PokerStars Caribbean Adventure: Harrison Gimbel se lleva el botín en el Caribe

gimbel

El evento más importante del invierno en el mundo del poker, el Main Event del PokerStars Caribbean Adventure, ha finalizado con un mar de acción y de récords en las Bahamas.

Fueron más de 32 niveles de acción frenética durante siete días para saber quién de los 1.529 jugadores que participaron en el Main Event se proclamaba campeón.

Al final del torneo, todas las fichas estaban delante de Harrison "gibler321" Gimbel, el campeón del PCA 2010.

Aquí teneis una entrevista exclusiva con Gloria Balding, para Pokernews, en la que Harrison se muestra encantado de haber ganado 2,2 millones de dólares con sólo 19 años; cuenta que a su madre no le hacía gracia que fuera a jugar el torneo (de hecho, la saluda en el vídeo, porque aún no la había llamado)... Después, se deshace en elogios para Ty Reiman, y habla de proyectos de futuro: jugar en Europa (en EE.UU. aún no puede, tiene menos de 21 años). Finalmente, resalta con Gloria que no es millonario, sino "multi-millonario":

El Lunes vio a los últimos ocho jugadores sentarse en un set de televisión, recién diseñado para el nuevo circuito de PokerStars, el NAPT (el PCA dejará de ser parte del EPT el año que viene, para ser el evento estrella del North American Poker Tour). Un gran grupo de espectadores estaban presentes en la mesa final, con los habituales amigos y familiares.

Con 2,2 millones de dólares en juego, se esperaba una batalla dura, y los jugadores no decepcionaron.

Aquí está la otra cara de la moneda; el inconsolable (y también millonario) Ty Reiman no podía ni quería hablar con nadie (en la entrevista que le hicieron para PokerStars tampoco miró a su entrevistadora)... Un claro ejemplo de las emociones que se viven en el poker, pero que hay que saber controlar, porque siempre hay gente mirando... El torneo se le escapó en un HU en el que Harrison se lo comió. Literalmente.

A las 12, hora local, las cartas corrían por el tapete. Sólo seis manos después de empezar, Harrison Gimbel y Ryan D’Angelo se jugarían un bote de más de 10 millones de fichas. D’Angelo abría la acción a 220.000, encontrándose con un re-raise a 650.000 de Gimbel. D’Angelo doblaba éste con otro raise, y Gimbel respondía con un all-in. D’Angelo no se lo pensaba mucho, y pagaba el envite. Era un coin-flip por 100 big blinds, ya que D’Angelo enseñaba {j-Clubs}{j-Spades} y Gimbel {a-Diamonds}{k-Diamonds}. El board se pondría del lado del jugador con el big slick.{a-Spades}{q-Hearts}{3-Hearts}{a-Clubs} y {k-Clubs} le daban a Gimbel un full, que le garantizaba un double-up a costa de D’Angelo.

Ocho manos más tarde, Tom Koral era la primera baja. Benjamin Zamani y Ty Reiman limpeaban en la mano, antes de que Koral hiciera raise a 550.000. La acción le llegaba a Reiman, que hacía re-raise a 1,32 millones. Koral iba all-in por sus 3 millones, y Reiman hizo insta-call con {a-Diamonds}{a-Hearts}. No había mucho que Koral pudiera hacer, y con sus {q-Spades}{q-Hearts}, debía de esperar el milagro 2-outer, que no llegó, y se fue a casa con 201.300$ del premio al 8º clasificado.

Zachary Goldberg era eliminado en 7ª posición (300.000$) poco después. Estando corto de fichad, iba all-in con {10-Spades}{10-Diamonds}, y otra vez veíamos un coin-flip, esta vez con Aage Ravn y sus {a-Spades}{q-Diamonds}. El flop fue limpio para la pareja, pero un As en el turn daba fin al torneo de Goldberg.

Ésta es la presentación que nos hacía Gloria de la mesa final, con una breve reseña de los jugadores (teneis más información por escrito en nuestro LIVE REPORT):

Sin embargo, Ravn sería el siguiente en salir. 6ª posición y 450.000$ para él. En un bote a tres, el noruego se enfrentaba a dos parejas con {a-Clubs}{q-Clubs}: Gimbel con {j-Clubs}{j-Diamonds}, y {8-Spades}{8-Hearts} de Zamani. Serían los ochos los que conectaran en el flop del board {5-Clubs}{8-Spades}{7-Diamonds}{2-Spades}{6-Diamonds}.

Con cinco jugadores las cosas se alargaron mucho. Mucha acción y mucho double-up de los short stacks. Finalmente, en la mano número 95, D’Angelo y sus {j-Spades}{j-Hearts} fueron a otro coin-flip contra el {a-Spades}{k-Hearts} de Reiman, que no sólo obtuvieron un proyecto de escalera en el flop, sino que conectaron un {k-Diamonds} en el river, para enviar al rail al que fue destacado chip leader al comienzo del día, con un premio de consolación de 700.000$.

Un poco después, Zamani iba a otro coin-flip con {a-Hearts}{10-Diamonds}. Se jugaba su torneo contra los {8-Clubs}{8-Hearts} de Gimbel, y un {8-Spades} era la primera carta en aparecer en el flop. 1.000.000$ exacto era el premio del 4º finalista.

Barry Shulman, el ganador de las WSOP-E de este año, fue all-in más veces en esta mesa final de las que se pueden contar. Tras 134 manos de poker de supervivencia, enfrentándose a stacks muy superiores al suyo, Shulman, finalmente, hizo su último intento de doblarse con {q-Clubs}{10-Spades}. Gimbel le pagó con {a-Hearts}{9-Diamonds} , y su As alto fue suficiente, en una mesa {5-Hearts}{3-Clubs}{6-Spades}{j-Diamonds}{7-Clubs}, para eliminar a Shulman. (1.350.000$).

Eso dejaba a Reiman y Gimbel en el Heads Up, luchando por el título de ganador del PCA. Reiman tenía 28 millones, frente a los 17 de Gimbel, que además afirmaba que el juego heads-up no es su especialidad; pero no se notaría en este HU, porque durante las 45 manos que duró el duelo en el Caribe, Gimbel tardó unas pocas manos en cambiar las tornas, abusando de Reiman cada vez más.

Gimbel, finalmente, tendría su momento de gloria en la mano número 180. Tras una guerra de raises preflop, Reiman fue all-in con {8-Diamonds}{8-Clubs}, y Gimbel, con sus {10-Clubs}{10-Hearts}, se encontraba en una magnifica situación para ganar. Por si esto fuera poco, el flop le dio un set. Reiman encontraría también una trucha para él también en el turn, pero ya era tarde. Sólo le salvaba el único ocho que quedaba en la baraja, y cuando en la mesa se pudieron ver todas las comunes: {10-Diamonds}{6-Diamonds}{2-Hearts}{8-Hearts}{j-Spades}, se acabó el torneo. Reiman se llevaba a casa 1.750.000$ del 2º puesto.

Eso dejaba a Harrison Gimbel como el campeón de esta edición del PCA. Este Pro de 19 años, de Florida, se convierte en el más joven jugador en llevarse una edición del PokerStars Caribbean Adventure, y sus 2,2 millones de dólares de premio son, de largo, su mejor resultado hasta la fecha.

Así finaliza el Main Event del PCA; puedes seguir toda la acción mano a mano en nuestro seguimiento en directo, que queda archivado para que lo consultes cuando quieras

No te olvides: para vivir el sueño de jugar el PCA, lo primero que tienes que hacer es registrarte en PokerStars.com a través de los links de Es.PokerNews.com. Así te asegurarás de tener, en exclusiva, acceso a bonus especiales, promociones y freerolls que sólo nosotros podemos brindaros.

¿No te llega con visitar Es.PokerNews.com? Únete a nosotros en nuestro grupo de Facebook.

Más historias

¿Qué opinas?