Alexandru Papazian gana el evento $888 Crazy Eights de las WSOP por un premio de 888.888$

Alexandru Papazian gana el evento $888 Crazy Eights de las WSOP por un premio de 888.888$ 0001
Sharelines
  • Alexandru Papazian gana el evento $888 Crazy Eights de las WSOP por un premio de 888.888$

Rumanía tiene ya su primer brazalete de las World Series of Poker gracias a la victoria de su talentoso jugador Alexandru Papazian en la jornada del miércoles. El $888 Crazy Eights necesitó de un día de juego extra, del que Papazian salió victorioso tras superar al alemán Kilian Kramer en el heads-up, lo que le permitió ganar un premio de 888.888$.

Con este triunfo, Papazian se convierte en el líder de la lista histórica de ganancias de su país, superando Mihai Manole. Sin embargo, eso no era importante para él: "No me preocupo demasiado por los rankings de mi país, lo que realmente me importa es haber ganado el primer brazalete.”

Resultados del Evento #60 WSOP

PosiciónJugadorPaísPremio
1Alexandru PapazianRomania$888,888
2Kilian KramerGermany$463,888
3Harry LodgeUnited Kingdom$344,888
4Ioannis Angelou KonstasGreece$257,888
5James CappucciUnited States$193,888
6Vlad DarieRomania$146,888
7Michael TureniecSweden$112,888
8Guillaume DiazFrance$86,888

En el tercer día de juego, que debería haber sido la última jornada del torneo, tuvieron que pasar algunas horas para que se alcanzase la última mesa. Entre los nueve supervivientes había unos cuantos jugadores europeos de primer nivel, pero la realidad es que el único con un par de brazaletes a sus espaldas era el jugador de Nevada Ben Yu. Por desgracia para él, Yu no pudo mantener su stack a salvo de las embestidas de sus rivales y tras recibir un buen golpe de James Cappucci, que encontraba uno de sus tres únicos outs, terminaba perdiendo sus últimos puntos contra los ases de Harry Lodge.

Por aquel entonces, Kramer intentaba utilizar su gran pila de fichas con un juego agresivo, pero terminó doblando dos veces a Lodge y una a Capucci. Eso permitió a Papazian colocarse líder antes del descanso para la cena y entonces comenzó su show.

Tras dos niveles sin eliminados, Papazian terminó eliminando a Guillaume Diaz en octava posición. Su as-rey terminó siendo una losa para el as-dama de Diaz, que se tenía que conformar con un premio 86.888$.

La siguiente víctima de Papazian fue Michael Tureniec, que se despedía tras pushear sus últimas siete ciegas ante el raise del rumano. Sin embargo, el as-dos de Tureniec no fue suficiente para superar a los ochos de Papazian y este quedaba eliminado con un premio de 112.888$ por su esfuerzo de los últimos días.

"No puedes ganar torneos sin runear bien. Yo esperé mi momento y entonces ataqué."

Papazian comenzó a arrasar con la mesa final y en su camino tampoco tuvo piedad de su compatriota Vlad Darie. Con los dos vistiendo camisetas de la selección de Rumanía y con un rail fervoroso, Papazian y Darie se enredaron preflop. Papazian volvía a ganar el flip, esta vez con as-rey contra jotas, y mandaba a Darie al rail con 146.888$ y un sexto puesto.

Solo dos manos después, Papazian se apuntaba otra eliminación mandando a casa a James Capucci, que había conseguido superar varios saltos de premios con un stack bastante corto. Papazian tenía dos cartas vivas cuando los dos terminaron all in, pero terminó haciendo color para despedir a su rival en quinta posición con un premio de 193.888$.

Nadie podía parar a Papazian, que también dio buena cuenta de Ioannis Angelou Konstas, que se movía all in con as-dos de picas y chocaba, otra vez, con los ochos de Papazian. El board no ayudaba al griego y este abandonaba su asiento con un impresionante premio de 257.888$ por su cuarto puesto.

Eso dejó la mesa con solo tres jugadores, aunque Harry Lodge y Kilian, que se habían limitado a ver a Papazian destrozar a todos sus rivales, tenían tan solo el 20% de la fichas en juego, mientras que el rumano navegaba a sus anchas con el otro 80%.

Sin embargo, no fue Papazian el que eliminó al siguiente jugador. Fueron precisamente Lodge y Kramer los que chocaron, concretamente en una mano en la que Lodge tenía as-ocho de tréboles y Kramer reyes y que se terminaba decidiendo gracias a un rey en el river. Lodge se despedía con 344.888$ bajo el brazo.

En ese momento, Papazian y Kramer acordaron parar el juego y volver al día siguiente para disputar el heads-up. Cuando los dos volvieron al Rio All Suite Hotel and Casino, todo estaba preparado en la sala Amazon para la batalla final.

Tras varias idas y venidas de fichas, Kramer perdió un bote imporante que le dejaba a las puertas de la eliminación. En esa mano, Papazian hacía tres barrels y Kramer le pagaba en cada uno de ellos. Cuando Papazian daba la vuelta a su mano, se descubría que no tenía nada en el flop, que en el turn se le había abierto un proyecto de escalera, y que el river le había premiado con la pareja más alta posible. Kramer no pudo superar su mano y se quedó con algo menos de 13 ciegas. En la siguiente mano se movía all in y Papazian no tardaba en pagarle.

Kramer mostraba seis-nueve y Papazian rey-nueve. El board traía dobles para el rumano y, tras una blanca en el turn, el torneo quedaba finiquitado con la eliminación de Kramer en segunda posición.

Papazian comparó su victoria en Las Vegas con sus otros logros conseguidos en el póker. "Llevo jugando durante mucho tiempo y no estoy tan emocionado como el resto de la gente. Así es como soy. No soy emocional, pero sigo siendo súper feliz por esto. Y espero que llegue otro para Rumanía, espero que haya muchos más por venir".

Papazian recibió todos los ánimos del rail rumano durante la jornada del martes y también durante el heads-up. Allí estaban Mihai Manole, Alain Medesan y Valentin Vornicu, entre otros. "Creo que ellos railearon mejor de lo que yo jugué, mi victoria también es suya."

Cuando le preguntamos sobre su tremendo dominio en la mesa final, Papazian no dudó en reconocer que "no puedes ganar un torneo sin runear bien. Esperé mi momento y entonces ataqué. Fue a mi favor, así es como funcionan los torneos. Runeé bien y creo que jugué bien.”

No habrá fiesta, por ahora, para Papazian, que tan pronto terminaba el cara a cara saltaba al Evento #66: $1,500 No-Limit Hold’em. “Tenemos el campeonato de fútbol el viernes, We have a soccer championship on Friday, no nos podemos permitir ir de fiesta. Tenemos que superar a los alemanes una vez más.”

Alexandru Papazian

Más historias

Torneos relacionados

¿Qué opinas?