Historia del póquer: Rex Cauble, tercero en el ránking de grandes 'peces' del póquer

  • El Equipo PokerNewsEl Equipo PokerNews
Historia del póquer: Rex Cauble, tercero en el ránking de grandes 'peces' del póquer 0001

Además de prestar su nombre a la variedad de póquer más conocida en todo el mundo, el estado sureño de Texas ha dado al póquer grandes jugadores, pero también auténticos pardillos. De hecho, podría decirse que los tres peores jugadores de la historia del póquer eran originarios de allí.

En un deshonroso tercer lugar de esta lista que continuaremos en próximos artículos (lista no muy fiable por otra parte) nos encontramos con Mr. Rex Cauble, un ranchero de Dallas, estado de Texas, que pasó de pobre a rico y de nuevo a la bancarrota como mínimo tres veces durante su agitada vida. Tras conseguir su primera fortuna gracias a una huelga en la industria petrolífera en 1944, Cauble compró un potro llamado Cutter Bill por 2.500 dólares, una inversión que más tarde recuperaría con creces. Los planes que Cauble tenía para su caballo se retrasaron durante un tiempo, cuando Cauble perdió su potro jugando contra King T. Blake en una partida de stud con siete cartas. Esa fue la primera de una larga lista de derrotas en la mesa de póquer, pero en esa ocasión, él y King llegaron a un acuerdo y recuperó su caballo.

Aunque Cauble era un auténtico desastre jugando al póquer, lejos de la mesa de juego sí sabía aprovechar sus oportunidades y gracias a Cutter Bill, que llegó a ganar el campeonato del mundo de carreras de caballos, Cauble se embolsó casi un millón de dólares en comisiones. Finalmente, Cutter Bill fue incluido en el 'American Quarter Horse Hall of Fame' (salón de la fama americano del caballo cuarto de milla) y Cauble le quería tanto que llegó a ponerle su nombre a dos tiendas que poseía en Dallas y Houston. La ropa vaquera de marca Cutter Bill llegó a estar muy de moda en los años ochenta, en los que se vivió una fiebre de ropa al estilo 'cowboy urbano' y que llevó a la marca a ser una de las más populares de todos los Estados Unidos.

El ganado y la venta de ropa vaquera eran solo dos de los muchos negocios que formaban parte del vasto imperio de Cauble y eran los más legítimos, con diferencia. Con el paso del tiempo se llegó a descubrir que Cauble fue el líder de la 'Cowboy Mafia', una organización responsable del tráfico de marihuana desde Colombia a Texas durante los años setenta. Para 'lavar' el dinero generado, Cauble hacía viajes muy frecuentes a Las Vegas, en su avión privado. Gran parte de los grandes apostadores de la época pasaban mucho tiempo en el Horseshoe Casino, especialmente durante las World Series of Poker. Cauble participó en el evento principal de 1978, pero era mucho más frecuente encontrarle en las partidas de dinero, con apuestas muy altas.

Como innumerables perdedores antes que él, Cauble siempre alardeaba de ser un gran jugador. Cuando regresó a Texas tras un viaje a Las Vegas en 1978, le dijo a John Gray, que presidía la junta directiva del Banco Internacional de Dallas, que había ganado 260.000 $ en una partida de póquer y que quería depositarlos en su banco, aunque lo más probable es que esos 260.000 fuesen todo lo que le quedase tras haberlo perdido todo antes los profesionales.

Abundan las historias sobre la ineptitud de Cauble jugando al póquer y ahora que ha fallecido, los que le ganaron no tienen problemas a la hora de narrar su falta de talento. En una ocasión, Cauble se presentón en el Horseshoe durante las World series e insistió en jugar una partida de Texas Hold'em sin límite de apuestas con un buy-in de 50.000$, frente a profesionales como Doyle Brunson, Crandell Addington y Bobby Baldwin. Sin preocuparse de estar anunciando su ignorancia, Cauble llegó a pedir a Brunson que le diera una clase de 30 minutos sobre los principios básicos, antes de sentarse y jugar.

La lección no dio frutos. Sin que hubiera transcurrido ni media hora, Cauble participó en una mano de la que sus oponentes hablaron durante años. El flop salió K-J-2, todos de distintos palos y tanto Bobby Baldwin como Cauble pasaron de apostar. En el turn salió un 6 y ambos jugadores volvieron a pasar de apostar. Cuando el river trajo un 4, Baldwin pasó nuevamente y Cauble apostó 1.500$. Baldwin subió 30.000$ de inmediato y Cauble sopesó sus opciones, con 60.000$ enfrente suyo. Tardó tanto en tomar su decisión que algunos de los jugadores presentes pensaron que estaba a punto de retirarse pero finalmente igualó y Baldwin le mostró un 5-3 que completaba la mejor escalera posible. Para sorpresa de todos, Cauble puso exactamente la misma mano sobre la mesa. Solamente había igualado la apuesta, pudiendo haber subido otros 30.000 $ con la mejor jugada posible en sus manos.

Brunson, que normalmente es inmutable como una estatua, casi se cayó de su silla y dijo algo como: "la puta madre que me parió".

La avaricia que los 'tiburones' del póquer exhibieron al encontrarse con un 'fish' del calibre de Cauble pronto se tornó en desilusión, cuando fue arrestado por introducir 106 toneladas de marihuana al país. En enero de 1982 se le condenó por conspiración y tráfico ilegal y se le sentenció a cinco años en prisión. Los jugadores profesionales que habían engordado su banca limpiando a Cauble de sus ganancias ilegales se lamentaban de su ausencia y se reían para sus adentros pensando en la generosidad con la que les había regalado su dinero. Durante sus muchas visitas a Las Vegas en los setenta y los ochenta, Rex Cauble inyectó tantos fondos a la economía del póquer que se ganó merecidamente una gran reputación como uno de los mayores 'mecenas' que haya conocido el póquer.

Nota del editor: Storms Reback fue co-autor del libro The (Almost) Entirely True Story of the World Series of Poker y también ha colaborado con Sam Farha en el libro:Farha on Omaha: Expert Strategy for Beating Cash Games and Tournaments.

Más historias

¿Qué opinas?