Phil Ivey, demandado por su ex-mujer Luciaetta

Ivey demandado por su ex-mujer

El divorcio de Phil Ivey y su-exmujer Luciaetta no para de generar noticias, pese a que se produjo en el año 2009. Según informa Las Vegas Sun, Luciaetta le ha interpuesto una nueva querella a su ex-marido...

Phil Ivey y su novia del instituto, Luciaetta, se casaron en Las Vegas en 2002. Siete años más tarde decidieron divorciarse. La falta de acuerdo en el “reparto de bienes” les llevó a los tribunales. Y a finales de 2009, el juez Bill González estableció los términos económicos del divorcio.

Al parecer, Luciaetta salió muy bien parada del acuerdo, ya que Ivey le pagó todas sus deudas (que ascendían a más de 15 millones de dólares) y se quedó con joyas valoradas en más de 1 millón de dólares, un coche, un seguro de vida, el 40% de las acciones de su ex-marido, la entrada de una casa, la mitad del dinero procedente de la venta de la vivienda conyugal, el 40% de los negocios del jugador profesional y una pensión mensual de 180.000$ (procedente de los ingresos que Ivey obtuviese de la empresa Tiltware, desarrolladora de software de Full Tilt Poker).

Tras el Black Friday, Tiltware dejó de pagar a Phil y este dejó de pasarle la pensión a su ex-mujer. Y este detalle debió molestarla mucho, ya que Luciaetta decidió apelar contra la sentencia judicial de su divorcio. Entonces, sus abogados descubrieron que Phil le había hecho una donación al juez González de 10.000$. Y Luciaetta decidió apelar ante el Tribunal Superior de Justicia solicitando la revocación del fallo, el cambio de juez y la revisión de los términos económicos de la separación.

Y no contenta con ello, Luciaetta acaba de interponer una demanda judicial contra su ex-marido, contra el abogado de su ex-marido (David Chesnoff) y contra el abogado que “defendió” sus propios intereses en el juicio inicial de su divorcio (John Spilotro). Les ha acusado de ponerse de acuerdo para impedir que pudiese percibir la parte de la fortuna de Ivey que legalmente le correspondía.

Phil Ivey debe estar deseando que termine pronto el año 2011, ya que ha sido una auténtica pesadilla para él. El cierre de Full Tilt Poker le ha causado múltiples daños económicos y de imagen. Y como colofón, ahora se está viendo en el centro de un embrollo judicial que parece “el cuento de nunca acabar”.

Más historias

Jugadores relacionados

¿Qué opinas?