En el corazón de la WSOP: Entrevista con el Jugador del Año 2007, Tom Schneider (Primera Parte)

En el corazón de la WSOP: Entrevista con el Jugador del Año 2007, Tom Schneider (Primera... 0001

En términos de póquer, Tom Schneider siempre está en juego. Schneider saltó al mundo de los torneos después de su aparición en televisión jugando en una mesa grabada del evento "World Poker Challenge" del WPT en Reno, en marzo de 2006, en la que quedó tercero. Schneider es también conocido por sus comentarios en una web regional de póquer, Pokerati.com, por trabajar como colaborador del programa "Beyond the Table" (Más allá de la mesa), por su libro sobre la vida y el póquer: Oops! I Won Too Much Money! (¡Ups! He ganado demasiado dinero), y, por supuesto, por su larga participación en juegos de efectivo con enormes pilas.

Aún así, Schneider no era exactamente uno de los grandes nombres que levantaron gran expectación al confirmar su asistencia a la World Series of Poker 2007. Todo eso cambión cuando Tom ganó el brazalete del Evento 5, casi al principio de la World Series: era el evento mixto de Omaha-8/Stud-8 de $2500. Éste fue el primer brazalete WSOP de Schneider, pero la cosa no terminaría ahí. Jugó la mesa final del evento de $2.500 HORSE sólos eis días después, catapultándolo al puesto de Jugador del Año de la WSOP.

Y lo mejor estaba aún por llegar. Dieciocho días después, Schneider ganó su segundo brazalete en uno de los últimos eventos de la Series, el torneo de Stud-8 de $1.000 (Evento 46). Schneider era el único jugador que había ganado dos brazaletes en la WSOP 2007, y su puesto como mejor jugador parecía consolidarse, y lo hizo finalmente tras enfrentarse a su gran oponente Jeffrey Lisandro. Ahora, este natural de Indianápolis y residente en Phoenix, ex contable público y feje financiero, ha conseguido que su nombre suene a algo más en todo el mundo: al Jugador del Año de la WSOP 2007. En la primera parte de esta entrevista, Schneider nos cuenta todos los detalles de su gran victoria en el evento 5 y del primer brazalete WSOP de su carrera. También nos hablará sobre su actuación en la mesa final del durísimo evento HORSE pocos días después, que le adjudicó finalmente el título del Jugador del Año.

PokerNews: Así que, ¡Jugador del Año de la WSOP! ¿Cómo se siente ahora que ha pasado algún tiempo?

Tom Schneider:

Pues muy bien, la verdad. Ha sido fantástico estar algún tiempo alejado del póquer. Pasé casi dos meses en Las Vegas y vine dos días a casa, así que en cierto modo estaba un poco cansado del póquer. Ahora estoy empezando a verlo por televisión, pero no tiene nada que ver con el póquer o con ser el Jugador del Año, simplemente es divertido ver lo que hacen. No sé…es una sensación agradable. Es un poco raro, porque nunca me he considerado una de esas personas que tendrían posibilidades de jugar y ganar.

PN: Hablemos de su primer brazalete. Hace tiempo comentó que el Stud-8 no era precisamente su fuerte…de hecho, dijo que lo odiaba. ¿Qué es lo que no le gusta exactamente de ese juego?

TS:

Lo que no me gusta es…que cuando juego tiendo a ser más apostador que experto. El Stud-8 me parece más apropiado para jugar un verdadero duelo, y yo a veces tengo problemas para encontrar buenas manos. Me aburro un poco, supongo, y por eso no me gusta mucho y no lo juego muy bien. No se juegan muchas manos, ¡y eso es un poco aburrido!

PN: Mencionó que la baraja le fue favorable en varias ocasiones. ¿Nos puede decir qué momentos en particular le llevaron hasta la mesa final?

TS:

Sabes, con el primer brazalete que gané, no pensé que estaba teniendo mucha suerte...aparte del hecho de que tuve suerte con que las cartas fueran…ya sabes….manos que se daba por hecho que las iba a ganar…y que las gané. Todas las manos que se suponía que ganarían, resistieron. Tuve un par de buenas manos que resistieron en ambos lados. No creía que estaba en una situación realmente mala, pero tampoco en situación de ganar. Simplemente, pensé que las cartas estaban resistiendo más de lo que deberían probablemente.

PN: Entonces, pensó que sus oponentes tuvieron mala suerte ante usted…y que no pudieron resistir.

TS:

No me lo pusieron todo lo difícil que deberían haberlo hecho, según las estadísticas. Hubo una jugada...creo que fue el segundo día. Me enfrentaba a un jugador de Phoenix que se tiró un farol en un bote, y yo lo igualé con sólo una pareja y sin mano baja. Tenía una pareja de seises, y él una pareja de treses o algo así. Apostó en la quinta calle, la sexta y la séptima, y yo igualé todo el tiempo con sólo una pareja de seises. Él empezó con una carta alta, lo que en muchas ocasiones significa…empezó con una jota boca arriba, y eso indica una pareja de jotas o algo parecido. Pero yo presentía que no tenía una pareja de jotas, así que seguí igualándolo. Todos los de la mesa estaban como en shock. De verdad, estaban....estaban como...diciendo: "¿Cómo has podido igualar ahí? Y yo sólo tenía el presentimiento de que era un farol.

PN: ¿Qué le hizo pensar que no tenía una jota bajo la manga?

TS:

No volvió a subir. Subí y él no volvió a subir. Y subí con una carta más baja que la jota, y él no apostó en algunos puntos en concreto. No recuerdo exactamente cuáles eran, pero no apostó en la cuarta calle. Si hubiera tenido una jota, habría apostado en la cuarta también. No recuerdo la situación exactamente, pero básicamente, parecía que no tenía una mano fuerte. No parecía tener una pareja de jotas, y fue realmente por eso por lo que lo hice. Había jugado con él un par de veces antes, y le gusta apostar incluso cuando no las tiene manos necesarias. Probablemente él se quedó más sorprendido que todos los de la mesa cuando igualé.

PN: Fue una mesa final muy dura: Annie Duke, John "The Razor" Phan, Chris "Jesus" Ferguson, David Benyamine. ¿Cómo se tomó jugar en una mesa como ésta?

TS:

Bueno, la verdad es que no me asustaba jugar contra estas personas. David Benyamine participa en juegos de efectivo más altos que yo, pero aparte de él, no creo que nadie más de la mesa juegue con efectivo más alto que yo. He jugado con John Phan muchas veces. No he jugado mucho con Annie Duke o Jesus, pero sé que son más jugadores de torneo. No me asustaban. No me preocupaba que jugasen mejor que yo o nada por el estilo. Sinceramente, sólo esperaba que las cartas siguieran favoreciéndome como hasta ahora, porque contaba con una gran ventaja en fichas.

PN: Tenía 989.000 frente a las 679.000 de Edmond Tonnellier cuando empezó el cara a cara. Sólo jugó unos 50 minutos antes de la cena. ¿En qué pensaba durante ese largo descanso?

TS:

Sólo quería derrumbarlo y jugar agresivamente, sobretodo en la parte de Stud-8. Así que volví [de la cena] y gané la primera mano, me llevé el bote, y desde entonces me dije a mí mismo: "no voy a dejarle...voy a enfrentarme a él como pueda". Porque creo que en el cara a cara, juegas muchas manos. No puedes simplemente sentarte a esperar que te lleguen las buenas manos, así que le hice frente en todo momento. Las cartas volvieron a estar de mi parte. En el Stud-8, que me pareció que pasó muy rápido, simplemente seguí apostando en todos los botes, y tuvo que volver cartas porque se estaba quedando con una pila muy pequeña…y yo tampoco tenía ninguna mano.

PN: ¿Qué pasó durante los primeros 40 minutos de juego a su vuelta?

TS:

Lo que pasó fue, resumidamente, que lo dejé con unas tres o cuatro fichas. Pero como estábamos jugando a botes divididos, efectivamente mi oponente duró mucho más, porque o se llevaba medio bote, o se llevaba el bote entero, pero siempre se llavaba al menos la mitad del bote. Así estaba la cosa. Estos juegos llevan mucho más tiempo que el Hold'em, así que la mesa final duró mucho más. Me parece que él tenía sólo 3.000 fichas mientras que yo tenía más de un millón. Era divertido...aunque él parecía querer poner fin a su agonía, o eso creo.

PN: Después de ese evento, ¿pensó que eso era todo o que aún podía dar más guerra en la WSOP?

TS:

Bueno, antes de ir a la World Series este año...en años anteriores...he jugado entre cinco y ocho torneos. Pero este año le dije a mi esposa: "Voy a convertirme en el Jugador del Año, y mi objetivo es llegar a tres mesas finales, pero no voy a jugar muchas partidas de efectivo". Ella me dijo que muy bien, y que honestamente, intentar convertirme en el Jugador del Año era aspirar a muy alto, porque nunca antes había ganado un evento de la WSOP. Y decir aquello era un poco...no estúpido, pero sí surrealista para mucha gente. Pero nunca antes lo había intentado, así que tenía dos cosas por las que trabajar este año.

Sentí que estaba siendo realmente afortunado, que estaba jugando al póquer mejor que nunca en mi vida y que estaba más concentrado que nunca. En parte, puede ser que se debiera a que ya me había impuesto el objetivo de llegar a tres mesas finales. Así que no sé...tuve mucha suerte, y no sé si volveré a ganar otro brazalete en mi vida. ¡Ha sido un año realmente bueno!

PN: Hablemos un poco sobre esa segunda mesa final del evento de HORSE de $2.500. ¿Qué pasó?

TS:

Es uno de esos torneos en los que le digo a todo el mundo que no me rendiré y en los que mucha gente se queda con pocas fichas y dicen en voz alta: "No quiero irme a la cena con tan pocas fichas". Yo, sin embargo, cambié mi actitud mental y pensé: "Yo quiero irme a la cena con pocas fichas".

En este torneo de HORSE, tuve una pila corta todo el tiempo. Entré en la mesa final con 20.500 fichas y estábamos jugando 8.000/16.000. Debería haber salido octavo. Por mi recuento de fichas, creí que lo sería…el jugador por encima de mí en el recuento de fichas tenía cinco veces más que yo. No recuerdo exactamente cómo estaban las posiciones finales en el recuento de fichas, pero sí recuerdo que yo tenía la pila más corta de la mesa con diferencia. Pero lo único que pensé es: "No voy a hacer nada estúpido, voy a seguir siendo paciente y espero conseguir algo bueno". Y efectivamente, creo que en algún momento llegué a ser líder en fichas o estuve muy cerca. No sé exactamente si me convertí en líder, pero sí que me llevé una gran cantidad de fichas y pasé a una posición fuerte en la mesa. Y después de eso, no conseguí una mano en un buen tiempo.

Fue una mesa muy dura, de hecho. Algunos de los jugadores que estaban en la mesa final conmigo no tenían un nombre tan conocido como los de Annie Dukes y Chris Fergusons, pero también jugaban realmente bien. Creo que Mason [Richburg], que ganó el torneo, jugó muy, muy bien. Chris Bjorin se llevó varios premios de efectivo en la World Series. Hizo una World Series fantástica. Ali Eslami, que es un jugador muy bueno con los juegos de efectivo, estaba también en la final. Y no olvidemos a Rob Mizrachi. No gané ese torneo, así que no vamos a hablar de esa mesa final, pero creo que fue otra mesa buena y llena de talento, tanto como la otra mesa. No estoy diciendo que estos jugadores no tengan talento, sólo que sus nombres son menos conocidos que los otros.

PN: Y por supuesto, Robert acabó ganando el evento de Omaha de Bote Limitado de $10.000.

TS:

Así es, exactamente.

En la segunda parte de esta entrevista con el Jugador del Año de la WSOP 2007, Tom Schneider, que se realizará mañana, nos cuenta todos los detalles sobre su segundo brazalete, su batalla con Lisandro por el título de Jugador del Año, y otras historias relacionadas con el póquer en su vida.

Más historias

¿Qué opinas?