El Loquero del Póquer, Vol 19 – Mal Comportamiento

El Loquero del Póquer, Vol 19 – Mal Comportamiento 0001

'El precio que se paga por dedicarse a una profesión es un conocimiento íntimo de su lado feo.'

--James Baldwin

He estado leyendo un artículo recientemente de Linda Johnson sobre el mal comportamiento en las mesas de póquer. Ella no está en contra, y en realidad yo tampoco. ¿Pero qué hacen los demás jugadores al respecto?, si Ud. cree que el comportamiento de otros en la mesa de póquer no afecta su juego, entonces está Ud. jugando el juego equivocado. Los peores comportamientos que he visto en las mesas han sido siempre para conseguir que los demás jugadores jueguen mal. Distinguir entre el mal comportamiento como parte del juego psicológico y los insultos de jugadores ignorantes, es una habilidad que quizás ya tenga, pero que debe incorporar a su favor en el juego.

Se puede citar al "Maestro" del mal comportamiento Nguyen o el conocido rey del mal comportamiento Phil Hellmuth, así como cientos de imitadores. Si los poderes del póquer quieren regular estos comportamientos, es una cuestión de si el casino, el tour o el jugador, tienen una opinión, escriben una norma al respecto. Yo personalmente, encuentro este comportamiento transparente y, o lo ignoro o se lo lanzo de vuelta al jugador en una especie de sicología inversa. Pongamos un ejemplo.

Hay un jugador semi-profesional que se queda mirando fijamente a los demás tratando de asustarles. Eso inquieta a algunos de los jugadores. Este año me lo hizo a mi en Túnez, y le lancé el siguiente discurso: "¿Esa cara asusta alguien, o sólo a tu perro?. Luego se lo intentó hacer a otro jugador que le miró sin importarle su cara de meter miedo. En ambos casos el ogro llamó la puesta y perdió la mano.

El comportamiento insultante también es habitual, y se debe de reaccionar de manera que nos beneficie. Si alguien esta siendo mal educado o insultante, hay que reaccionar; si el vigilante del casino se puede encargar, mejor dejárselo, pero a veces el personal del casino no es suficientemente rápido o atento. ¿Qué hacemos entonces?. Lo primero es tener presente que este jugador está estropeando nuestro juego y disfrute. Estos idiotas quieren que los demás no se enfrenten a ellos en las manos de cartas. Pueden estar borrachos o venir de derrotas, pero esto es un juego, no es cirugía ni lanzamiento de cohetes.

Mi primer consejo es decir al que reparte que llame al vigilante de mesas (no lo llame Ud). Con esto consigue varias cosas. Primero, el que reparte puede hacer esto y debe. Segundo, el jugador abusivo y los demás verán que Ud No solo sabe controlarse a sí mismo pero que además no acepta tonterías. Ud. Controla entonces la mesa estableciendo las reglas y no le tomarán a la ligera. El jugador molesto le ha dado en realidad una ventaja.

El póquer es un juego psicológico sutil, toda ventaja ayuda.

Nota del Editor: Trabaje su mal comportamiento jugando en Mansion Poker. A su pantalla no le importan sus insultos.

Más historias

¿Qué opinas?