Poker y cine: de la Gran Pantalla a la Mesa final: "El Padrino"

Poker y cine: de la Gran Pantalla a la Mesa final: "El Padrino" 0001

El cine es una gran herramienta para enseñar poker porque cruza barreras culturales de una manera más fácil que otros métodos de enseñanza. Todo lo que se necesita es escuchar los consejos de los dialogos de muchas películas, y luego recordar su relación con el juego del poker. Bueno, esto no quiere decir que en la mesa recites las mejores frases de la película de mafiosos "Uno de los nuestros", pero sí que deberías tener en mente los conceptos que de ella se pueden "aprender".

"El Padrino" es bien conocida por haber enseñado a una audiencia global numerosas frases míticas, de las cuales muchas tienen aplicación en el poker, pero una de las que más se pueden aplicar a nuestro juego es aquella en la que Tom Hagen (Robert Duvall, en el papel de "Consigliere" de La Familia) trata de calmar a Sonny (James Caan, en el papel de primogénito del padrino) después del intento de asesinato del Don.

Interpretada de una manera magistral por Duvall, la píldora de sabiduría de Hagen es un intento para que Sonny vea todo con perspectiva y analice las cosas fríamente, antes de que lance todas las fuerzas de La Familia a una guerra contra otra Familia.

"Esto son negocios, no es nada personal".

Olvídate de lo que ves en la mesa; la mayoría de los jugadores de poker son buena gente.

A pesar de que el "mantra" de "devorar o ser devorado" en el mar del poker pervierte cada aspecto esencial del juego, muchos jugadores actúan de manera diferente cuando están lejos del tapete. Como el objetivo del juego es echar fuera a todos los villanos, el poker empuja a la gente a adoptar roles en la mesa que a veces están lejos de la realidad en la que viven cuando la acción se acaba. En otras palabras, a pesar del hecho de que algunos de los mejores jugadores del mundo se comportan como auténticos cafres en la mesa con su conversación "de coleguilla" y sus payasadas maníacas, en el fondo, son seres humanos íntegros que hacen lo que pueden para mantener su fama y hacer del mundo un lugar mejor.

Un ejemplo claro y que a todos nos viene a la cabeza es Phil Helmuth. A pesar de que saca de sus casillas a algunos jugadores con sus payasadas, Helmuth dona mucho dinero para la Fundación Taser, una asociación cuyo fin es dar soporte financiero a familias de agentes de la ley muertos en acto de servicio y con escasos recursos en EEUU y Canada.

"Al fin y al cabo, sólo es un juego"

Aunque alguien te esté volviendo loco, o aunque estés envuelto en una sesión de pérdidas, tienes que ser capaz de dejarlo correr. La gente que deja que su frustración domine su cabeza, como cualquiera de esos tipos que cogen una pistola y entran en algún lugar concurrido a matar a todo el mundo, son verdaderas bombas de relojería que deben ser evitadas. Esto implica que por muy mal que te estén tratando en las mesas, tienes que olvidarlo tan pronto te levantes. No estamos ya en la época en la que la gente se levantaba, salía fuera y resolvía las cosas con los puños. Hoy, hay gente que lleva cuchillos y hasta pistolas encima. En el mundo hay verdaderos locos y nunca sabes cómo pueden actuar una vez que se levantan de la mesa frustrados. Cuando combinas alcohol, botes perdidos y un mal balance químico en un cerebro, los problemas están ahí, a punto de salir, traspasando la línea en que el stress se transforma en un tilt fuera de control.

Esto no quiere decir que tengas que dejar que otros jugadores (o el dealer) te traten mal, pero sí que debes saber cuando dejar de echar gasolina a un fuego o dejar de "dar caña" a un potencial demente. Siempre hay un director de sala o de torneo al que se puede llamar para intervenir a tu favor y dejar que las cosas se calmen. Lo peor que se puede hacer es tratar de enfrentarte a un inestable, porque hagas lo que hagas, le puede parecer un ataque. Al fin y al cabo, es un juego, y no vale la pena jugarse algo más importante por él.

Juega fuerte o vete para casa.

No estás en la mesa para hacer amigos. Estás sentado ahí para ganar. Esto no quiere decir que te comportes como un idiota, pero sí que tengas en cuenta que no existen amigos cuando estás en una mano. Sepas lo que sepas sobre una persona que está contra tí en una mano, debes usar esa información para tomar las mejores decisiones para tu juego. Concéntrate en el momento, o puedes llegar a fallar. Recuerda, no es nada personal, son negocios.

Más Poker y Cine: "Cosas que hacer en Denver cuando estás muerto"

Para mejorar tu juego y leer más consejos sobre poker, entra en la sección de estrategia de PokerNews España.

Más historias

¿Qué opinas?