embargo, él lo intentó. Cuando todo le iba bien, presumía de ser un apostador profesional, pero a verdad es que perdía mucho más de lo que ganaba. No era poco habitual que perdiera 1 millón de dólares en una sola noche de dados.

Las Vegas era seguramente el único lugar del país que podía manejar a un apostador así y pronto se convirtió en el destino favorito de Chagra. Normalmente llegaba a la ciudad con varias bolsas de deporte enormes, llenos de dinero, que guardaba en la sala del Caesars Palace en la que le gustaba jugar. Durante buena parte de los años setenta, Caesars fue su segunda casa y de hecho llegó a vivir allí durante un tiempo mientras se construía una casa en Las Vegas. Su relación con el casino era tan cercana que una vez llegó a prestarle 10 millones de dólares durante 24 horas, cuando las mesas de baccarat del casino tuvieron una larga racha de mala fortuna.

Chagra era igualmente generoso con los que trabajaban en los casinos. Una vez le dio 10.000$ a una camarera de cócteles por traerle una botella de agua de cortesía. En otra ocasión, tras una de sus pocas sesiones con ganancias en la mesa de dados le dio al croupier una propina de 600.000$.

Por supuesto, estas extravagancias acabaron por atraer un tipo de atención que no convenía a Chagra y pronto cambió el Caesars por el Binion's Horseshoe, donde descubrió lo emocionante que podía ser jugarse enormes cantidades de dinero frente a los mejores jugadores de póquer. A juzgar por la manera en que jugaba, parecía no importarle en absoluto si ganaba o no, lo que le convertía en un sueño hecho realidad para los grandes apostadores que frecuentaban el Binion's en aquella época.

La lista de los que se llevaron buena parte de la fortuna de Chagra es tan larga como distinguida: "Amarillo Slim" Preston, Doyle Brunson, Jack Straus, Chip Reese, Puggy Pearson y Johnny Moss… todos ellos engodaron su banca con el dinero fácil que les proporcionaba Chagra.

Sin embargo, jugar contra Chagra tenía sus riesgos. Al igual que Andy Beal tres décadas después, Chagra gustaba de poner a sus oponentes bajo presión del único modo que conocía; exigiendo constantemente que se subieran las apuestas. El buy-in mínimo para las partidas en las que solía jugar era de 50.000$, pero sus oponentes solían comprar muchas más fichas de entrada, porque era sabido que a Chagra le gustaba apostar 20.000$ a ciegas, para "animar un poco la partida", como solía decir él. Cuando Chagra jugaba no era infrecuente ver más de 2 millones de dólares encima de la mesa.

En el campo de golf Chagra era igual de fácil de derrotar que en las mesas de póquer. Jugando al golf perdía con frecuencia hasta 400.000$ en una sola ronda. Lejos de desanimarse, no tardaba en pedir la revancha. El escritor Jack Sheehan de Las Vegas, que en la actualidad trabaja en un guión sobre la vida de Chagra dijo: "Chagra se encogía de hombros y decía, 'juguemos otra ronda mañana'".

Puggy Pearson venció Chagra tanto sobre el campo de golf como en las mesas de póquer. Hablando sobre Chagra, Puggy dijo: "Le ganaba y le ganaba y le volvía a ganar. Probablemente le gané unos 600.000$. A Chagra le gustaba apostar fuerte a todo. Estaba en el negocio de la marihuana y quería aparentar ser un apostador. Le gané al póquer y al golf y puede que también haya jugado al billar con él. Perdió un montón de dinero jugando contra los que frecuentábamos Las Vegas en aquella época. Debió perder varios millones, seguro… sí, Jimmy era un buen chico."

Historia del póquer: Jimmy Chagra, segundo en el ránking de grandes 'peces' del póquer... 101

Durante la mayor parte de los años setenta, Jimmy Chagra fue un verdadero cajero automático para los mejores 'rounders' del mundo y aunque perdió millones de dólares jugando contra ellos, pareció disfrutar cada minuto. Era un 'Tony Montana' de la vida real que vivía la buena vida, haciendo lo que le apetecía. Ahora bien, todos sabemos cómo termina Scarface. La caída de Chagra, aunque ni mucho menos fuera tan dramática como la de Montana, fue exactamente igual de predecible. Os lo contaremos en la parte 2 de este artículo.

Freerolls exclusivos de PokerNews cada dia :
TORNEOS EN EXCLUSIVA CASH, LIVE, POKERNEWS CUP, WSOP 2009...

Más historias

¿Qué opinas?