Conejoloko: Crónica San Remo

Conejoloko: Crónica San Remo 0001

Acabo de llegar a Barcelona, después de un viaje de seis días a San Remo. Son muchas las cosas ocurridas durante estos días y voy a intentar resumirlas en un solo artículo. 

Sólo llegar nos dirigimos al Hotel que habíamos reservado por Internet. En Italia las estrellas de los Hoteles no están tan controladas cono en España y el Hotel era horrible, pequeño, sucio y ruidoso. Como ya era tarde decidimos quedarnos pero al día siguiente nos largamos de ese antro nauseabundo.

En este cochambroso hotel apenas cabía una sola persona en el ascensor, pero este no era el peor de los males de la choza. Nunca vayáis a dormir al Hotel Sorriso de San Remo.

 

Esa misma noche jugamos el satélite y allí nos dimos cuenta de que muchos millonetis se habían desplazado hasta San Remo por sus famosas mesas de cash y que no iba a ser nada fácil clasificarse. En menos de una hora estábamos fuera del satélite tanto Adriá como yo. Nuestros otros dos compis de viaje consiguieron la plaza de 2.200 euros.

En el Main event fui el único en adaptarme al juego desquiciado de los adinerados jugadores que hacían call con cualquier cosa y con un juego ultra-thigt conseguí meterme con la media de puntos en el día 2. En el primer nivel de este segundo día y con {j-Spades}{k-Diamonds} y un flop {j-Clubs}{k-Clubs}{a-Diamonds} decido jugarme el torneo con mis dobles. Hago chec-raise ante dos bets para encontrarme con escalera servida {q-Spades}{10-Hearts} que me deja fuera del torneo al no doblarse carta en turn y river.

CASH CON MILLONARIOS 

A partir de ahí solo hubo cash y cash y más cash en una de las mesas con más dinero que he jugado nunca. Se jugaba 5/10 pero los stacks eran de 20.000 euros. No podía dejar perder esa oportunidad y decido entrar con 500 para probar suerte y dependiendo de como vea el panorama salir corriendo o recargar más dinero. Evidentemente no me dejan mover ni una sola mano pero se que cuando pille cartas van a pagarme y así es. En menos de una hora, mis 500 iniciales ya superan los 5.000. He multiplicado mi stack por 10 y creo que es el momento de levantarme de la mesa cuando llega esta preciosa mano.

 

{k-Clubs}{q-Spades} en ciega grande, no puedo subirla porque me caerá un allin por detrás 100% seguro, la mesa esta completamente loca, hay más de 200.000 euros en la mesa y muchos piques entre jugadores y decido hacer chec esperando un flop galáctico y así sucede. Flop {9-Hearts}{10-Hearts}{j-Spades} NUTS EN EL FLOP!!! Tengo la mejor jugada posible y meto 30 de cara sabiendo que por detrás me van a resubir, para algunos de los millonetis de la mesa ponerles 30 euros es mas grave que cagarse en sus familiares más queridos. Un jugador con poco stack paga con su proyecto de escalera de color a 2 puntas y un ricachón hace un raise digamos que "estándar"... RAISE A 12.000!!! diosssssssssss me acaba de meter 12.000 euros en un bote de apenas 200. Yo no se si llamar a eso obverbet o over-gilipollez y en ese momento lo pongo o en dobles o en proyecto de color.

Por unos momentos estoy pensando en tirarme, si tiene proyecto de color tiene un 37% de posibilidades de ganarme. Estoy multiplicando mi inversión por 10 y no se si me apetece  pagar. Anuncio en voz alta que tengo las nuts a ver si oigo algún comentario que me ayude a completar mi decisión y el short dice... "yo tengo proyecto de escalera de color, a mi no va a tirar nadie". En ese momento, creyendo que el short tiene {7-Hearts}{8-Hearts} o {j-Hearts}{q-Hearts} hago insta call ya que si el gana la mano yo sigo ganando porque mi stack es mucho más grande que el suyo y le esta quitando corazones al kamikace. Todos giramos las cartas, el restado enseña {7-Hearts}{8-Hearts} y el millonetis {j-Hearts}{3-Clubs} ha metido 12K con top pair kiker 3!!!!

Runner runner salen dos corazones y su 5,43% preflop, se convierten en el bad beat del año que me hace perder un bote monstruoso, uno de los más grandes en los que me he visto metido. No me arrepiento de mi decisión, nadie puede discutirme que mi call era correctísimo, pero no sabéis lo que duele un bad beat de este tipo, pero ya se sabe, poker es poker....

Ha sido un viaje extraño del que podría haber vuelto con una cantidad de dinero surrealista pero jugar contra jugadores con dinero infinito tiene estos riesgos. A San Remo volveremos sin duda en Abril para jugar el EPT. Solo espero que entonces la mala suerte no aparezca y la lógica se imponga.

Ahora toca descansar un par de días para reponer fuerzas antes de viajar a Mallorca y Canarias los dos próximos fines de semana.

Conejoloko es jugador de 888.com, puedes jugar contra él en Pacific Poker o leer sus andanzas en su blog.

Más historias

¿Qué opinas?