Now Live WCOOP $102,000 Super High Roller

Black Friday: ¿Quién es realmente el culpable?

  • Alfonso CardaldaAlfonso Cardalda
Black Friday: ¿Quién es realmente el culpable? 0001

Después de las recientes acusaciones realizadas contra las tres salas más importantes del mundo, se plantea una sencilla pregunta: ¿Quién tiene la culpa? ¿Realmente son verdad todas las acusaciones del gobierno americano, o simplemente es una caza de brujas? Otra pregunta con difícil respuesta podría ser la siguiente: ¿han traicionado las salas a los clientes que tanto confiaban en ellas?

Las respuestas a estas cuestiones no son sencillas. Creo que la mayoría de los ciudadanos estadounidenses que jugaron en PokerStars o en Full Tilt Poker no tienen ninguna queja de las mismas. Todos conocemos la capacidad de respuesta del soporte de ambas salas, así como la rapidez a la hora de recibir los cash-outs . Tema aparte son Absolute Poker y Ultimate Bet, ya que ambas tienen un oscuro pasado.

PokerStars y Full Tilt tienen buen servicio al cliente. Ofrecen incentivos innovadores. Siempre atienden a las dudas y sugerencias, trabajando día a día para mejorar sus productos. Se tratan de empresas legítimas reconocidas como tales en países como Reino Unido y muchos otros. No dejan de ser modelos de empresas capitalistas y globalizadas, las cuales actúan en todo el mundo y dan servicio a millones de usuarios. Consiguen gran fidelidad de sus clientes, quienes depositan miles de dólares en su cajero y desde allí administran su bankroll. Si cualquier compañía del estilo, sea de telefonía o de televisión por cable, tratara a sus clientes de igual modo, los departamentos de atención al consumidor verían drásticamente reducido su trabajo. (Todos hemos vivido situaciones incómodas alguna vez).

Realmente, el debate va mucho más allá de si el poker online debe legalizarse o no. Es un problema de libertades individuales. Realmente, bajo mi punto de vista, el Estado no es quien para decidir dónde y cómo invertir mi dinero o con qué debo divertirme. Aún es más duro cuando todos los días vemos cómo nos anuncian suculentos premios en apuestas y loterías que sorprendentemente son del gobierno.

No existe ninguna ley federal que haga ilegal el poker online. El termino poker no se menciona directamente en la Unlawful Internet Gambling Enforcement Act. No hay ningún documento legal que indique que el poker en Internet sea ilegal. Como pasa a diario, la ley está abierta a distintas interpretaciones.

El Departamento de Justicia comenzó su investigación sobre la base de la UIGEA y la Ley de Juego Ilegal de 1955. No obstante, en dichos textos no hay ninguna disposición que se pueda aplicar al póker, lo que puede ser un síntoma de que realmente lo que está ocurriendo no deja de ser una auténtica caza de brujas. Durante la investigación se utilizó la información obtenida a través de un acuerdo con Daniel Tzetkoff, el ex jefe de una empresa de procesamiento de pagos llamada Intabill, que realizaba transacciones para las empresas del poker online. El Departamento de Justicia tomó su declaración como evidencia de que las salas estaban defraudando a la hacienda americana, más que por no cumplir la UIGEA.

Analicemos esta acusación de fraude bancario. Realmente asusta ver cómo el gobierno americano se está centrando más en el Black Friday que en la estafa de créditos hipotecarios. Realmente, ¿qué es lo que les preocupa tanto del poker online? A mí personalmente me llama algo la atención. Las salas de poker se movían dentro de la alegalidad. La comunidad del poker online siempre pensó que la UIGEA era una ley un tanto estúpida, por lo que las empresas buscaron soluciones para esquivarla asumiendo un riesgo.

El fraude bancario está seriamente penado en EE. UU. (hasta 30 años de cárcel y multas de 1 millón de dólares). Hay muchos tipos de fraude bancario, en este caso no está muy claro quien ha salido “herido” ya que los sitios de póker no han robado nada a nadie. Si se ha realizado un fraude bancario, lo normal sería buscar una manera para evitarlo, que las empresas sigan con su actividad y que el negocio dé beneficio a todas las partes. El fraude se cometió para evitar la intervención del gobierno en las transacciones de dinero entre las salas y los jugadores, ¿Por qué el gobierno realizaba esta intervención?.

Si las empresas de póker son criminales, Frank Barney no estaría hablando ahora mismo y tirando piedras contra su propio tejado. Frank intentaría evitar que su nombre se relacionara con las salas online en cambio hace unos días declaraba lo siguiente: “El Black Friday es un derroche impresionante de recursos por parte de la administración”, “deberían de ir contra los responsables de que la casas estén vacías (en alusión a la crisis hipotecaria) no hacia los tiene sus casas llenas”. Frank es un político sin temor a la controversia y con una altísima carga moral, hasta el punto de que no huye en ningún momento de la polémica. Seguramente si él pensara que las salas está realizando actividades delictivas alabaría la actuación del Departamento de Justicia y evitaría problemas.

Hay que estar muy atento a las consecuencias de esta situación contra los acusados, aunque resulta interesante ver como las salas en pocos días han recuperado sus dominios y los jugadores tienen de nuevo su dinero. También como los detenidos están ya en la calle.
PokerNews esta siguiendo de cerca todos los acontecimientos en torno a este tema sigue toda la actualidad a través de Twitter y Facebook

Más historias

¿Qué opinas?