Sergio Aido termina segundo en el €10.000 High Roller single reentry del EPT Praga 2016

  • Adrián DelgadoAdrián Delgado
Sergio Aido termina segundo en el €10.000 High Roller single reentry del EPT Praga 2016 0001
Sharelines
  • Sergio Aido termina segundo en el €10.000 High Roller single reentry del EPT Praga 2016

La comunidad de Drawing Dead vuelve a estar de enhorabuena, en este caso por la segunda posición de uno de sus profesores más consagrados y buque insignia de este proyecto, Sergio Aido, en el €10.000 High Roller single reentry del European Poker Tour que estos días se celebra en la ciudad de Praga. La capital de la República Checa ha sido siempre un destino del agrado de los españoles y esta vez parece que las cosas han comenzado de manera excelente para los nuestros.

Tras su éxitoso periplo por Asia, Aido llegaba a Praga con las pilas cargadas para disputar el "último" European Poker Tour de la historia. De un plumazo, se encaramaba a la segunda posición del primer gran torneo del festival, que durante las próximas jornadas dará el pistoletazo de salida a su Main Event y al resto de high rollers programados.

Sergio solo fue superado por el alemán Stefan Schillabel, pero el desenlace llegaba después de que cuatro de los ocho jugadores de la mesa final, el español incluido, cerrasen un pacto para repartir los premios más importantes dejando por fuera solo €25.000.

PosiciónPaísPremio
1Stefan SchillabelGermany
2Sergio AidoSpain
3Charlie CarrelUnited Kingdom
4Aliaksei BoikaBelarus
5Brian SenieUnited States
6Francis-Nicolas BouchardCanada
7Konstantin UspenskiyRussia
8Francois BillardCanada
*Indica pacto en el four handed  

El torneo había reunido un total de 108 jugadores que completaron un total de 25 reentries. Cada uno de ellos había desembolsado un mínimo de €10.300 lo que permitió que el prize pool llegase hasta los €1.290.100.

La última jornada comenzó con la lucha por colarse en los premios, ya que no se había conseguido que la burbuja explotase el día anterior. Antes de llegar al dinero caía el archiconocido miembro del Team PokerStars Pro Luca Pagano, que se despedía tras shovear con diez-seis para ver como su mano no mejoraba contra el as-dama de Brian Senie. Eso dejó el torneo en burbuja de premios, una situación que se terminó rompiendo con la eliminación de Preben Stokkan, lo cual liberó al resto de participantes, que dieron rienda suelta a su mejor poker.

Los primeros en despedirse en el dinero eran Viacheslav Buldygin, Dimitar Danchev, Mikita Badziakouski o Pierre Neuville, que pudieron dar gracias por haber alcanzado los puestos premiados ya que tenían stacks muy precarios cuando comenzaba el día. Todo lo contrario que otros como Mustapha Kanit, Sylvain Loosli y Anton Bertilssoncar, que a pesar de contar con buenas pilas de fichas no pudieron evitar su eliminación antes de la mesa final.

A partir de ahí el protagonismo fue para los últimos 8 supervivientes. Las primeras eliminaciones fueron las de Francois Billard (8.º), Konstantin Uspenskiy (7.º), Francis-Nicolas Bouchard (6.º) y Brian Senie (5.º), que se quedaron fuera del ya mencionado pacto.

Los últimos cuatro supervivientes acordaron pactar por ICM, lo que dejaba los siguientes premios:

Stefan Schillhabel: €223,046
Aliaksei Boika: €218,944
Sergio Aido: €177,965
Charlie Carrel: €159,548

Como suele ocurrir tras un pacto, todo el mundo buscó la manera de doblar su puntos para atacar el primer puesto sin miedo alguno a bustear. Ahí sacaron ventaja Sergio Aido y Charlie Carrel, pero también perdieron su asiento otros como Aliaksei Boika. Boika ganó el Main Event del EPT en Malta hace solo unos meses, lo que le dio una confianza extra para afrontar los siguientes retos como este evento de €10K.

El tercer puesto fue para Carrel, que se despedía tras una sucesión de manos que reducían a cero su pila de fichas. Primero se pasó de frenada cuando se movía all in con dama-diez contra el rey-dama de Schillhabel, poco antes de empujar sus últimos puntos con dama-ocho contra los reyes de, otra vez, Stefan Schillhabel.

Eso dejó al español y al alemán en el heads-up, un enfrentamiento que se terminó decidiendo en un cooler horrible para los intereses del primero. Sergio abría a 230.000 y Schillhabel le hacía una three-bet a 700.000. El asturiano pagaba y el flop traía {9-Diamonds}{5-Spades}{9-Spades}.

Schillhabel apostaba bet 275.000 y Sergio se limitaba a pagar. El turn traía un {8-Clubs} y la secuencia se repetía, Schillhabel apostaba, esta vez 550.000, y Sergio pagaba.

El river era un {k-Spades} y Schillhabel se movía all-in cubriendo a Sergio por más o menos un millón de puntos. Sergio daba un último vistazo a sus cartas y pagaba para ver como su rival descubría su {k-Hearts}{k-Diamonds}, lo que dejaba en mera anécdota su {10-Hearts}{9-Hearts}.

El español se tenía que conformar con €177.965 mientras que Schillhabel se garantizaba un premio de €248.046.

Más historias

¿Qué opinas?