La columna de Trallero Reiser: en el programa de Friker Jiménez

La columna de Trallero Reiser: en el programa de Friker Jiménez 0001

Mis habilidades para la lectura del rival han llegado hasta límites insospechados, puedo ver su mano aunque se escondan tras unas gafas, o se tapen la cara, o el cuello... Puedo leer lo que piensan, sus miedos más ocultos.

Definitivamente, estoy cerca de Dios. Por eso esta semana me entrevistaron en Tuerto Milenio, el programa de Friker Jiménez, donde quisieron poner a prueba mis discapacidades, digo... capacidades psíquicas.

Friker Jiménez: Buenas noches, queridos espectadores, y bienvenidos a la nave del misterio. Esta noches contamos con la presencia de una persona muy especial. Tras haber jugado en los casinos de medio mundo habiendo ganado cantidades incontables de dinero, y llamar la atención de la prensa internacional, tenemos con nosotros al maestro Trallero Reiser, del que sus rivales dicen que es capaz de leer sus mentes, adivinar las cartas que van a salir en cada jugada... Maestro Trallero, ¿es usted un psiquico? ¿Tiene el don de la telepatía?

Trallero: Buenas noches, Friker. Por cierto, ¿te han dicho alguna vez que cada vez te pareces más a Manolo Escobar?

F: ...Sí...Quiero decir... No... O sea... Volviendo a la pregunta, ¿puede usted leer las mentes de...?

T: Puedo leer la mente de cualquiera, no tengo límites. Además, me comunico con extraterrestres.

F: ¡¡Caramba!! ¿Y de donde son esos extraterrestres? ¿Puede comunicarse con ellos ahora?

T: Són de Raticulín, y puedo comunicarme con ellos si me transformo en Trallero Jesús.

F: ¿Puede hacernos una demostración?

T: (Cambiando la voz y la expresión como Carlos Jesús, y resoplando) Ahora soy Trallero Jesús y puedo leer tu mente desde Raticulín. En tu mente están sonando las notas de una melodía. Cántame el Porompompero.

F: ... (gotita de sudor) ¿Cómo?

T: Que me cantes el Porompompero.

F: ... (tragando saliva) Yo es que soy periodista de lo desconocido, no sé cantar, yo...

T: Si no la cantas, bajarán del cielo 300.000 millones de naves llenas de marcianos para hacerte una colonoscopia.

F: ¡Caramba! (Carraspeando) Porompom pooooooooooooom...

T: Sigue así, Friker, los marcianos están aún en la órbita terrestre, sólo el ultrasonido del porompomero puede alejarlos y salvar tu trasero. Y haz palmas, que eso los espanta.

F: (Haciendo palmas y subiendo el tono)... ¡¡Poromporopompompero perooooooooooooooo!!

T: Sigue así, sigue así que ya se van... Un zapateado encima de la mesa ayudaría a alejarlos más rápido...

F: (Subiendo a la mesa de un salto, y taconeando)...El trigo entre toas las floreeeeees... ha elegido a la amapolaaaaa...y yo elijo a mi Doloreeeeeees... Dolores, lolita, lolaaaaaaaaaa...

T: (muerto de la risa y llorando) Jojojo... ya puedes bajar, ya, que no te ganarás la vida cantando.

F: ¿¿¿Ya se han ido los marcianos???

T: Sí, y me han traido 50.000 que me había apostado con Fil Jelmu a que te hacía cantar y bailar sobre la mesa...

F: (tirandose al cuello de Trallero) ¡¡¡Jopiutaaaaaaaaaaaaaaaa!!!

Más historias

¿Qué opinas?