Póquer y cultura - 'Star Trek: La nueva generación'

Póquer y cultura - 'Star Trek: La nueva generación' 0001

En lo más alto de las listas de películas taquilleras de esta semana nos encontramos con la última entrega de la franquicia Star Trek, una nueva película que se presenta como precuela de la serie de televisión original, que se emitió entre 1966 y 1969. El nuevo largometraje es el onceavo y ahonda en la compleja trama que múltiples series de televisión han ido desarrollando a lo largo de las últimas cuatro décadas.

Aunque en las diversas encarnaciones de la franquicia aparecen referencias al póquer aquí y allá, es en la segunda de las grandes series de televisión Star Trek: La nueva generación (1987-1994) en la que el póquer se convirtió en una parte de la serie particularmente significativa. ST:TNG (abreviatura habitual del título de la serie en inglés) nos mostraba una nueva tripulación, en una nueva nave Enterprise, buscando atrevidamente nuevas aventuras en el siglo XXIV. Salpicada entre las peripecias de la nueva tripulación se encontraba la partida de póquer semanal de los oficiales de más rango. Con el transcurrir de la serie, la partida terminó convirtiéndose en una plataforma en la que mostrar muchos aspectos aspectos del carácter de los personajes y de sus mensajes típicos. Como curiosidad, cabe destacar que en el caso de un miembro del reparto de actores (Wil Wheaton, que representaba a Wesley Crusher) la conexión entre el póquer y ST:TNG llegó bastante más lejos. El actor llegó a ser un jugador de póquer formidable y durante un tiempo formó parte del Equipo PokerStars.

A continuación, os presentamos cinco episodios de la serie en los que se hace referencia al póquer:

La medida de un hombre

El póquer se introduce en uno de los primeros episodios de la serie titulado "La medida de un hombre", que apareció durante la segunda temporada. El episodio se centra en Data (personaje representado por Brent Spiner), el androide con sentimientos que ostenta el cargo de segundo oficial del Enterprise. En "La medida de un hombre", la historia se centra en si se puede considerar a Data como ser humano, aunque en cierto modo sea una máquina. A modo de introducción, el episodio hace un uso inteligente de una partida de póquer en la que juegan Data y otros oficiales.

Cuando Data comenta antes de la partida que el póquer es "excesivamente simple", el lugarteniente Geordi La Forge (Levar Burton) responde: "Data, aquí entran en juego más cosas que las cartas". La partida se juega a stud con cinco cartas y tras poco tiempo, Data está en una mano contra el comandante William Riker (Jonathan Frakes). Data ya tiene un trío de reinas y hace una apuesta al final, pero se encuentra con una subida de Riker, que en ese momento mostraba {10-Hearts}{j-Hearts}{5-Hearts}{4-Hearts}. Data se retira y Riker le muestra la última des sus cartas de mano, un {2-Spades}.

Data se muestra incrédulo y dice: "¡No tienes nada! ¡No tiene ningún sentido apostar si no puedes ganar!". "Pero he ganado," le explica Rider. "Aposté a que tú no igualarías."

Es ahí cuando se presenta el argumento central del episodio. Un comandante que está de visita, llamado Bruce Maddox, un experto en cibernética, desea desmontar a Data para explorar la posibilidad de construir otros androides como él. Cuando se demuestra que el procedimiento podría destruir a Data, surgen las objeciones. En un momento dado, Data intenta explicar a Maddox que incluso si pudiera descargar todos los datos que Data guarda para poder analizarlos, no podría capturar su "esencia".

"Fíjate en los juegos de azar por ejemplo," intenta explicar Data. "Yo había leído y asimilado todos los tratados y libros sobre la material y estaba bien preparado para la experiencia de jugar al póquer y sin embargo, cuando finalmente lo hice, descubrí que no se parecía mucho a las reglas." El farol de Riker le enseñó a Data un poco sobre la diferencia entre teoría y práctica, diferencia que Data está convencido que Maddox no consigue apreciar.

Data decide dimitir antes que ser sometido al procedimiento. Sin embargo, Maddox explica que como Data no es humano sino una "propiedad", no tiene derecho a dimitir. Se organiza una audiencia para determinar si Data es o no es humano y finalmente el capitán Jean-Luc Picard (Patrick Stewart) consigue establecer una duda razonable acerca de Data, lo que facilita una decisión favorable y la retirada de la orden de Maddox.

El precio

La capacidad de jugar al póquer de Riker vuelve a aparecer en un episodio de la tercera temporada titulado "El precio". En esta ocasión, Riker representa a la Federación en negociaciones a varias bandas en las que se disputa la titularidad de una especie de pasadizo que supondría un valioso atajo a través del espacio. En una discusión privada, Riker revela que a su juicio el oponente más duro en la negociación es sin duda Devinoni Ral, que representa a los Crisalianos.

Ante el comentario que hace uno de los participantes en la conversación: "Seguro que usted juega al póquer, comandante", el capitán Picard responde: "El comandante Riker da clases magistrales de póquer".

Lo interesante es que el episodio revela más tarde que el temido Ral es en parte "betazoid", lo que le otorga "poderes empáticos" con los que puede sentir las emociones de otros. Otro personaje, la consejera Deanna Troi (Marina Sirtis), también figura de manera destacada en este episodio. También ella es "betazoide" y también tiene poderes empáticos. Lo que se intenta indicar es que las aptitudes de Riker para el póquer le ayudaron a identificar a Ral como un negociador especialmente habilidoso.

Ética

En la quinta temporada de ST: TNG, el póquer aparecía cada vez más frecuentemente en la serie. El quinto episodio, titulado "Ética" comienza con el lugarteniente Worf de los Klingon (Michael Dorn) y La Forge debatiendo sobre una partida de póquer que acaba de terminar y en particular, sobre una mano en la que la consejera Troi consiguió hacer que Worf perdiese un bote gracias a un farol. Mientras que Worf no se mostraba convencido de haber sido víctima un farol, La Forge es capaz de confirmarlo gracias a que su VISOR (acrónimo de Instrumento Visual y Reemplazo de Órganos Sensoriales en inglés) le permite ver a través de las cartas. Aunque en el episodio La Forge insiste en que no se aprovecha de su ventaja visual durante las partidas, lo cierto es que uno se pregunta si sería justo jugar al póquer contra ese tipo de oponente... y eso sin mencionar a la consejera Troi y a sus "poderes empáticos".

Causa y efecto

El póquer vuelve a la serie en otro episodio de la quinta temporada, titulado "Causa y efecto". Esta vez, la tripulación del Enterprise está cartografiando una parte inexplorada del universo y se encuentran con una "distorsión muy focalizada del continuo espacio-temporal". Lo que sucede en realidad es que se encuentran atrapados en un "bucle de causalidad temporal", que termina una y otra vez en una colisión con otra nave, destruyendo a ambas.

Cada nuevo paso por el bucle deja a la tripulación sintiéndose más y más afectada por sensaciones de déjà vu. Al final, esas sensaciones les ayudan a determinar que de hecho se encuentran atrapados en un bucle temporal, incapaces de salir, a causa de los constantes choques de la nave. Una de las escenas que se repiten una y otra vez es la de una partida de póquer, específicamente una mano de stud con cinco cartas que reparte Data y en la que participan Riker, Worf y Crusher. La primera vez, Crusher tiene éxito al descubrir el farol de Riker, tras no conseguir este completar su proyecto de escalera. Sin embargo, la segunda vez Riker siente que Crusher le igualará la apuesta y abandona la mano. La tercera vez, los jugadores saben de memoria las cartas que van a salir y ello se convierte en una de las pistas que les indican que están atrapados en un bucle temporal.

La tripulación decide enviarse un mensaje a sí misma, un aviso del desastre que se avecina, como modo de escapar del bucle. Pasan por las mismas escenas una vez más, solo que esta vez el número 3 aparece continuamente en todas partes de un modo improbable, incluso en la partida de cartas, en la que todos reciben treses como cartas iniciales y en la que todos completan tríos en las tres siguientes rondas de cartas. Obviamente, entre las pistas que se habían dejado a sí mismos se incluía la manipulación del mazo por parte de Data. Cuando llegan los caóticos momentos finales justo antes de un nuevo choque, en los que los miembros de la tripulación están sugiriendo diferentes modos de escapar del desastre, Data se da cuenta de que el uniforme de Riker tiene 3 insignias indicando su rango, decide seguir su plan y la tripulación consigue escapar del choque y del bucle temporal.

La flecha del tiempo

La buena marcha del aprendizaje Data se demuestra en "La fleche del tiempo", un episodio con dos partes que cerró la quinta temporada y abrió la sexta. En esta occasion, el Enterprise regresa rápidamente a la Tierra para investigar pruebas de que los alienígenas habían estado allí al final del siglo XIX, pruebas que extrañamente incluyen la cabeza cortada de Data.

Durante la investigación, Data se cuela en un portal del tiempo y acaba solo en el San Francisco de 1893. Sin dinero, debe iniciar su progreso hacia el Enterprise y el siglo XXIV en una partida de póquer. Antes de regresar, Data interactúa con otro jugador de póquer famoso: Samuel Clemens (Mark Twain).

Mañana os presentaremos otros cinco episodios en los que la serie se apoyó en el póquer para ayudar a definir a sus personajes y a comunicar su mensaje.

Más historias

¿Qué opinas?