La columna de Trallero Reiser: Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo

La columna de Trallero Reiser: Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo 0001

Eso es lo que decía Arquímedes y eso es lo que pretende la cadena ESPN. Aproximadamente cuatro meses después de conformarse la mesa final del Main Event de las WSOP la veremos a modo de Super Bowl el 11 de Noviembre. A modo de "calentamiento" para los espectadores, emitirán un especial el 4 de Noviembre con los highlights del Main Event presentando a los jugadores de la mesa final de los que habrán hecho un seguimiento durante todo este tiempo, es decir, intentarán ganar adeptos para el evento y así maximizar el beneficio de la gente que compre el evento por PPV o para verlo desde Internet si viven fuera de Estados Unidos (la media es de 13.99 dólares por visionar estos shows desde Internet, pero me pica en la nariz que puede ser bastante más).

Conociendo por encima cómo funciona el negocio en Estados Unidos, todo este show generará una gran cantidad de negocios paralelos, desde apuestas (que seguro que están en marcha desde que se conformó la mesa final, y que harán su agosto en los 10-15 días previos a la celebración de la mesa final, y bien capaces son de hacer apuestas live), el merchandising de la propia ESPN, los clásicos Sports Bar que harán su "noche del poker" igual que harán su "noche del boxeo" o "noche de la SuperBowl", vamos, aquí todo el mundo querrá sacar tajada.

¿Su punto positivo? Popularidad, popularidad a mansalva. Si ya de por sí el poker era popularidad en Estados Unidos, y traspasaba fronteras, creo no equivocarme si digo que esto hará que se expanda por el resto del mundo como la baricela en una guardería porque, seamos realistas, son los reyes del showbusiness. Ojalá, y al igual que la SuperBowl, tengamos la oportunidad de verlo en las plataformas digitales en España. Dudo mucho que sea este año, porque la cosa está demasiado verde, pero ojalá el programa de Telecinco y la iniciativa de Antena3 retransmitiendo poker den sus frutos y, si se mantiene el formato, tengamos la oportunidad de verlo aquí en años venideros.

Todo esto suena perfecto, justo lo que queríamos, pero a cambio de... Desvirtuar el juego. Sí, creo que el hecho de dar un paréntesis tan enorme a la celebración de la mesa final, desvirtúa el juego. Preguntémosle a un argentino qué le parece si postponemos cuatro meses la final de futbol en las Olimpiadas o a un español la final de baloncesto olímpicas. Nos dirían si nos hemos vuelto locos. Por supuesto que visualmente será todo un espectáculo, no espero menos de ello: personajes famosos entre el público, seguimiento con la música de Rocky de los aspirantes al brazalete en los meses previos al duelo, anuncios en TV, radio y prensa... Pero creo qu escritae lo convierte en algo demasiado artificial. Por no hablar que desde mi punto de vista, relega a las WSOPE a un segundo plano. Acudirán excelentes jugadores a disputar este torneo provinientes de todas las partes del mundo, en lo que se supone que será un gran evento, que se disputará y acabará en septiembre, pero me temo que se pueden acabar convirtiendo en un "aperitivo" a la final de Noviembre. Y sería una lástima, porque el año pasado pudimos disfrutar de un poker de gran nivel.

¿Pero cuál es el formato pensado? ¿Por qué se hace así? ¿Hay truco?

Bien, pues lo triste de esto es que prevalece el negocio sobre el juego. ESPN va a emitir durante 3 meses todos los eventos de las WSOP, como de costumbre, y como colofón, y para que no se les chafe el negocio, lo último que querían es que se supiera previamente quién era el ganador de la mesa final del Main Event, así que tanto los organizadores de las WSOP como ESPN acordaron postponerla hasta una fecha en que estuvieran todos los eventos emitidos y la gente estuviera ansiosa por ver el desenlace de la mesa final. Y el formato... Vaya, esto tiene tela, si no cambia lo que tienen pensado. Hasta la fecha, ESPN transmitía íntegra la mesa final "live", es decir, veíamos en directo la mesa final pero sin las hole cams, es decir, sin ver las cartas, por motivos obvios. A no ser que te encante el poker, o tengas a alguien haciendo una retransmisión animada, estilo el crack de Pastor, para alguien ajeno al tema puede ser una auténtica tortura seguir el juego. Bueno, para eso inventaron las hole cams, veremos las cartas de todos, pondremos unos porcentajes, le daremos una sobredosis de café a los presentadores para que se les salga el corazón por la boca cuando hablen y, voilà, aquí tenemos un espectáculo en toda regla.

Pero, un momento, si retransmitimos en directo las hole cams, alguien podría decirles a los jugadores cómo juegan los demás: en qué ocasión les han faroleado, cuándo apuestan fuerte, qué hacen con un proyecto de escalera o color... Y además, ¿quién aguanta 12-14 horas viendo una mesa final de poker aunque vea las cartas de los jugadores? Nah, habíamos hablado de un evento al estilo de la Super Bowl, reduzcámoslo a un par de horas. ¿Y cómo lo hacemos? Mmmmm, que jueguen antes, y que nos den unas horas para que podamos editarlo todo, poner unas highlights y dejarlo bonito.

Bien, la cosa funcionará de la siguiente manera: el día 9 de Noviembre empezará la mesa final hasta que queden dos jugadores, y estos dos jugarán el Heads Up al día siguiente, el 10 de Noviembre, se hará una edición de la mesa final, y eso es lo que se podrá ver el 11 de Noviembre por la noche, en un programa especial de unas 2-3 horas de duración.

¿Pero entonces, sabré de antemano quién ha ganado el Main Event?

Sí, sí, y sí. En teoría, el día 11 por la mañana se haría público el ganador del torneo. Así, que si no cambia de aquí a estos dos meses y algo que faltan, así es como se servirá el pescado. Pros y contras, todos los que queráis. Yo creo que en gran medida, aparte del negocio que se monte alrededor, los jugadores pueden ser también grandes beneficiados, tendrán tiempo para depurar los errores, quizá hacer un coaching específico, estudiar al resto de jugadores de la mesa y, quien sabe, si hacer chop por los premios, aunque esto último me temo que está duramente penalizado. Pero esto también tiene su punto negativo: me apuesto un euro a que el estilo de los jugadores que veremos en la mesa final no tiene nada que ver con el que tenían tres meses antes.

En fin, que antes de verlo en ESPN, yo ya sabía que la final la ganaría Hachem, o Gold, o quien fuese... Pero fuesen fantásticos jugadores, o auténticos imanes para la buena suerte, siempre estaba dentro de la magia de las WSOP, y eso es lo que me temo que se puede romper, y ojalá que me equivoque.

Más historias

¿Qué opinas?