Dinamarca: un ejemplo de regulación inteligente del juego online

Regulación del juego online en Dinamarca

España no es el único país de Europa en el que el juego está en proceso de regulación. Alemania y Dinamarca avanzan también hacia el nuevo mercado regulado.

El pasado jueves, 15 de los 16 estados federales de Alemania (todos menos el de Schleswig-Holstein) aprobaron una nueva ley del juego que, por su carácter proteccionista, ya ha suscitado quejas de las empresas no alemanas del sector que tienen intereses económicos en dicho país. Dichas compañías ya han solicitado a la Unión Europea que bloquee la nueva ley alemana sobre el juego online.

La situación es mucho más interesante en Dinamarca. También el pasado jueves, la Danish Gambling Authority (DGA) anunció que el próximo 1 de enero de 2012 se realizará el tránsito al mercado regulado.

Así mismo, la DGA informó que 38 operadores han obtenido licencias para ofrecer servicios online de casino, poker y apuestas deportivas. Entre dichas empresas se encuentran PokerStars, 888, Betfair, PKR, Ladbrokes, Unibet, Bet24 o Scandic Bookmarkers.

Un total de 180 dominios .dk podrán ofrecer juego online a los daneses. Los operadores pagarán un 25% de sus beneficios brutos. Y habrá restricciones de IP para evitar el juego en operadores sin licencia.

Lo más importante de la regulación danesa es que los jugadores residentes en dicho país no tendrán que enfrentarse solo entre ellos; podrán jugar contra jugadores de los demás países del mundo (excepto los segregados, como Italia, Francia y, en el futuro inmediato, España). Además, los daneses no tendrán limitaciones económicas en sus depósitos. El único requisito que habrán de cumplir antes de jugar será realizar un control de verificación de su procedencia.

Sería un sueño que los políticos de nuestro país tomasen ejemplo de la amplitud de miras de sus colegas daneses. No obstante, salvo cambio de última hora, los jugadores españoles tendremos que jugar entre nosotros y tendremos límites de depósitos.

Más historias

¿Qué opinas?