Marcin Chmielewski gana el Main Event del WSOP International Circuit

Marcin Chmielewski

Tras un durísimo heads-up entre Marcin Chmielewski y Boris Kotleba, Chmielewski conseguía convertirse en campeón del Main Event del WSOP International Circuit disputado en el King's Casino de Rozvadov.

Llegados a la última jornada, el polaco logró imponerse a field muy complicado para llevarse a casa el anillo de oro y un premio de más de 180.000€.

"Es te torneo fue muy difícil para mi", contaba a nuestros compañeros de PokerNews justo después de su victoria, "pero el heads-up fue aún más complicado. Estaba cansado, mi rival jugaba muy bien y además tenía tres veces más puntos que yo...Le presioné muchas veces y puede que esa fuese la clave de mi victoria. Intenté jugar lo mejor posible y disfruté mucho de la experiencia."

PositionNameCountryPayout (EUR)
1Marcin ChmielewskiPoland€183,350
2Boris KotlebaSlovakia€115,520
3Michal SchuhCzech Republic€82,745
4Jiri HorakCzech Republic€65,170
5Chi Quay HoangGermany€51,205
6Lukasz WasekPoland€39,995
7Przenyslaw PiotrowskiPoland€30,115
8Jeremy WilliamsUnited States€20,995
9Markus PrinzGermany€16,625

La última jornada había comenzado con el alemán Markus Prinz como líder, pero en el transcurso del día se le escapó de las manos y fue pasando por las de muchos otros.

Los malos golpes hicieron acto de presencia durante la fase final, con manos como en la que Jorg Peisert completaba una gutshot en el river para detrozar los ases de Prinz, o la que dejaba fuera a Ngoc Bui Hai tras terminar all in con top pair contra la escalera que había completado en el river Chi Quay Hoang. Eso dejaba el torneo con solo dos mesas.

En se momento, era Kotleba el que marcaba el ritmo, pero se vio superado por el polaco Lukasz Wasek, especialmente después de que este eliminase al favorito del rail, Martin Kabrhel. Ambos habían flopeado set, pero el de ochos de Wasek era mejor que el de cincos de Kabrhel.

Boris Kotleba

A medida que se acercaba la mesa final, la mayor parte del field se quedó petrificado y nadie agarró el toro por los cuernos. De hecho, las seis eliminaciones que dejaron el torneo en la mesa final fueron obra de seis jugadores diferentes, lo que da una buena imagen de la dinámica que se vivía en la mesas por aquel momento.

Todo lo contrario ocurrió en la mesa final, en la que no pasó demasiado tiempo hasta que el primer jugador caía eliminado. Cuando solo se había disputado una mano, Prinz terminaba all in con damas contra los reyes de Wasek y se convertía en el 9.º clasificado.

Jiri Horak tomó el mando eliminado a Jeremy Williams y Michal Schuh se unió a él para poner presión sobre el resto de la mesa.

Wasek estuvo cerca de ellos, pero terminó cayendo en la sexta posición con un premio de 39.995€ justo antes de que Hoang (quinto – 51.205€) y Horak (cuarto – 65.170€) le siguiesen. Eso dejaba a Schuh, Kotleba y Chmielewski en el three-handed.

Al principio, parecía que Schuh se iba a llevar la victoria.

Al principio, parecía que Schuh se iba a llevar la victoria. Una combinación de buenas manos y de buen timming le pusieron por delante del resto.

Sin embargo, no pudo evitar la tercera posición después de que su dama-diez chocase con los ases de Kotleba, lo que le reportaba a él un premio de 82.745€ y daba al eslovaco el liderato.

Kotleba comenzó el cara a cara final con una ventaja de 2 a 1, pero esto llegó a ser de hasta 5 a 1 a su favor. Todo parecía sentenciado, pero de pronto Kotleba se fue desinflando a medida que iban pasando las manos.

Marcin Chmielewski gana el Main Event del WSOP International Circuit 101

Con la fatiga de líder haciendo estragos, Chmielewski presionó y se recuperó, pero lo hizo con algo de suerte. En una de las manos, Kotleba se movía all in con dobles y Chmielewski le pagaba con dieces y un proyecto de escalera interna. El polaco conseguía completar su escalera, pero Kotleba no se dio cuenta y se puso a celebrar hasta que el dealer daba el bote a su rival, lo que le hacía volver a la realidad. Probablemente, ese chasco fue el que terminó por detrozar su torneo.

A partir de ahí, solo parecía cuestión de tiempo que todo terminase. Kotleba parecía hundido y Chmielewski esperaba su momento para poner la puntilla. En la última mano, Chmielewski encontraba una jota en el river y hacía escalera, destrozando así los treses de Kotleba y convirtiéndose en el campeón del torneo.

Más historias

Torneos relacionados

¿Qué opinas?