888poker
New poker experience at 888poker

Join now to get $88 FREE (no deposit needed)

Join now
PokerStars
Double your first deposit up to $400

New players can use bonus code 'STARS400'

Join now
partypoker
partypoker Cashback

Get up to 40% back every week!

Join now
Unibet
€200 progressive bonus

+ a FREE Unibet Open Qualifier ticket

Join now

Gaelle Baumann, la agresividad que merece una segunda oportunidad

  • Roque Gutiérrez @RoqueGutierrRoque Gutiérrez @RoqueGutierr
Gaëlle Baumann

Quién no recuerda a Gaëlle Baumann, la jugadora francesa que nos cautivó con su juego durante el Main Event de las WSOP y a la que vimos caer en la burbuja de mesa final. Fue una eliminación dolorosa, sobre todo por la polémica en torno a las manos que la enfrentaron a Andras Koroknai, su verdugo.

Ha pasado mucho desde aquello, tanto que los October Nine ya disfrutaron de su momento de gloria y Greg Merson ya se proclamó campeón. Sin embargo, aunque ya ha superado semejante decepción, tal y como queda patente en assopoker.com, Gaëlle no olvida. Cómo olvidarlo.

“Es el mejor y también el peor recuerdo de mi carrera... Es como terminar 4.º en unos Juegos Olímpicos”.

Al menos, Gaëlle se llevó una compensación de más de 590.000$ por su 10.º puesto.

“Ése es un aspecto positivo y me consuela un poco, pero sigue siendo una decepción. Cuando juegas un torneo tan importante no piensas sólo en el premio, sino en la victoria. Lo más probable es que haya sido la única oportunidad de mi vida para llegar a la mesa final. Durante diez días no pensé en otra cosa”.

Teniendo en cuenta que los componentes de la mesa final no eran jugadores reconocidos y que mucho de ellos eran incluso anónimos, Gaëlle se convirtió rápido en una de las favoritas por parte de los aficionados y eran muchos los que deseaban que fuese esta francesa la primera mujer en ganar un Main Event de las WSOP.

El manager de Winamax, Stephane Matheu, la conoce bien y la define como una “jugadora con un enfoque metódico para el juego y las matemáticas”.

“Es un auténtico tiburón, que procede del poker online, pero que es muy fría y con una buena cara de poker. Cuando está sentada a la mesa tiene un estilo duro, un poco masculino”, dice Matheu.

En Francia se la conoce por su agresividad y la llaman la Dama de Hierro del poker.

“Todo el mundo sabe ahora que tengo un estilo muy agresivo y que me encantada lanzar faroles. Para ser un grinder online hay que tener una buena preparación. No es fácil. Al igual que los atletas profesionales, hay que entrenar a diario y permanecer más de 10 horas sentada. Se necesita mucha resistencia y disciplina”, dice Baumann.

Gaëlle vive actualmente en Malta por razones fiscales, pero sus inicios en el poker llegaron en el lugar más insospechado.

“Empecé con al Texas Hold'em en Australia. Había ido allí a estudiar inglés y acabé aprendiendo a jugar al poker. Cuando empecé a jugar online, hice un depósito de 100€ la primera vez y me puse una condición: si lo pierdo, no vuelvo a jugar. Por suerte, no dejé a cero la cuenta. En 2008 empecé a jugar en vivo en un pequeño club de París, pero sólo para divertirme”.

Es más una jugadora online que en vivo y eso se nota en su metodología.

“Tengo una obsesión. Analizo muchas manos y me paso las noches, sobre todo durante las WSOP, pensando en las acciones que llevé a cabo el día anterior. Realmente es una enfermedad”.

Matheu lo tiene claro con respecto a Gaëlle, a la que seleccionó para el equipo de pros de Winamax junto a otros jugadores franceses destacado como Ludovic Lacay.

“Sabe lo que quiere. Es muy independiente, tiene una vida bien organizada y es humilde. Esta es una gran virtud en un jugador de poker. La mayoría tienen un ego infinito, pero ella no”.

Así es Gaëlle Baumann, una jugadora a la que no deberíamos perder de vista. Esperemos que pueda disfrutar de una nueva oportunidad para meterse en la mesa final del Main Event de las WSOP. La merece.

Infórmate de las últimas novedades del mundo del poker gracias a PokerNews España. Síguenos en Facebook y en Twitter.

Más historias

Jugadores relacionados

¿Qué opinas?