El escándalo Full Tilt Poker en cifras

El escándalo Full Tilt Poker en cifras 0001

Gracias a diversas fuentes, como Full Tilt Poker, la Alderney Gambling Control Commission, Pokerfuse, Subject Poker o Couriel Mail, hemos podido cuantificar en cifras el escándalo de Full Tilt Poker.

Según indican tales fuentes, en el momento del cierre, los jugadores tenían en sus cuentas una suma total de 300 millones de dólares. En teoría, Full Tilt Poker debía tener este dinero guardado y había de estar preparado en todo momento para afrontar solicitudes masivas de devolución de fondos (como hizo PokerStars). No obstante, esto, como desgraciadamente conocemos, no era así.

En marzo, poco antes del Black Friday, Full Tilt Poker tenía en sus cuentas bancarias un total de 60 millones de dólares (evidentemente, una cantidad considerablemente inferior a la suma de los depósitos de sus clientes). En junio, su saldo bancario descendió a 6 millones de dólares.

¿Dónde estaba entonces el dinero de los jugadores? Exactamente no lo sabemos. No obstante, si nos dejamos guiar por las fuentes consultadas, podemos comprobar que Full Tilt Poker acumuló gastos o pérdidas por valor de 965,5 millones de dólares, distribuidos de la siguiente manera:

  • 331 millones fueron confiscados por el Departamento de Justicia de los EE. UU. en los últimos cuatro años; y 15 millones más fueron bloqueados.
  • 42 millones fueron robados por un agente procesador de pagos en 2009.
  • 5,5 millones fueron prestados a jugadores, que no devolvieron el dinero.
  • 128 millones fueron depositados por jugadores estadounidenses y FTP no pudo recuperar dicho dinero.
  • 444 millones fueron distribuidos en concepto de beneficios entre los propietarios de la empresa, de la siguiente manera: Chris Ferguson (25 millones), Howard Lederer (42 millones), Ray Bitar (41 millones), Rafael Furst (12 millones), un tal “Ownwer 1” (hay rumores que apuntan a que es Phil Ivey; 40 millones) y otros propietarios minoritarios de acciones (284 millones).

Aunque no sabemos cuánto dinero habrá de poner de su bolsillo el millonario Bernard Tapie, lo que sí parece claro es que necesitará realizar una inversión enorme para conseguir reflotar Full Tilt Poker.

Más historias

¿Qué opinas?