El mayor Día 1a desde 2013 se vivió en el primer Día del Main Event de las WSOP 2017

  • Mo NuwwarahMo NuwwarahAdrián DelgadoAdrián Delgado
El mayor Día 1a desde 2013 se vivió en el primer Día del Main Event de las WSOP 2017 0001
Sharelines
  • El mayor Día 1a desde 2013 se vivió en el primer Día del Main Event de las WSOP 2017

Tras un largo verano en el que se han vivido docenas de eventos y se han repartido millones de dólares, el Main Event de las WSOP 2017 se ha puesto en marcha.

El Día 1a comenzaba comenzaba a las 11 de la mañana en Las Vegas con los jugadores dispersados a través de la sala Amazon y de la sala Brasilia del Rio All-Suite Hotel & Casino. En el momento en el que se cerraba el registro, exactamente cuando los jugadores dejaban las mesas para disfrutar del descanso para la cena, 795 habían formalizado su entrada. Eso convertía a esta jornada en el mayor Día 1a desde 2013, cuando participaron 943 jugadores en la primera jornada.

Entre los participantes había tres campeones del Main Event y dos de ellos lograron sobrevivir.

El defensor del título, Qui Nguyen, apareció en los primeros minutos de la jornada, vestido con su gorra de mapache y con su amplia sonrisa, y reconoció que las sensaciones eran totalmente distintas a las de 2016.

"Fue muy diferente," decía. "El año pasado, yo llegué aquí como un chico cualquiera. No estaba nervioso, pero no estaba cómodo, ¿sabes? Este año he vuelto y me siente muy cómodo."

Nguyen pasó buena parte de la jornada en una de las mesas televisadas, donde sacó el repertorio de movimientos que demostró en la mesa final el año pasado.

No todos funcionaron, como cuando lanzó siguió la linea de apostar y hacer three-bet con cinco-seis de diamantes contra un jugador que tenía escalera flopeada. Algo parecido le pasó cuando hizo four-bet contra los ases de Harald Sammer y tuvo que foldear post-flop. Sin embargo, muchos otros si funcionaron y eso le ha permitido pasar al Día 2 con 96.700 puntos.

"En realidad tengo que frenar un poco porque los jugadores saben como juego", reconoció sobre su estrategia. "Así que tratan de pagarme con cualquier cosa, ¿sabes? Así que tuve que echar el freno".

Martin Jacobson, que impresionó a todos los aficionados al póker en 2014 con su impecable demostración en la mesa final, tuvo un mal Día 1a. Pronto se quedó corto de fichas, llegando incluso a publicar en Twitter una foto de sus pocos más de 2.000 puntos.

Con una de las pilas más cortas de toda la sala Amazon durante horas, terminó poniendo en riesgo unos 7.050 puntos en el nivel 5 (250/500/75), el último de la noche. Jacobson se encontraba con malas noticias con sus nueves contra los ases de un rival, pero el flop le traía sus dos outs y le permitiía hacer póker para doblarse. El sueco terminó la jornada con 36.800.

El campeón del Main Event 2008, Jerry Yang, no tuvo tanta suerte. Yang terminó all in poco antes de que se detuviese el juego con as-dama contra dos jugadores, uno con jotas y el otro con nueves. Steven Warburton era el jugador que tenía jotas y conseguía triplicarse mientras que Yang no podía ni rascar el side pot.

Muchos otros acompañaron a Yang en el rail, como el dueño del King's Casino Leon Tsoukernik, Matt Savage, Blake Bohn, Anthony Spinella, Sorel Mizzi, o Dan Shak.

En el polo opuesto aparecían jugadores como el británico Sam Grafton, que terminó la jornada entre los líderes tras un gran inicio de jornada en la que logró llevarse un bote muy importante con color contra el set de uno de sus rivales. finished among the leaders after a great start to the day that saw him win a huge pot early with a flush on the river against a set. Grafton parlayed that into plenty more pots, amassing 600 big blinds and nearly four starting stacks by dinner time.

"Fue un día de ensueño," decía Grafton tras embolsar. "Todo lo que he intentado ha salido bien. Cuando hacía un semifarol siempre encontraba alguno en el river. No me puedo quejar. Estoy encantado con mi stack."

Sam Grafton
Sam Grafton

Sin embargo, aunque sea por poco, los 231.600 no están a la altura de los 276.000 que logró reunir Morten Mortensen. El danés, que tiene 1,1$ millones en torneos en vivo, ya tenía un buen stack en los últimos niveles, pero terminó la jornada de la mejor forma posible, busteando a un jugador y ascendiendo hasta la parte más alta de los chip counts.

Mortensen flopeaba un proyecto enorme con ocho-nueve de corazones y en el turn completaba una gutshot que le iba a reportar buenos beneficios. Su rival se movía all in cuando estaba drawing dead, y el danés le hacía snap-call para llevarse un bote de más de 100.000 puntos.

"Tuve la suficiente suerte para recibir muchas manos jugables y fui capaz de ganar la mayoría de ellas," decía Mortensen cuando temrinaba el día. "Además de ese último bote de la noche, la mayor parte de los botes que he jugado han sido grandes.

"Ahora tengo dos días de descanso, así que voy a ir de fiesta mañana por la noche y luego voy a relajarme hasta el Día 2. Solo tengo cinco veces el stack inicial y se supone que aquí debería haber unos 7.000 jugadores, por lo que todavía queda un largo camino por recorrer."

Entre los supervivientes estaban también algunos españoles como Sergi Reixach (159.700), Raúl Martínez Requena
(94.800), Manuel Sadornil (80.800), Jesús Martínez (130,500) o Lander Lijó (11.000), que el martes tendrán que volver al juego como parte de los 576 jugadores que lograron pasar el corte en el Día 1a.

La siguiente jornada de el Main Event llegará hoy mismo con la disputa del Día 1b, que comenzará a las 11 de la mañana en Las Vegas (20:00 en España) y que podrás seguir en directo con nosotros.

Más historias

¿Qué opinas?