World Series of Poker November Nine: Kevin Schaffel

scaffel

A pesar de que es el miembro de más edad de los “Nueve de Noviembre”, no esperes que Kevin Schaffel de Coral Springs, Florida, se deje intimidar por los jugadores más jóvenes de la mesa.

Después de haber jugado al poker durante más de 40 años, Schaffel puede que no sea parezca tan temible como sus adversarios más jóvenes y más conocidos, pero ciertamente tiene la experiencia para llevarse a casa título más grande del mundo.

Teniendo en cuenta que terminó segundo en el World Poker Tour Legends of Poker Main Event de agosto, llevándose 471.670 dólares en el proceso, no debe ser ninguna sorpresa que este jugador patrocinado por Pokerstars podría hacer un intento muy serio de llevarse el brazalete.

Su camino al november nine.

Aunque gran parte de la atención de la mesa final del WSOP Main Event se ha centrado en Phil Ivey, Jeff Shulman y Darvin Moon, Schaffel en silencio se ha ido construyendo su stack mediante una combinación de agresividad y saber reconocer los momentos oportunos cuando sus oponentes tenían manos débiles. Un ejemplo del don de Schaffel para observar debilidad en un oponente se produjo en una ocasión en la que no dejó que a sus oponentes ver el flop.

En la mano Schaffel abre preflop con una apuesta de 425.000. Shulman en el button lo hace 1.4 millones para ir y el chip leader Darvin Moon le paga. A pesar de enfrentarse a dos stacks considerables, Schaffel resubió a 5.8 millones sin titubear, y obligó a Shulman y a Moon a tirar sus manos, llevándose 2.8 millones de fichas en el proceso sin ver ni el flop.

Además de ser agresivo de una manera silenciosa en su camino hacia la mesa final, Schaffel no tuvo problemas en poner su dinero en juego cuando sintió que tenía ventaja sobre sus oponentes, llevándose fichas sin necesidad de ver showdowns. En una mano contra Jamie Robbins (hijack), Ludovic Lucay (small blind) y Steven Begleiter (big blind), Schaffel abre a 300.000 desde middle position. Los tres jugadores pagan y el flop es {a-Hearts}{4-Hearts}{2-Spades}. Los otros jugadores pasan hasta Schaffel, que lo hace 850.000 para ir. Begleiter y Lacay rápidamente se retiran pero Robbins paga. El turn trajo el {j-Spades}y ambos jugadores pasan. El {6-Diamonds} en el river y Schaffel agresivamente apuesta 1.5 millones en el bote, lo que basta para que Robbins se lo piense mucho antes de eventualmente retirarse de la mano.

Qué esperar

No hay que esperar que Schaffel deje a los jugadores más jóvenes dominar sus acciones. Llegando a la mesa con 12.390.000, lo que necesita es evitar encontronazos con los stacks más grandes, para poder tener una oportunidad. Podemos esperar que se quede fuera de las primeras escaramuzas porque utilizará la experiencia para eludir las posibles minas colocadas por sus rivales más impacientes, como hizo en los días previos a la mesa final.

Después de haber llegado muy lejos en el WPT de agosto, su confianza debería de ayudarle en la mesa final, así que no esperes que cometa errores de novato.

Schaffel se sienta directamente a la izquierda de Phil Ivey, lo que significa que tendrá posición sobre el jugador con más talento del mundo durante toda la mesa final, lo que debería funcionar a su favor. Aunque un buen asiento, no es el ideal porque tiene dos stacks considerables en Begleiter y Buchman a su izquierda, ambos con más del doble de sus 12 millones de dólares.

El equipo de PokerNews estara en Las Vegas en noviembre para traerte cada mano de la mesa final en directo como siempre.

Más historias

¿Qué opinas?