Psicología del poker - Volumen 1 - Demasiado poker es contraproducente

poker psicologia estrategia

Las WSOP - World Series of Poker - duran más de un mes. Si eres del equipo organizador, aún duran más. Algunos trabajos para los medios de poker no incluyen días de descanso, y para los jugadores son más de seis semanas jugando al poker todos los días. ¿Es descabellado, pues, el pensar que al final de este atracón, haya una masiva depresión clínica por todos los rincones de la comunidad de poker?

El primer día de las Series no hay nada más que buenos pensamientos, grandes esperanzas y resolución para ganar y hacer un buen trabajo en las mesas. Pero un mes después, la realidad es que sólo unas decenas de jugadores tienen brazaletes en sus muñecas. Cientos de jugadores profesionales se quedan fuera del dinero, sin premios, y docenas más hacen cajas, pero no llegan a mesas finales, ni ganan eventos. Los croupieres acaban cansados, los equipos de organización están agotados; los medios de información de poker... bueno, éstos (que somos nosotros) trabajan todo el rato al límite, para empezar, por lo que no es sorprendente que haya conversaciones subidas de tono y algún encontronazo entre reporteros.

El número de llamadas a los directores de torneo suben día tras día de número, y se reparten más penalizaciones en los tapetes, hay más discusiones en los mostradores de registro, las colas crecen en la ventanilla de atención a los jugadores, y se puede ser testigo de discusiones por cuestiones mínimas y poco importantes. ¿Qué pasa? ¿Se transforma todo en las WSOP - World Series of "Paranoia"?

Bien, el diagnóstico psicológico grupal es bastante simple. Un gran grupo de gente han estado repitiendo las mismas tareas y actividades día tras día durante semanas.

Más del 90% del grupo más "crítico" de toda esta comunidad (los jugadores) tiene garantizado un mal resultado al finalizar cada jornada. Ésto resulta en no sólo la pérdida de dinero (y un salario negativo), sino también en la pérdida de sus sueños, objetivos y metas. Los jugadores son el grupo dominante en esta "micro-sociedad", y como un todo, tienen malos resultados con los que lidiar siempre. Sólo hay que añadir a todo esto la inexistencia de uns sistema de apoyo anímico para la mayoría de los jugadores, por lo que no es descabellado pensar que todo el mundo acaba fuera de quicio.

¿Podría llegar a diagnosticar nueve o diez mil casos allí de depresión clínica? Bueno, realmente, no es este el caso; hay muchos jugadores y equipos de trabajadores que simplemente, lo llevan todo de manera excelente, y es más interesante incluso, saber cómo manejan estos individuos su estado de ánimo a medida que profundizan en la experiencia de vivir las WSOP.

El sub-grupo de personas que realmente disfruta de la aventura de las Series tienen varios patrones o conductas en común:

  • No viven el poker 24h./7d.; esto es, de vez en cuando salen por las puertas del "Rio Suites Hotel and Casino".
  • Interactúan con gente de fuera de la comunidad de poker, y cuando hablan con miembros de la comunidad, lo hacen sobre temas que no tienen que ver con el poker.
  • Generalmente comen bien, hacen ejercicio, duermen lo necesario, y limitan su consumo de alcohol.
  • En resumen, aquellos que no se deprimen, anteponen su bienestar al poker, ya sea para ellos su hobby o su trabajo.

La depresión hace mella, en general, en mucha gente. Dos de las causas más comunes son el stress por el trabajo y el stress debido al dinero. Si tu trabajo es el poker, y tu forma de vida gira en torno a las ganancias en el juego del poker, puedes ser carne de cañón para una depresión relacionada con el trabajo.

Los individuos sumidos en la depresión se sienten como si no tuviesen energías y no se pudiesen concentrar. Otros se sienten irritables todo el tiempo sin razón aparente. Estos síntomas tienden a acumularse a medida que pasan los días y las semanas de "bajón". Aunque la cosa empiece con una depresión de nivel suave, puede convertirse en algo crítico, porque afecta al desempeño en tu trabajo, y si tu trabajo es jugar al poker, la espiral te puede sumir en el "tilt" definitivo.

La primera y más importante pregunta que le hago a cualquier jugador que veo con síntomas es "¿Qué estás haciendo aparte de jugar al poker?"

Muchos jugadores entran al Rio, y no vuelven a salir durante todas las World Series. Viven aquí, juegan aquí, comen aquí, y sólo salen para atender compromisos de poker o para jugar al poker en otra sala de la ciudad. La mayoría de los días de las Series hay fuera más de 30 grados en Las Vegas, por lo que eso es la excusa perfecta para no dar un paseo por ahí o tomar contacto con el mundo exterior. El ejercicio está siempre disponible en los gimnasios de los hoteles y en los spas, pero "siempre están llenos". Encontrar comida sana es siempre un pequeño desafío, pero lo que siempre está al alcance de la mano es comida rápida, fritos a mansalva por doquier, y, de paso, bebidas gratis en cualquier sala de poker.

Los jugadores entran en un ciclo de todo-poker-todo-el-día, lo que significa, en el mundo de los torneos de poker, una expectativa negativa estimable en un 91%, cada vez que se sientan a jugar. Por ello, resulta hasta "normal" que la gente caiga deprimida tras un mes de interminable acción.

La depresión puede afectar a tu juego, y ser el inicio de una larga y destructiva espiral, que puede afectar a todos los aspectos de tu vida. La cura es simple: hay que salir de la sala poker. La clave es levantarse y dar un paseo en modo "real-life", lejos de las cartas.

Artículo siguiente: "Psicología del poker - Volumen 2 - La psicología en las mesas"


Cualquier comentario/opinión o pregunta, podéis hacerlo, o bien usando los comentarios (debajo de este artículo) o entrando en nuestro foro de poker de Es.PokerNews.com.

Más historias

¿Qué opinas?