Tom Dwan habla sobre el Black Friday

  • Roque  GutiérrezRoque Gutiérrez
Tom Dwan

Desde el Black Friday, del que se acaba de cumplir el primer aniversario, Tom "Durrrr" Dwan vive fuera de los Estados Unidos para poder jugar al poker online. Así mismo, recorre todo el mundo en busca de acción. Gracias a una entrevista que ha concedido en Macao a Bluff Europa, hemos podido conocer sus puntos de vista sobre Full Tilt y el futuro del poker en Estados Unidos, así como los cambios que ha experimentado su vida de "emigrante".

Para muchos, Tom Dwan es el máximo exponente de una nueva generación de jóvenes que ha cambiado el mundo del poker de arriba a abajo. Él, en cambio, mantiene la humildad: “Yo no creo que haya redefinido el poker. Simplemente intento hacerme con todas las fichas del bote, como todo el mundo”. Sin embargo, sí reconoce que “en los últimos 10 años, la gente se ha acostumbrado a jugar un montón de manos online y a hacerlo muy deprisa y muy bien. En este sentido el juego sí ha avanzado, pero yo no tengo nada que ver”.

Respecto a Full Tilt, se muestra bastante duro en sus declaraciones y asegura que el proceso fue “completamente ridículo”. “Tenían una compañía muy valiosa. Lo único que tenían que hacer para que siguiese siendo rentable era tener el dinero de los jugadores. Desde un punto de vista ético, sólo tenían que asegurarse de tener ese dinero y de que no hubiese engaños. No creo que fuese tan difícil”.

De momento, no se muestra muy optimista a la hora de recuperar su dinero. No se fía y es normal, porque Full Tilt nunca ha sido muy transparente desde que estalló la crisis. “Debería haber una solución intermedia. Creo que aun en el caso de que no hubiese un comprador que sanease la empresa, los jugadores debería recuperar al menos unos céntimos por cada dólar que tenían en Full Tilt. La empresa tenía ciertos activos y no creo que estuviese completamente en quiebra, como decían. Todo hace pensar que la empresa se movía al borde del delito. No sé exactamente a qué lado de ese borde, pero no soy yo quien tiene que decidir eso”,

También nos ha contado que durante este último año ha jugado mucho más en vivo que online. Ha jugado un poco en Europa y sobre todo en Macao, pero de la capital asiática del juego no suelta prenda y sólo dice, con mucha discreción, que hay buenos jugadores y buenos botes.

Recordando tiempos pasados, hablamos sobre aquel otoño de 2009 en que se enfrentó en un épica batalla a un misterioso Viktor Isildur1 Blom. “Yo estaba contento por tener algo de acción. Él era mejor de lo que había pensado, pero yo estaba a gusto. Un día me desperté y vi que Brian Hastings se había llevado 4 millones jugando contra él y me pillé un buen cabreo. Rompí el ordenador”. Finalmente, acabó perdiendo 5 millones durante esos días. “Yo no era el favorito para perder 5 millones, pero sí puede que tuviese algo de mala suerte”.

Habrá que estar atentos al futuro del poker en Estados Unidos para saber cómo afectará al resto del mundo y a la vida de los jugadores. Mientras tanto, habrá que ser optimistas.

Si quieres conocer las noticias sobre los súper pros del poker, síguenos en Facebook y en Twitter.

Más historias

Jugadores relacionados

¿Qué opinas?