Adrian Mateos se va de vacaciones a Marruecos y gana el Main Event del Winamax SISMIX

Adrian Mateos
Sharelines
  • Adrian Mateos se va de vacaciones a Marruecos y gana el Main Event del Winamax SISMIX.

El Team Pro de Winamax Adrian Mateos se convertía ayer en el campeón del Main Event del Winamax SISMIX en Marrakech, un torneo que le permitió hacerse con un premio de 1.000.000 MAD (89.453€/106.849$), y que lo convertía en el tercer pro de Winamax capaz de ganar este torneo después de que Davidi Kitai (2014) y Bruno Lopes (2016) lo lograsen con anterioridad.

Mateos: "Me encanta el juego, por eso estudiar no requiere tanto esfuerzo."

Después de llegar a la jornada cuarto en fichas, el español nunca estuvo en peligro y logró alcanzar el cara a cara contra el que fuera líder al principio del día Henrique Pinho. La victoria significa un nuevo título que sumar a sus tres brazaletes de las WSOP o a su entorchado del EPT y, aunque el premio es bastante menor de a lo que está acostumbrado, sí tuvo un encanto especial al tratarse de un evento organizado por la sala que lo patrocina, Winamax.

Estos son los resultados de la mesa final:

PosiciónNombrePaísPremio (MAD)Premio (EUR)Premio (USD)
1Adrian MateosSpainد.م.‏ 1,000,00089,453 €$106,849
2Henrique PinhoPortugalد.م.‏ 730,00065,301 €$78,000
3Mehdi MeraiMoroccoد.م.‏ 510,00045,621 €$54,493
4Corentin RopertFranceد.م.‏ 360,00032,203 €$38,466
5Miguel TavaresPortugalد.م.‏ 265,00023,705 €$28,315
6Kamel AtouiFranceد.م.‏ 195,00017,443 €$20,836

Antes de llegar a Marrakech, Mateos reconoció que algunos sugirieron que no estaba motivado para este evento, especialmente un mes del comienzo de las World Series of Poker.

Adrián: Uno de mis objetivos era dar lo mejor de mí todos los días, así que llegué con la intención de desplegar mi mejor juego, ¡y funcionó!

Adrián se ha forjado una reputación por ser uno de los jugadores que más se aplica a la hora de estudiar. "Cuando das coach a gente, necesitas estudiar mucho más porque tienes que explicar muchos conceptos. He invertido muchas horas tratando de ayudar a mis amigos, y eso también significa trabajar en mi propio juego. Para mí es agradable, me encanta el juego y por eso estudiar no requiere tanto esfuerzo. Soy un poco flojo para todo lo demás, pero para el póker... Me encanta, así que estudiar no me parece tan difícil".

Adrian Mateos se va de vacaciones a Marruecos y gana el Main Event del Winamax SISMIX 101
Mesa final del Winamax SISMIX Marrakech, Marruecos

"Cuando juegas high rollers con 40 o 50 jugadores, llegas al heads-up más a menudo, así que es importante trabajar en ello. No creo que sea el mejor jugador heads-up, pero creo que lo hago bastante decente. Creo que tenía una gran ventaja, yo era el líder destacado, así que podía presionar mucho a la gente. También estábamos bastante deep, y eso fue bueno para mí.

Adrián busca ahora llegar en plena forma a un verano en el que jugará los torneos más importantes que se disputen en Las Vegas con motivo de una nueva edición de las World Series of Poker.

"El verano es una de las épocas más importantes para un jugador de póker, especialmente si juegan torneos. Tengo muchos importantes, muy importantes high rollers allí. Quiero jugarlos todos, y veremos si puedo ganar.

Acción de la última jornada

La jornada comenzó con fuegos artificiales, pasando de 17 a 13 jugadores en un abrir y cerrar de ojos. El jugador francés Moundir Zoughari cayó eliminado justo antes de que el Team Pro de Winamax Sylvain Loosli lograse doblarse de forma milagrosa. Cuando el torneo se quedó con solo dos mesas, Henrique Pinho todavía era el líder, aunque David Brauman, Mehdi Merai, y Mateos le seguían de cerca.

Loosli: “¡Qué puedo decir! ¡No es humano! Estoy muy contento por él.”

Sin embargo, poco después la jornada de Mateos estuvo a punto de terminar de forma abrupta. El español chocó con as-rey contra los reyes de Miguel Tavares, que para más inri logró conectar set de reyes en un flop rey-diez-cuatro. Todos sabemos que se necesita un poco de suerte para ganar estos torneos, y Adrián la tuvo esta vez de su lado para celebrar una jota y una dama en turn y river, lo que le permitía completar escalera.

Eso colocaba al español en el liderato después de que Brauman cayese eliminado y Pinho retrocediese un poco.

Sylvain Loosli no pudo pasar de la octava posición, lo que le convirtió en el hombre burbuja de mesa final después de que sus ases no pudiesen superar al rey-dama suited de Corentin Ropert. El flop no fue bueno para Loosli, ya que descubría una dama y proyecto de color para su rival. El turn fue otra dama, y la blanca del river ya no cambió nada.

Sylvain Loosli
Sylvain Loosli

Mateos se había colocado ya líder con solo siete jugadores, pero había un buen puñado de jugadores por detrás esperando que el español diese un paso en falso. Pero no lo hizo. Todo lo contrario. Se marcó una overbet con la que logró sacar el máximo valor de su trío contra Pinho, y mandó a Francesco Pillitteri directito al rail. Es verdad que dobló a Miguel Tavares (¡dos veces!) y perdió el liderato en favor de Ropert, pero nunca quedó fuera de la pelea por el título.

Kitai: "Es el mejor jugador del field, y ganó. ¡Eso demuestra que el póker no tiene nada que ver con la suerte!"

Kamel Atoui terminaría poco después en el rail, justo antes de que Adrián se vengase de Tavares y lo eliminase del torneo, volviendo así a la senda del liderato.

Durante el four-handed, Adrián era el macho alfa. Tras haber chocado con aquellos reyes, fue el español el que recibió los monarcas y los usó para pagar la five-bet all in de Ropert, que esta vez era el que tenía as-rey. No hubo drama en esta ocasión y eso le permitió ver desde la barrera cómo Pinho eliminaba Mehdi Merai en tercer lugar, y llegar con una ventaja de 1,4 a 1 en el mano a mano.

Tras un descanso de 75 minutos para cenar, los jugadores reanudaron el juego con la media del torneo en una 104 ciegas. Eso permitió que el cara a cara fuese muy vistoso. Adrián amplió la ventaja, pero Pinho se resistió todo lo que pudo. Finalmente, tras ver ambos un board en el que ligaban pareja, Pinho hacía check-raise all in y Adrián le pagaba para mandarlo a la lona.

Henrique Pinho and Adrian Mateos
Henrique Pinho y Adrian Mateos

Los pros de Winamax reaccionan a la victoria de Adrián

Parecía que todo el equipo de Winamax estaba viendo a Adrián destrozar este Main Event del Winamax SISMIX. Pedimos a algunos de ellos que dejaran un comentario para su compañero de equipo.

Davidi Kitai: “Es increíble que cada dos años hay un jugador de Winamax ganando esto. ¡No creo que nadie lo logre de nuevo! Es guay, Adrián es un jugador increíble. Él es el mejor jugador del field, y ganó. ¡Eso muestra que el póker no tiene nada que ver con la suerte!"

Margets: "No importa lo que juegue, cuando se sienta a la mesa lo hace para ganar. Creo que es algo increíble".

Sylvain Loosli: “¡Qué puedo decir! ¡No es humano! Estoy muy contento por él.”

Bruno Lopes: Es un placer ver a un compañero del Team Pro ganar, especialemente a uno que acaba de llegar al equipo. Es un tío que juega high rollers enormes, pero que juega su mejor juego ya sea en un torneo de 550 o en uno de 100.000. Fuimos a cenar juntos y le pregunté cómo estaba, y me dijo: "Quiero ganar, soy competitivo y quiero ganar".

Leo Margets: "Es increíble, creo que hace cinco años que no jugaba un torneo de 500. Con unas series online en marcha ha venido aquí para jugar esto, pero lo más increíble es su actitud. No importa lo que juegue, cuando se sienta a la mesa lo hace para ganar. Creo que es algo increíble”.

Gaele Baumann: “Tengo que admitir que no estoy impresionada. ¡Es una locura! Todos bromeamos hace dos días sobre cómo vendría aquí, gastaría una bala, y lo ganaría. ¡Y va y lo gana! ¡Es algo espectacular!".

Michel Abecassis: "Tenemos un chat de grupo para los pros del Team Winamax. A veces discutimos manos, y supongamos que hay una mano que alguien publica. Todo el mundo habla de hacer call, fold, three-bet o lo que sea. Entonces llega Adrián y dice algo, y es justo cuando se termina la discusión".

Adrian Mateos con Bruno Lopes y Davidi Kitai
Adrian Mateos con los ex campeones Bruno Lopes (en el centro) y Davidi Kitai (derecha)

¿Qué opinas?

Más historias

Otras historias