Steve O'Dwyer lo vuelve a hacer y suma el título del $10K High Roller del PSC Panamá a su colección

  • Chad HollowayChad HollowayMo NuwwarahMo NuwwarahAdrián DelgadoAdrián Delgado
Steve O'Dwyer lo vuelve a hacer y suma el título del $10K High Roller del PSC Panamá a su... 0001
Sharelines
  • Steve O'Dwyer lo vuelve a hacer y suma el título del $10K High Roller del PSC Panamá a su colección

El PokerStars Championship Panamá $10,300 High Roller reunió un total de 110 entradas en el Sortis Hotel, Spa & Casino y eso ayudó a crear un prize pool de 1.067.000$. El torneo fue el tercer evento con un buy-in de cinco cifras del calendario puesto en marcha durante los últimos 11 días en Panamá City y, cuando todo llegaba a su fin, era Steve O’Dwyer el que se llevaba el título y un primer premio que alcanzó los 240.451$.

La victoria es solo la última muesca en el revólver de O’Dwyer. En 2015, se llevó el $100.000 Super High Roller de la PCA para lograr el mejor premio de su carrera ($1.872.580), un resultado que llegaba solo dos meses después de haber ganado APPT ACOP Super High Roller en Macao por $1.811.638. También ha ganado high rollers en Praga, Australia y Malta, además de haber sido campeón de la Gran Final del EPT9 en Monte Carlo, por la que cobró 1,6$ millones.

O’Dwyer se unía así a Ben Tollerene y Stephen Chidwick, que fueron los otros dos jugadores que lograron vitorias en los high rollers de Panamá. Tollerene ganó a 33 rivales la semana pasada en el $50,000 Super High Roller para hacerse con algo más de medio millón de dólares, mientras que Chidwick conseguía imponerse en el evento $25,000 single-day tras superar a 44 jugadores y elevaba sus ganancias por encima de los siete millones de dólares.

Resultados oficiales de la mesa final

PosiciónJugadorPaísPremio
1stSteve O’DwyerIreland$240,451*
2ndSam GreenwoodCanada$223,149*
3rdFrancois BillardCanada$123,780
4thChris HunichenUSA$100,300
5thFelipe RamosBrazil$80,560
6thAnthony ZinnoUSA$62,690
7thDaian SalasArgentina$49,620
8thSam ChartierCanada$37,880

*Refleja pacto en el heads-up

Cuando terminaba el Día 2, muchos rostros conocidos conseguían colarse entre los 15 jugadores que tenían derecho a premio. Entre ellos estaban Jean Ferreira (15.º - $18.140), Paul Newey (13.º - $19.740), Sergio Aido (12.º - $19.740), Andrew Chen (10.º - $22.400), y Anthony Zinno (6.º - $62.690).

Hunichen se quedó con solo una ciega y busteó dos manos después.

La jornada terminó con solo cinco jugadores, que volverían a la competición para pelear en el último día de juego. Poco duró el five-handed porque, unos minutos después de comenzar, el short-stack Felipe Ramos, último Team PokerStars Pro en el field, veía como sus reyes saltaban por los aires contra los ases de Francois Billard. No hubo monarca en las comunes y Ramos cogía el rail en quinta posición.

Hicieron falta unas cuatro horas para conocer al siguiente eliminado, tiempo durante el que el liderato fue pasando de mano en mano, como la falsa moneda. Después de eso, Chris “Big Huni” Hunichen y Billard se jugaron un flip enorme que esté último conseguía ganar tras ligar en el river con as-dama contra ochos. Hunichen se quedaba con solo una ciega y solo dos manos después se despedía el torneo.

Unos minutos más tarde, Billard volvía a flipear con as-dama, pero en esa ocasión no conseguiría superar a los dieces de O'Dwyer. Eso permitió a O’Dwyer llegar al heads-up con 3,4 millones contra Sam Greenwood, que tenía 1,1 millones.

Sam Greenwood (L) and Steve O'Dwyer
Sam Greenwood (L) y Steve O'Dwyer

Poco después de comenzar el cara a cara, Greenwood logró doblarse con cuatros contra as-rey y tras igualarse los stacks los jugadores decidieron cerra un pacto. O’Dwyer se garantizaba así un premio de 231.862$, mientras que Greenwood conseguía $223.149. Ambos seguirían jugando, aunque lo harían por 8.589$ y el trofeo de campeón.

O'Dwyer confirmó que no había pensado en un pacto hasta que su rival se había doblado.

"Él solo tenía 20 ciegas y estoy bastante seguro de saber jugar contra alguien con 20 ciegas", decía

El ambiente en la sala contribuyó a que se cumpliese el deseo de O'Dwyer de terminar lo más rápido posible. Los aficionados rodearon el escenario principal, donde se estaba jugando el Main Event, y sus aplausos y vitores perturbaron en varias ocasiones la calma del high roller, en el que lo único que se escuchó fueron algunas bromas de Hunichen.

"Cuando lo doblé...había un montón de ruido y eso me levantó un fuerte dolor de cabeza", decía O'Dwyer. "Una vez que no logré eliminarlo en ese bote, estaba encantado de alcanzar un pacto y de salir de la sala."

"Estoy preparado para jugar más. Estaré en más [paradas] durante los próximos meses."

En el primer bote tras el pacto O’Dwyer pilló un farol a Greenwood y unas manos después terminaba con él.

O'Dwyer aseguraba que piensa seguir grindando en los próximos meses y que probablemente meterá más volumen.

"En los últimos meses no he jugado mucho al póker," decía. "Estoy preparado para jugar más. Estaré en más [paradas] durante los próximos meses."

Viendo el éxito que ha tenido en los high rollers, probablemente esta no sea una noticia que ponga demasiado contentos a sus rivales.

Más historias

¿Qué opinas?