Psicología del Poker Neuroticismo

Psicología del Poker Neuroticismo 0001

El neuroticismo es el rasgo de la personalidad más estudiado en psicología. Explicado de manera simple, si un individuo tiene el rasgo de neuroticismo muy desarrollado, tenderá a experimentar emociones más negativas y las vivirá más intensamente. A las personas que tienen este rasgo menos marcado se las suele calificar de "emocionalmente estables". Estas personas tienen menos probabilidades de reaccionar o de reaccionar de forma exagerada en situaciones de estrés y se recuperan más rápidamente de los traumas emocionales.

Una vez más, la mayoría de los individuos tienden a estar en la parte intermedia de una escala con estos dos extremos. Sabemos que a veces tendemos a ser más de una manera o más de la otra. Piensa por ejemplo en los adolescentes en comparación con el resto del mundo y verás el efecto que las hormonas provocan en el neuroticismo. Pero esto se les pasa con la edad.

Ejemplo en el póquer

No es sorprendente que haya algunas personas que son estables en la mayor parte de las situaciones e inestables en otras. Una guerra sería un ejemplo extremo pero cualquier otra situación estresante puede desencadenar y desencadena el potencial para la aparición de un incidente neurótico agudo. Aquí tienes el obvio ejemplo de póquer:

Nuestro jugador está teniendo un día normal en las primeras rondas de un torneo de póquer. Empieza entonces a jugar manos back-to-back contra los jugadores a los que puede ver venir. En ambos casos hace que el otro jugador haga all-in y el oponente se acerca a dos outs. En ambas manos los dos outs le perjudican y nuestro jugador sale perdiendo. Esta es una combinación perfecta de condiciones para observar la aparición de los elementos del neuroticismo. Es importante recordar que medimos el neuroticismo en una escala variable. Si el jugador está tranquilo y continúa jugando sin comentarios ni alteraciones, entonces podríamos decir que en la escala del neuroticismo está muy abajo.

Por la otra parte, todos estamos esperando que este jugador se venga abajo. Desde luego este jugador tendría justificación para reaccionar así pero también sabe que una reacción negativa intensa probablemente le haría perder cualquier probabilidad de luchar por el torneo.

El mundo en un tapete verde

Ciertamente, todos tenemos nuestro límite: problemas económicos, inundaciones, accidentes, muertes en la familia… todo esto puede causar importantes reacciones en la escala del neuroticismo. ¿Pero alguien piensa realmente que lo que pueda ocurrir en la mesa de póquer está dentro de la misma categoría que estos eventos de la vida? En un día tranquilo y normal, desde luego que no. Pero los jugadores pueden concentrarse y se concentran tanto en una partida de póker que todo su mundo se reduce al tapete verde.

Todo esto conduce a un hecho psicológico demostrado: somos capaces de alguna forma de controlar nuestras emociones en varias situaciones. Este control puede significar menos reacciones negativas y menos estrés en la vida. Y menos recaídas en el póker.

Por ejemplo, sabemos que las personas introvertidas lo tienen más fácil para controlar sus emociones en momentos difíciles. Las extrovertidas sin embargo tienden a experimentar lo bueno y lo malo rápida e intensamente. Por lo que si tiendes a explotar cuando las cartas no salen como a ti te gustaría, un consejo sería que te lo tomes con calma, tranquilízate y sin que se te note, controla esa sensación.

El valor de la experiencia

Sabemos que por regla general, las personas mayores tienden menos a verse envueltas por alteraciones emocionales de forma tan repentina. Esto no sólo se debe a que estas personas hayan visto y experimentado más a lo largo de la vida sino también que han pasado por numerosos altibajos durante su vida. Es tan simple como que la experiencia nos dice que los "bajones", especialmente, no merecen la pena. Seguimos sintiendo el dolor pero no sacrificamos toda nuestra personalidad en él.

Entonces, ¿se puede tratar el neuroticismo grave? Sí. Cien años de psicología y psiquiatría se han centrado en este objetivo. ¿Se puede tratar el problema de la reacción emocional negativa aguda en la mesa de póker? De nuevo sí.

Simplemente tienes que observar tu comportamiento. darte cuenta (normalmente lo harás después de que haya sucedido) de que reaccionaste o reaccionaste exageradamente ante una situación. Te das cuenta de que esta reacción fue un punto negativo en tu juego. Y finalmente, modificas tu comportamiento despacio para reaccionar menos y calmarte en la mesa. Si eres capaz de ver tu comportamiento como negativo la próxima vez, entonces eres capaz de cambiar ese comportamiento para reducir el estrés emocional negativo en ti y en tu juego.

Más historias

¿Qué opinas?