Steve O'Dwyer gana el 100.000$ Super High Roller de la PCA por 1.872.580$

Steve O'Dwyer

Lo ha vuelto a hacer. Apenas dos meses después de haber ganado el Super High Roller del Asia Championship of Poker 2014, el jugador profesional Steve O'Dwyer ha añadido un nuevo y prestigioso título a su ya de por si extenso palmarés. Después de tres días de durísimo poker, O'Dwyer conseguía hacerse con todas las fichas de un torneo que registró 66 entradas y se hacía con el título del 100.000$ Super High Roller de la PokerStars Caribbean Adventure $100,000, recibiendo un premio de 1.872.580$.

Resultados de la mesa final

PosiciónJugadorPremio
1Steve O'Dwyer$1.872.580
2Roger Sippl$1.344.420
3Bryn Kenney$873.880
4Sorel Mizzi$659.400
5Christoph Vogelsang$512.160
6Sam Greenwood$396.920
7Andrew Robl$313.700
8Scott Seiver$243.820

La jornada comenzaba con siete de los ocho integrantes de la mesa final volviendo a la acción, tras haber caído Scott Seiver como octavo clasificado en el final del Día 2 (8.º 243.280$). Sorel Mizzi empezaba la jornada como líder destacado, mientras que el que terminaría siendo el campeón, O'Dwyer, se mantenía como el tercer mejor stack.

La acción no se hizo esperar y Andrew Robl fue el primero en coger el camino del rail. En la mano de su eliminación, Robl terminaba all-in en el turn con top-pair contra la over-card y el proyecto de color de Bryn Kenney's. Un trébol aparecía en el river para completar el color de Kenney y Robl caía eliminado en séptima posición con un premio de 313.700$.

Tras la salida de Robl, el siguiente en salir sería el chip leader del Día 1, Sam Greenwood. Greenwood fue víctima de un enfrentamiento preflop contra el alemán Christoph Vogelsang, que sostenía una pareja de nueves que iba muy por delante de los seises de Greenwood que no encontraría ayuda del board tras el all-in preflop.

Tras ganar esa mano, Vogelsang no encontró su momento de acechar la victoria en esta mesa final y terminaba siendo el siguiente en caer. Vogelsang hacía una three-bet con {10-Hearts}{10-Clubs} tras abrir la mano Roger Sippl con {A-Clubs}{Q-Hearts}. Tras foldear al resto de jugadores la mano volvía a Sippl, que se movía all-in y recibía el call de Vogelsang por su supervivencia en el torneo. El board fue cruel para Sippl, ya que traía un puñado de cartas blancas en las primeras calles, pero el river era una Q que dejaba fuera a Vogelsang en quinta posición con un premio de 512.160$.

Mizzi fue el siguiente en caer, después de no poder mantener el liderato con el que comenzaba la jornada. Mizzi hacía una three-bet all-in con dieces, la mano protagonista de la jornada, ante el open-raise de Kenney desde el botón con as-jota. Kenney pagaba y conseguía completar escalera para eliminar a Mizzi en cuarta posición con un premio de 695.400$. Poco después de apuntarse esa eliminación, era Kenney el que tenía que poner rumbo al rail, y lo no lo hacía con demasiada buena cara. Bryn perdía una mano crucial tras un all-in preflop contra O'Dwyer, después de que la mano la abriese Sippl y el americano le hiciese una three bet all-in que ponía en riesgo su torneo. Sin embargo, no fue Sippl quien eliminaba a Kenney, sino O'Dwyer. El que terminaría siendo el campeón de este evento, levantaba pareja de dieces y destrozaba el {k-Spades}{q-Spades} de Kenney, que caía en tercera posición y dejaba servido el Heads-Up.

O'Dwyer comenzaba el cara a cara con una ventaja de fichas significante sobre Sippl, un liderato que conseguiría mantener durante el resto de manos del torneo. La mano que lo decidió todo llegaba con las ciegas 80.000/160.000/20.000. Sippl abría desde el botón a 450,000 con {J-Spades}{10-Diamonds} y recibía el call de O'Dwyer con {A-Hearts}{10-Clubs}. El flop traía {Q-Hearts}{8-Diamonds}{8-Clubs}, y O'Dwyer hacía check-call a la continuación de 750.000 puntos de su rival. En la cuarta calle, {2-Spades}, ambos se daban check para ver como un {3-Spades} completaba el board en el river. O'Dwyer golpeaba la mesa pasando por tercera vez y Sippl se movía all-in por sus últimos 2.995.000. Eso trasladaba toda la presión a O'Dwyer, que maduró la posibilidad de pagar con as-high durante más de cuatro minutos. Finalmente, O'Dwyer anunciaba el call y Sippl caía eliminado como runner-up. El premio por su impresionante final: 1.344.420$.

Curiosamente, ambos rivales en el Heads-Up tuvieron que echar mano del re-entry en el día 1, pero eso fue suficiente para conseguir alcanzar los dos mejores puestos y premios de este Super High Roller de la PCA.

La acción sigue en Bahamas. Mientras que el Super High Roller llegaba a su fin, la acción no ha hecho más que empezar en la Atlantis Paradise Island. En Pokernews seguiremos atentos al resto de eventos, en especial al Main Event de 10.300$ que empezaba ayer mismo..

Obtén todas las últimas actualizaciones de PokerNews en tus redes sociales. Síguenos en Twitter y dale a me gusta en Facebook!

Más historias

Jugadores relacionados

¿Qué opinas?