Philipp Gruissem gana el PSC Monte-Carlo 25.500€ Single-Day High Roller

Philipp Gruissem
Sharelines
  • Philipp Gruissem gana el PSC Monte-Carlo 25.500€ Single-Day High Roller

Philipp Gruissem superó a un duro field para llevarse el PokerStars Championship presented by Monte-Carlo Casino® €25.500 Single-Day High Roller. Para ser exactos, Gruissem fue el que se terminó haciendo con el trofeo, porque el que se llevó el mayor premio fue Steve O'Dwyer, que era el que tenía más fichas en el momento del pacto.

Aún así, si tenemos en cuenta que Gruissem utilizó solo una bala y O'Dwyer gastó cuatro, está claro quién ha sido el que ha sacado más rendimiento a su inversión.

Un total de 58 jugadores se registraron en el torneo y 27 hicieron reentry. Eso elevó el número de entradas hasta 85 y formó un prize pool de 2.082.500€.

PosiciónJugadorPaísEntradasPremio
1Philipp GruissemGermany1€485,135
2Steve O'DwyerIreland4€494,665
3John JuandaIndonesia1€266,550
4Justin BonomoUnited States1€205,100
5Oliver WeisGermany1€162,450
6Mikita BadziakouskiBelarus2€127,030
7Daniel DvoressCanada1€100,000
8Jason MercierUnited States2€78,100
9Nick PetrangeloUnited States2€59,350
     
10David PetersUS1€52,060
11Joao SimaoBrazil1€52,060
Philipp Gruissem

Con niveles de solo 30 minutos y la opción de reentry abierta, la acción fue frenética. El juego comenzó con algo de retraso, pero en cuanto las cartas comenzaron a volar las fichas pasaron de una mano a otra. Cuando el registro se cerraba después de ocho niveles, la pantalla principal marcaba 27 reentries. Dan Colman, Mike Watson, David Yan y Erik Seidel hicieron tres, pero, como ya hemos dicho, fue O'Dwyer el que se llevó la palma con cuatro.

Le costó lo suyo, y no solo euros, engancharse al juego, pero cuando llegaba el descanso de la cena él era el líder de los doce supervivientes, de los que solo 11 iban a pasar por caja. Poco después de que los jugadores volvieran a las mesas, Rafael Moraes se convertía en burbuja de premios cuando su dama-jota no podía completar una escalera. Moraes había empujado sus fichas contra las dobles de Gruissem, que había dado check en el flop.

El jugador burbuja fue un brasileño y el siguiente jugador en caer su compatriota Joao Simao, que perdió con as-siete suited contra los ochos de John Juanda. Eso dio paso a la eliminación de David Peters, que cayó con seises contra el as-rey de Gruissem dejando al resto en mesa final.

Lo que siguió fue una sucesión de eliminaciones. Nick Petrangelo (dama-jota contra as-tres) y Jason Mercier (as-jota contra sietes) fueron víctimas de Gruissem, mientras que Oliver Weis se ocupó de Daniel Dvoress (as-tres contra as-diez) y Mikita Badziakouski (doses contra as-rey).

Weis había estado corto en la burbuja, pero posteriormente fue uno de los supervivientes a tener en cuenta. Sin embargo, la tortilla volvió a dar la vuelta y no pudo evitar su eliminación. Juanda empujó con as-rey desde el botón, Weis hizo lo mismo con ochos en la ciega pequeña, y O'Dwyer pagaba en la ciega grande con jotas para ponerlos a ambos en peligro. Juanda hizo escalera y se triplicó, mientras O'Dwyer se llevaba el side pot con set para eliminar a Weis.

Poco después, Justin Bonomo perdió su asiento tras enfrentarse a Gruissem con rey-dama suited contra cuatros y Juanda siguió su camino cuando su rey-dama no pudo con los ochos de O'Dwyer.

Philipp Gruissem

Llegados a ese punto, Gruissem y O'Dwyer decidieron cerrar un pacto. O'Dwyer recibiría 494.665€ y Gruissem 465.135€. Además, dejaban 20.000€ por fuera que se iban a jugar junto al trofeo.

Después de un par de manos todo había acabado. Gruissem hacía full en el primer all in y escalera en el segundo y contra eso es difícil luchar.

Todavía queda algún high roller más durante el festival, además del Main Event, en que seguimos teniendo españoles en a lucha por la mesa final de este primer PokerStars Championship Monte-Carlo.

Más historias

¿Qué opinas?