Now Live WCOOP $102,000 Super High Roller

Demanda de 900 millones de dólares contra Full Tilt Poker, Phil Ivey y Gus Hansen

Denuncias sobre Full Tilt Poker

El culebrón Full Tilt tiene muchos frentes abiertos. Parece que cada vez más. No paran de surgir noticias sobre la sala afectada por el Black Friday. Aparte del grave error cometido por la Alderney Gambling Control Commission al valorar el dinero incautado por el Department of Justice de los EE. UU., anoche conocimos gracias a Los Angeles Times que Lary Kennedy y Greg Omotoy han demandado a Full Tilt Poker ante la justicia del estado de California por fraude, enriquecimiento ilegal, blanqueo de dinero y actividades mafiosas.

En la querella, no solo han incluido a los de siempre (al director ejecutivo Ray Bitar y a los propietarios Chris Ferguson y Howard Lederer). También han sido denunciados Phil Ivey y Gus Hansen, por su labor en la promoción de la sala y en la captación de jugadores.

Los denunciantes han solicitado 900 millones de dólares en concepto de daños y perjuicios, una cantidad absolutamente desproporcionada, sobre todo, si tenemos en cuenta que Kennedy tenía en Full Tilt 120.000$ y Omotoy, 10$ (sí, 10$, no es un error tipográfico).

La denuncia aún no ha sido admitida por los tribunales californianos. Si fuese pasada a trámite, el escándalo sería mayúsculo, ya que múltiples afectados podrían unirse a los demandantes y muchos demandados habrían de declarar en el futuro juicio.

Mientras se toma una decisión al respecto, la lista de demandas contra Full Tilt no deja de crecer. Estas son las denuncias de las que tenemos constancia:

  • La primera fue la demanda civil de Preet Bharara, fiscal del Southern District of New York contra PokerStars, la red Cereus/Absolute Poker y Full Tilt Poker.
  • La segunda fue realizada en julio por los jugadores de poker Steve Segal, Nick Hammer, Robin Hougdahl y Todd Terry, en representación de otros 100 jugadores, y solicitaba la devolución de 150 millones de dólares a los jugadores americanos.
  • La tercera fue presentada en septiembre ante la justicia de Canadá por el despacho Consumer Law Group, Inc., y solicitó la devolución de 15 millones de dólares a jugadores canadienses.
  • Y la cuarta fue introducida este mismo mes de octubre por la empresa de software Cardroom International contra Full Tilt Poker y contra PokerStars ante tribunales de New York y California, acusando a las salas de impedirles ilegalemente proporcionar software de poker a varias redes de televisión; la empresa denunciante ha solicitado 30 millones de dólares por daños y perjuicios.

No conocemos qué efectos pueden tener estas demandas sobre los proyectos del Grupo Bernard Tapie. Lo que sí parece claro es que la situación se complica cada día más.

Más historias

Jugadores relacionados

¿Qué opinas?