Sergio Garcia: "Me encantaría ganar una pica"

  • Mo NuwwarahMo NuwwarahAdrián DelgadoAdrián Delgado
Sergio Garcia
Sharelines
  • Sergio Garcia: "Me encantaría ganar una pica"

Se podría decir que ver una estrella en los eventos de PokerStars en el Atlantis Resort de Bahamas no es algo inusual, pero si hay una que nunca falla esa es la estrella española del golf mundial Sergio Garcia.

El golfista profesional había convertido en hábito su visita a la PokerStars Caribbean Adventure en los últimos años, y parece que no será diferente con los nuevos PokerStars Championship Bahamas. Ha vuelto a la carga en 2017, metiendo horas en las mesas de póker mientras se prepara para una nueva y larga temporada.

"Creo que es un evento maravilloso," decía. "El escenario es fantástico. Obviamente, PokerStars se preocupa de mi y hace mucho más fácil el poder venir y disfrutar cada año."

El PokerStars Championship Bahamas es perfecto para Sergio por muchas razones. Por un lado, se ajusta perfectamente a su calendario. Como golfista profesional, García participa tanto en el PGA Tour como en el European Tour. Ambos tours tienen una pausa prolongada entre diciembre y enero, por lo que el español puede dedicar horas a otras cosas sin temor de perder tiempo de preparación.

Además, hay un campo de golf a menos de una milla de Atlantis. A menudo, Sergio pone a punto su swing antes de desplazarse a Atlantis para disfrutar de otro tipo de competición.

"Por supuesto, tengo que hacerlo", decía cuando se le preguntaba si estaba saliendo mucho al campo. "No puedo dejarlo ir y esperar mantener un buen juego cuando vuelva a los torneos. Tengo que practicar un poco y mantenerme lo más en forma posible. Entonces, no tengo problema a venir aquí y jugar al póker para desconectar del golf."

De hecho, la palabra grindar no está en el vocabulario de García cuando juega al póker. Aunque disfruta del aspecto más competitivo de este juego, por ahora no se lo toma demasiado en serio.

"Para mi, jugar al póker es divertido, muy agradable, y puedo ver a muchos de mis amigos del póker que no suelo ver a menudo," decía Sergio.

A los aficionados a los deportes más casuales les podría parecer que García ha estado siempre en el circuito, pero en realidad está a solo unos días de cumplir 37 años. Ha acumulado una gran experiencia en el mundo del golf, con casi 70 millones en ganancias entre ambos circuitos. Todavía busca llevarse su primer grande, pero ya se ha apuntado cincos torneos de primer nivel, además de muchos otros de caracter menor.

El español se partía de la risa cuando se le preguntaba si su póker mejora más con la edad que el golf.

"Mi golf [envejece mejor] seguro," decía. "Si no, sería jugador de póker y no golfista."

Los resultados los confirman, si es que sus ganancias en los torneos de póker se pueden considerar un indicador fiable. García logró algunos resultados destacados, sobre todo los $35.000 que ganó por terminar en el puesto 51 del Evento Principal en Bahamas en 2012. Sin embargo, sus $42.590 en ganancias en torneos en vivo están muy lejos, incluso de sus peores años como golfista.

Una cosa que aprovecha de su experiencia en las mesas es el aspecto mental del juego. La paciencia, decía, es algo común a ambas disciplinas. También se requiere una toma de decisiones inteligente, los jugadores deben saber muy bien cuando pasar de un juego convervador a un juego agresivo. Y, quizás lo más importante, los jugadores deben tener recuerdos cortos.

"A veces sale y a veces no", decía de los movimientos en el póker y el golf. "Solo tienes que seguir adelante, ganes o pierdas."

Mientras que García no deja que su golf se oxide, no puede decir lo mismo del póker. La última vez que se dejó ver fue en el European Poker Tour de Barcelona, justo después de volver de los Juegos Olímpicos, que en Río 2016 albergaron Golf por primera vez desde 1904. El golf ocupó su tiempo el resto de la temporada y el español aseguraba que no había jugado mucho al póker desde entonces.

Preguntado sobre si tiene algún objetivo en el póker, García decía que no es realmente algo en lo que piense demasiado, pero si aseguró que tiene sus ojos puestos en un logro.

"Obviamente, me encantaría ganar una pica," decía.

Divertirse sigue siendo el objetivo principal, y es por eso que no veremos al golfista en eventos como los de $25.000 o $100.000 que llenan los programas de torneos de todo el mundo, cosa que si han hecho otros como Richard Seymour y Kevin Hart, que no han dudado en unirse a los pros.

Aunque 70 millones de dólares dan para pagarse muchos buy-ins de ese nivel, Sergio no se siente preparado para afrontar este tipo de competición.

"Creo que juego un póker decente, pero no lo suficientemente bueno como para afrontar esos eventos," decía. Creo que no tengo suficiente experiencia y si me meto en esos eventos probablemente no sería tan divertido a menos que las cosas saliesen muy bien.

Sergio Garcia: "Me encantaría ganar una pica" 101

Más historias

¿Qué opinas?