Now Live WCOOP $102,000 Super High Roller

Psicología del poker - Volumen 5 – Respuestas al miedo

poker psicologia

Artículo anterior: "Psicología del poker - Volumen 4 – La ansiedad y el miedo"

Un montón de lectores me escribieron a propósito del artículo anterior sobre la Ansiedad y el miedo. Aparentemente, hablé mucho sobre el terror, en opinión de muchos jugadores de poker. El temor y la ansiedad son algo que está presente en las mesas al jugar al poker, y en este artículo hablo sobre los efectos (primarios y poco controlables) que esos estados psicológicos o sentimientos pueden tener sobre vuestro juego y sobre vuestra imagen en las mesas.

Vale la pena tener en cuenta que mi resistencia a la hora de llamar "suave ansiedad" en la mesa de poker a lo que realmente es temor, es algo personal y subjetivo que he cultivado yo mismo con mis experiencias en las mesas de poker.

Realmente, no estoy asustado en la mesa, y no experimento un incremento del ritmo cardíaco cuando hago un farol muy grande o flopeo un monstruo. Pero eso es comportamiento aprendido.

Me acuerdo de cuando por primera vez, hice un all-in de más de 100.000 fichas en un bote con un farol más grande que un camión; pensé que mi corazón saldría disparado de mi pecho, aterrizaría, botando en la mesa y luego en la cabeza de mi rival, palpitando con un sonido de "¡¡Bluff, blufff, blufff...!!" ("farol").

Ahora, años después, y tras mucho entrenamiento psicológico, me encuentro durante mi juego en un terreno entre el desinterés y el sueño más profundo, pero es un comportamiento de cara al poker que también me es útil. Sólo veo incrementadas mis pulsaciones y alterado mi comportamiento cuando un pelirrojo entra en la sala de poker, si hay una mosca cerca, o si se cae un vaso lleno...

Como primer paso a la hora de gestionar tu miedo en las mesas, tienes que ser consciente de tus propios temores, de tus reacciones al temor, a la ansiedad (y a las camareras que sirven los 'cocktails'); y aprender: o bien a controlarlo todo, o bien a usarlo para adquirir ventaja.

Phil Ivey no muestra ningún 'tell' detectable, y su "cara de poker" es legendaria, aunque esté sometido a cualquier tipo de tensión por parte de sus rivales
Phil Ivey no muestra ningún 'tell' detectable, y su "cara de poker" es legendaria, aunque esté sometido a cualquier tipo de tensión por parte de sus rivales

Echemos un vistazo a algunas de las reacciones físicas y psicológicas a la ansiedad y al miedo. El incremento del pulso cardíaco es la más común de las respuestas al stress, al temor, a la alegría, a un ruido fuerte, a ver tu programa favorito en TV, o a encontrarte con tu pareja en el aereopuerto. Un rápido bombeo del corazón envía más oxígeno al cerebro y a otros órganos, y te prepara para resolver cualquier situación: un vuelo, una pelea, o un proyecto de escalera de color.

Alguna vez habreis oído hablar de la respuesta a un estímulo conocida como "Fight or Flight" ('Pelea o huye de ello') que supuestamente nos lleva hacia atrás, a la época en la que aún vivíamos en las cavernas: no hay ninguna razón para vincular un incremento del pulso cardíaco sólo con nuestra época de Neanderthales. Al parecer, necesitamos más oxígeno que el necesitaba Pedro Picapiedra.

La clave en la mesa de poker es saber si tienes esta reacción sólo cuando faroleas o sólo cuando ligas una mano muy fuerte. Tanto si te ocurre lo primero o lo segundo, necesitas saberlo para prevenir el dar información a los rivales con un tell. Si tu corazón empieza a bombear a lo bestia tras tus costillas cada vez que estás haciendo un farol o flopeas un monstruo, no debes preocuparte: un "tell" necesita significar algo específico que los rivales puedan "leer".

El pulso cardíaco se puede notar de distintas maneras, tanto físicas como psicológicas. La manera más común para detectar un pulso disparado es la típica vena en el cuello o en la frente. Además, suele ir acompañado de una respiración más fuerte, movimientos más rápido de los ojos y/o dilatación de las pupilas.

Después, la tensión producida por el temor o la ansiedad puede provocar movimientos rápidos y nerviosos: los más comunes son los de las manos, o un incremento generalizado de lo que podríamos llamar "inquietud" o "hiper-flexión" muscular. El incremento de la circulación de la sangre provoca que "despertemos" un poco, y eso provoca que queramos hablar o movernos. Las manos revolotean inquietas.

Si tú "sabes" que abandonarás tu farol ante un re-raise o que harás all-in con tu mano hecha, puede también que muestres calma - incluso demasiada calma, algo que puede transformarse en un tell también.

Esta cara denota sorpresa. ¡Suspenso!... a la hora de esconder las reacciones físicas a las situaciones que surgen en la mesa
Esta cara denota sorpresa. ¡Suspenso!... a la hora de esconder las reacciones físicas a las situaciones que surgen en la mesa

El primer paso, de nuevo, es saber qué haces cuando estás en situación de stress mientras juegas. Pon mucha atención a tus propias reacciones cuando eres el siguiente en hablar en la mesa. En el próximo artículo, cubriremos los tells físicos más comunes que se disparan con el stress, la ansiedad o el temor.

Nota del editor: si muestras mucho temor en las mesas... la solución es simple: ¡regístrate en una de nuestras salas favoritas de poker online!


Cualquier comentario/opinión o pregunta, podéis hacerlo, o bien usando los comentarios (debajo de este artículo) o entrando en nuestro foro de poker de Es.PokerNews.com.

Más historias

¿Qué opinas?