Stu Ungar - Leyendas del poker

Stu Ungar - Leyendas del poker 0001

Stuart Unger no nació campeón de póquer, pero sí con un inquietante y anormal sexto sentido para las cartas. Esto tan sólo le ocurre a un jugador por generación. Esta habilidad constante para detectar no sólo la debilidad de sus oponentes sino el momento adecuado para arriesgarse de forma calculada y matemática, es lo que le hizo ser considerado como el mejor jugador de torneos no-limit hold'em de todos los tiempos.

Stu nació el 8 de septiembre de 1953; se crió en el barrio Lower East side de Manhattan. El padre de Stu dirigía un bar-asador a la vuelta de la esquina de su casa. Había comida, bebida y numerosas apuestas entre los clientes. Stu aprendió desde joven lo que era un "juice" en las apuestas deportivas pero también en los préstamos.

Stu Ungar : como jugador o como dealer

Su madre era una ferviente jugadora de póquer y durante las vacaciones que pasaban en Catskill Mountains, Stu solía poner aprueba sus nuevas habilidades en el póquer contra el personal del hotel. A los 10 años, la memoria fotográfica de Stu dio sus frutos por primera vez al ganar un torneo de gin en uno de los hoteles en Catskill.

El padre de Stu Ungar murió cuando este tenía 13 años. Perdió pronto el interés por el colegio y aunque iba de vez en cuando, la mayor parte del tiempo se metía en partidas de cartas y apostaba en eventos deportivos, incluyendo viajes a las pistas. A menudo frecuentaba clubs privados de Nueva York, como jugador o como dealer de las partidas de póquer. Jugaba tan bien al gin y a menudo ganaba manos de cinco figuras en clubs locales donde su 1'53m de altura y sus 46kg de peso nunca asustaban a sus contrincantes. Sin embargo, su don era tal que al final se le agotaron los torneos y partidas.

Durante ese periodo de su vida, Stu perdió en apuestas deportivas la mayor parte del dinero que ganaba jugando a las cartas. De hecho, solía gastar más de lo que ganaba, lo que le llevó a contraer importantes deudas con sus corredores. Sus viajes a Miami le ayudaron a ampliar sus posibilidades como jugador de gin, pero incluso eso se le quedó pequeño.

Stu Unger : jugador de gin

En 1976, Stu se trasladó a Las Vegas con la esperanza de encontrar más jugadores de gin que desconocieran sus habilidades, y con el fin de alejarse de los corredores de apuestas a los que debía más de 20.000$. Con sus últimos 1.500$, Stu participó en un torneo de gin, quedó primero y como premio ganó 50.000$. Sólo tenía 23 años, pero a finales de ese año, ya no había campeonatos de gin en los que pudiera participar y también se le habían agotado prácticamente las opciones de jugar al blackjack. Los 80.000$ que consiguió en el Casear's Palace tampoco le sirvieron de mucho.

Ganó 100.000$ al vencer a Bob Stupak (dueño del casino Vegas World en Las Vegas) en una apuesta de 10 contra 1 tras contar las tres primeras barajas de un total de seis y al ser capaz de predecir con exactitud las 156 cartas restantes. El dinero le duraría una semana.

Como la mayoría de jóvenes de los 70, Stu derrochaba el dinero en vino, mujeres y música. Para Stu, el disfrute de la música traía consigo el placer de consumir diversos tipos de drogas blandas. Apostaba en todo tipo de deportes, incluyendo sus propias partidas de golf (en las que sufrió derrotas a manos de los mejores jugadores, tales como Doyle Brunson, Puggy Pearson y Jack Straus), por lo que comenzó a centrarse en el mundo del póquer. Probablemente fue lo mejor que hizo, ya que la primera vez que pisó un campo de golf, perdió más de 75.000$ frente Jack Straus antes de llegar al primer tee (fue derrotado en el putting green).

Stu no era el favorito en los campeonatos de póquer en los que competían los campeones locales, pero aprendió lo suficiente del juego como para resultarle rentable, especialmente en los campeonatos sin límite de apuesta, en los que Stu competía sin miedo. Sin ningún miedo.

De este modo, Stu se sintió con la confianza suficiente como para participar en varios campeonatos de las World Series of Poker de 1980. Después de superar el primer día, Stu comenzó el segundo día con 21.000$ en fichas ocupando un cómodo decimosegundo puesto de entre los cincuenta jugadores restantes. Al final de la jornada, Stu escaló hasta la segunda posición, con 92.000$ en fichas. Al comienzo del tercer día, el líder era Gabe Kaplan, e incluidos en los primeros puestos estaban Johnny Moss y Doyle Brunson, que llegarían a la mesa final formada por nueve jugadores.

Stu Ungar : ganador del 1980 WSOP

Sobre las seis de la tarde, Stu hizo un all-in antes del flop en una apuesta de Richard Clayton que tenía As - Reina, pero Stu aguantó hasta el final para hacerse con la victoria con una pareja de nueves. A esas alturas sólo quedaban seis jugadores y Stu y Gabe Kaplan habían intercambiado sus puestos en la clasificación. Más adelante, Kaplan se la jugó en el flop con un trío de cuatros haciendo un all-in y perdiendo frente a Johnny Moss que completó una escalera en el turn. Las ganancias de este bote pusieron a Moss en segunda posición, pero Stu tenía casi el doble de fichas.

Al día siguiente, Stu y Doyle eran los dos jugadores restantes cuando llegó la última mano. Stu tenía unos 110.000$ en fichas más que Doyle, mientras se disputaban un bote de 17.000$. Doyle con una jugada de ases y sietes, apostó 10.000$ en el flop. Stu vio la apuesta con cuatro-cinco. En el turn salió un tres dándole a Stu una escalera. Hizo una apuesta de 40.000$ esperando que Doyle se la subiese, este efectivamente lo hizo. Doyle subió la apuesto haciendo all-in pero su mano no mejoré y Stu ganó 365.000$ reales al proclamarse ganador del 1980 WSOP.

Después Doyle dijo que Stu le recordaba a un joven Puggy Pearson, "hace las cosas de forma natural y le salen bien, va ser el mejor jugador de la historia". Este fue un elogio estupendo después del 1980 WSOP pero las palabras de Doyle se volvieron hechos un año después cuando Stu ganó de nuevo el campeonato. También ganó el torneo 1981 WSOP deuce-to-seven lowball.

Con el paso de los años, Stu siguió luchando contra su adicción a las drogas pero también ganó 10 increíbles torneos de no-limit hold'em de los treinta en los que participó, incluyendo la Super Bowl of Poker que ganó en 1983, 1988 y 1989. En los 90 Stu estaba arruinado y fuera de escena o jugando únicamente las partidas que se pudiera permitir.

En 1997, cuando Stu dijo "hace cuatro días nadie me hablaba" entró en la final del campeonato WSOP con 10.000$. Se dice que Billy Baxter (profesional del poker a nivel local y un buen amigo) puso el dinero por él pero de donde quiera que viniese ese dinero, superó los 20$ que Stu había dado para entrar en un torneo local en Orleans un mes antes.

En una increíble muestra de agresividad, instinto y fortaleza, Stu ganó el campeonato 1997 WSOP en una mesa final que se jugó al aire libre, en Fremont Street donde la temperatura superó los 37º. El escenario tenía aire acondicionado pero aun así hacía calor y el estilo híper agresivo de Stu sumado al calor lo proclamó una vez más campeón.

El enorme premio, 1$ millón, se esfumó antes de que el año acabase pero Stu firmó un trato con su amigo de toda la vida Bob Stupak para saldar sus deudas. Bob también le dio 2000$ en efectivo pero fue la última vez que se le vio. No hubo un comienzo desde cero.

Stu Ungar murió a los 45 años perdiendo su larga batalla contra las drogas pero ganando los elogios y la admiración de casi cada jugador high-stake que alguna vez jugó contra él en un torneo no-limit. Ganó cinco campeonatos WSOP con unas ganancias por encima de los 2.000.000$. Se le echará de menos.

Nota: Full Tilt Poker también ofrece a los jugadores de PokerNews un bono por el primer depósito del 100% hasta $600 extras + clasificadores semanales WSOP 2009 con garantía de 150 asientos

Freerolls exclusivos de PokerNews cada dia :
TORNEOS EN EXCLUSIVA CASH, LIVE, POKERNEWS CUP, WSOP 2009...

Stu Ungar - WSOP 1989

Más historias

¿Qué opinas?