La columna de May Maceiras: De Vuelta

La columna de May Maceiras: De Vuelta 0001

Aquí estoy de nuevo, tras un par de semanas moviditas. Estuve disputando la Gran Final del EPT de Montecarlo, donde pudimos disfrutar con la actuación de Pablo Ubierna "Morpheo" (el único español ganador de la promoción "Vive tu sueño" de Everest Poker, ha sido el que más lejos ha llegado en esta Final del EPT, con un increíble 28º puesto).

Mi papel, sin embargo, no fue tan destacado. Me tocó en una mesa dura (jugué con Greg Raymer, Sorel Mizri "Imper1um", Nicolas Jedlika y Maxime Villereve (que con tan sólo 19 años quedó 3º y jugó una final memorable a pesar de tener 40º de fiebre...). La mesa, a pesar de estar llena de grandísimos jugadores no era tan dura como cabría esperar, principalmente porque el primer día del torneo aún no se asumen grandes riesgos y el estilo de juego suele ser bastante conservador. El propio Imper1um, por ejemplo, (con el que ya jugué más veces, y que me tiene habituada a un estilo "ultra agresivo") estuvo extrañamente tranquilo durante los primeros niveles.

Yo salí del torneo eliminada precisamente por él. En una mano anterior con otro jugador, jugada dudosamente, mi pareja de damas se enfrentó a una pareja de reyes y mi stack se desmoronó hasta los 1600 puntos. Las ciegas estaban en 400-800 así que estaba ya muerta. Pero conseguí remontar hasta los 11.500 puntos y ahí fue cuando ante un reraise mío a su apuesta desde middle position, Sorel decide ponerme all-in. Yo tengo AQ de corazones en la ciega grande, y creo que voy por delante, así que hago call y él muestra KQ. Sale su rey en el flop y a pesar de que tengo proyecto de escalera de color, no sale ninguna de las cartas que me vale y quedo eliminada. Le debo una!

A pesar de la eliminación, la experiencia fue increíble. Greg Raymer es un excelente jugador y mejor persona. Muy charlatán, estuvo compartiendo anécdotas con todos los jugadores. Cuando terminó mi día me acerqué a preguntarle algunas dudas técnicas y me respondió con muchísima amabilidad y un discurso muy acertado. Los duelos entre Jedlika e Imper1um fueron sonadísimos y daba gusto verlos (siempre desde la barrera! Como para meterse con ellos...) y Maxime pasó muy desapercibido en los primeros niveles hasta que después empezó a aprovecharse de todos nosotros en los niveles intermedios y a construir su stack con las ciegas de todos los jugadores de la mesa.

Al igual que el año pasado, el viaje a Montecarlo estuvo genial y lo pasamos muy bien en compañía de toda la cuadrilla de españoles. Este torneo es el mejor torneo internacional del año para mi gusto, espero que el año que viene se me dé algo mejor.

A la vuelta, y sin pasar por casa, me fui directamente a la primera etapa del Spanish Poker Tour en el Casino de Aranjuez. No jugué muy bien el torneo, estaba algo descentrada, supongo que por el cansancio de los viajes y eso, llegué al día 2 con un buen stack, pero lo dilapidé en un muy mal call con color en mi mano cuando en la mesa había dobles parejas. Evidentemente, mi rival llevaba full.

El estreno del SPT fue todo un éxito, con una gran presencia de jugadores extranjeros (de hecho, se lo llevó un holandés), una dirección de lujo con TK Events, una estructura única en España y un gran ambiente. Este torneo es lo mejor que tenemos ahora mismo en España y ha tenido una excelente acogida. El gran número de jugadores extranjeros (y sobre todo holandeses, que según me han comentado, el SPT está pegando fuerte allí y parece que contaremos con un gran número de jugadores de los Países Bajos en todas las ediciones) va a contribuir a enriquecer el estilo patrio.

Lo cierto es que fue un fin de semana estupendo y ya estoy deseando que llegue la etapa de Canarias. Sol, playa y poker. ¿qué más se puede pedir?

Más historias

¿Qué opinas?